ArtículosInicioMaria Galindosemana del 17 de DICIEMBRE al 23 de DICIEMBRE

Mentira

Es imposible aceptar como cierto el hecho de que la banda de extorsionadores actuaba sin el conocimiento de ministro o ministra alguna, como un ente ajeno al Gobierno. Aceptar esta afirmación como cierta sería una forma de “autoengañarnos” sobre lo que está pasando en el país.

Es imposible aceptar como cierto que la banda de extorsionadores estaba compuesta por un grupo de subalternos que actuaba por cuenta propia para beneficio propio y que fue el ministerio que además les pagaba el sueldo el que investigó el hecho y tuvo el coraje de enfrentar y destapar esos hechos. Aceptar esta afirmación como cierta sería una forma de decir que estamos dispuestas y dispuestos a tragarnos cualquier cosa.

Es imposible aceptar como cierto que la banda de extorsionadores estaba compuesta por un grupo de neoliberales infiltrados en un Gobierno benigno, porque la extorsión que ejercieron nada tenía que ver con una postura ideológica, sino con actos de represión política, intimidación, violación de derechos humanos, violación de derechos constitucionales y abuso de poder.

Es imposible aceptar como cierto que nada tuvo que ver la intervención de la Embajada norteamericana en el destape de la banda de extorsionadores en el país, porque parece ser que el único freno al abuso fue el hecho de que se metieron con un norteamericano, que fue quien movilizó sus redes de poder para realizar una investigación que convirtió estos hechos en inocultables.

Es imposible aceptar como ciertas las explicaciones que nos vienen ofreciendo porque más que explicaciones parece tratarse de una leyenda que van inventando en el camino para hacer tragar a la población hechos espeluznantes e inocultables.

Es imposible aceptar que ni el Presidente, ni el Vicepresidente den una explicación al país de hechos que ponen en tela de juicio al Gobierno mismo. Es inaceptable que dejen todo en manos de un ministro que debería ser de antemano también investigado sólo por el hecho de que si de una banda se trata, su ministerio la acogía.

Lo que sí parece ser cierto es que no hay transparencia alguna en todo esto.

Lo que sí parece ser cierto es que el proyecto político del Movimiento Al Socialismo ha perdido su contenido ideológico y poco a poco se va pareciendo al MIR de los 90.

Lo que sí parece ser cierto es que en el Movimiento Al Socialismo no hay ninguna figura o equipo capaz de organizar una comisión que con autoridad política y ética sea capaz de investigar estos hechos, dar explicaciones profundas a la población y plantear soluciones estructurales a la corrupción que es interna y que es estructural.

Lo que sí parece ser cierto es que la corrupción interna no es un hecho aislado, no es cosa de un grupito de malos contra los buenos, no es cosa de bandas de subalternos infiltrados, no es cosa de neoliberales, sino que es un síntoma de la descomposición política del Gobierno.

Lo que sí parece ser cierto es que el contenido ideológico del proyecto político ha sido abandonado. Parece ser cierto que estamos frente a un proceso no sólo de corrupción, sino de desideologización del Movimiento Al Socialismo. La discusión gira en torno a ventajas y no a posturas y lo que importa es el poder estatal y el control de la sociedad, fin para el cual el contenido ideológico se reduce a propaganda.

Hablar claro es un defecto y saber mentir a la población una virtud. Qué vivan las conferencias de prensa, que deberían ser convocadas en el Teatro Municipal y no en el Palacio de Gobierno, porque si venden las entradas también podrían servir para seguir recaudando plata.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba