ArtículosCarlos Miranda PachecoIniciosemana del 16 de JULIO al 22 de JULIO

YPFB, ORGULLO, VERGÜENZA Y PREOCUPACION

El Estado Plurinacional –– sobre la memoria de YPFB de la República, que era orgullo nacional –– ha creado una empresa petrolera estatal amorfa, con el pomposo nombre de YPFB Corporación. Esta corporación periódicamente nos causa vergüenza nacional por ineptitud y corrupción.

Pero como a través de ella el Estado percibe los mayores ingresos nacionales, su comportamiento y desempeño son un problema nacional.

En la década de los 40 del siglo pasado, YPFB comenzó la construcción de la infraestructura petrolera básica de la nación. Inicio con la construcción del oleoducto Camiri – Cochabamba. Este oleoducto, ha sido y es la columna vertebral de todo el sistema y era a su vez, la primera gran inversión que YPFB realizaba desde su creación.

Para ilustrar como fue contratada la obra, me remito a las palabras de Dn. Jorge T. Lavadenz, Presidente de YPFB en ese entonces, escritas en su libro “Dos Generaciones en el Petróleo Boliviano” “Williams me pregunto “si en caso de la negociación que estamos tratando, hay que hacer algún pago a alguien?” “con la misma franqueza conteste no había que hacer reserva de un solo centavo para poder cerrar el trato”.

El resultado fue una rebaja en la oferta. El incidente fue conocido por la industria petrolera ganando YPFB un respeto internacional.

Años posteriores, en diferentes administraciones, YPFB construyo toda la infraestructura existente en el país con la excepción de un gasoducto interno.

En ningún caso se tuvieron incidentes de malos manejos y menos de corrupción.

Siete años es el tiempo que se considera suficiente para aprender cualquier oficio. Han transcurrido casi siete años desde la llamada “nacionalización”. El rendimiento de YPFB Corporación no mejora. Lo que esta sucediendo con las plantas de extracción de líquidos del gas, no solo muestra ineptitud sino que además corrupción y esto es alarmante.

¿Qué está pasando en YPFB Corporación? Están frescos todavía los recuerdos del episodio de corrupción que termino con el entonces Presidente de YPFB Corporación en un penal con una condena de 12 años. Se trataba de la construcción de la planta extractora del gas en Rio Grande con un costo de $us 89 millones.

Ahora, 3 años después, nuevamente la empresa esta envuelta en un proceso de corrupción para la construcción de la misma planta. Esta vez el costo seria de $us 165 millones.

Este nuevo episodio de corrupción que está en investigación en YPFB Corporación, tiene todos los elementos para un culebrón televisivo.

El protagonista es un poderoso ex gerente de YPFB encargado de llevar a cabo el programa de industrialización del gas de YPFB Corporación.

El mencionado ex gerente influyo para que YPFB contrate una empresa consultora gerentada por su hermano que señala el costo de la planta y supervise la construcción de la misma. Influye para que la constructora contrate a la hermana de su novia.

Los fiscales ubican un colaborador del ex gerente que declara haber recibido dinero para aumentar puntaje en la calificación de la constructora.

A ese poderoso individuo se le descubren 2 cajas de seguridad en un banco local con una suma importante de dinero más una, la lista de distribución de mayores sumas. Se siente tan poderoso que declara que su trato es directo con el presidente de YPFB Corporación. Que su tarea era seleccionar el área a comprarse de un sindicato cocalero para la planta de fertilizantes en el Chapare. Debía lograr un trato inicial e informar al Presidente de YPFB Corporación, el cual obtendría la aprobación del Presidente del Estado para cerrar el trato.

¿Y qué hace el gobierno frente a esta grave situación de indicios de una corrupción mayor a la anterior?

Primero trata de minimizar el incidente indicando que “corrupción existe hasta en el Vaticano”. Segundo los fiscales establecen que todo el proceso de investigación será “reservado”.

Los resultados son preocupantes como lo señala Heredia Garcia en el Deber: “La Ley Anticorrupción, Marcelo Quiroga Santa Cruz, parece caer en ‘saco roto’, pues funcionarios públicos de todo rango utilizan una serie de procedimientos para acrecentar su poder, su dinero y su estatus social”.

La Paz, 19 de Julio de 2012

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba