ArtículosInicioJimmy Ortiz Saucedosemana del 17 de DICIEMBRE al 23 de DICIEMBRE

OSTREICHER ACELERÓ LA ERA DEL MOCOCHINCHI

«Sostengo que a los imputados en el caso Rózsa-Soza les paso y le está pasando lo mismo que a Jacob Ostreicher. La única diferencia es que ellos no tienen un par de poderosos Estados, ni a Sean Penn, que los proteja de las injusticias».

() Noticia: Red de extorsión ensombrece la gestión gubernamental del MAS (El Diario 16-12-12).- La red de corrupción y extorsión ha marcado de forma negativa la gestión del gobierno del MAS en este 2012, según un sondeo de percepción que realizó EL DIARIO a habitantes de las ciudades de La Paz y El Alto.

() Comentario: Éste trágico episodio nos avergüenza a todos. El mundo civilizado observa azorado las cosas que pasan en Bolivia, éstas y las otras. La comunidad internacional nos mira como un País salido de la pluma surrealista de Gabriel Garcia Márquez.

Hoy estamos próximos a ingresar oficialmente en la era del Mocochinchi. Aunque en realidad comenzamos el 22 de enero de 2006, con la llegada al poder de Evo Morales. Allí comenzó la historia, con el discurso de posesión cargado de odio y de resentimiento.

Luego comenzaron los atropellos a la democracia, los derechos humanos y las instituciones republicanas. La seguridad jurídica se fue el tacho. Se exacerbaron como nunca los odios raciales y regionales, imponiendo un nuevo colonialismo Aimara. Desde el principio mismo se mostró la corrupción pública, la brutalangurria de los plurinacionales por el dinero fácil y la incompetencia de sus burócratas. La cleptocracia masista comenzó a hacer sus primeras armas, para salir rápido de 500 años sin melea.

Se atacó sistemáticamente a los medios de comunicación y a la Iglesia Católica. A sangre y fuego se hizo una nueva constitución a la que no obedecen. La cadena coca-cocaína floreció como nunca, disparando a niveles impensados, la inseguridad ciudadana. Los carteles internacionales sentaron sus reales entre nosotros.

Su discurso indigenista y pachamamista cayó luego en saco roto, entre Chaparina y el TIPNIS. El Estado empresario volvió de la historia para fracasar nuevamente, fomentando el clientelismo, haciendo rica a la militancia sin escrúpulos.

Y al no poder doblegar la resistencia democrática, apelaron a sus armas más innobles, la judicialización de la política y lasvictorias militares de Qananchiri contra su propio pueblo, para romper el Empate Catastrófico.

Y precisamente de estas dos armas nace la estructura delincuencial que hoy asola Bolivia. Todo comenzó con el invento del caso Rózsa-Soza, poco después del Cerco a Santa Cruz del 2008. Este juicio, su discrecionalidad y el apoyo político de alto nivel, fue el que abrió los ojos a los extorsionadores de esta camarilla con metástasis en ministerios (uno de ellos el mismo del Gral. Sanabria) y en el poder judicial. Incluso un abogado de nuestro propio foro les sirvió de «contacto». El modus operandi se diseño para atacar a los cruceños.

Sostengo que a los imputados en el caso Rózsa-Soza les pasó y les está pasando lo mismo que a Jacob Ostreicher. La única diferencia es que ellos no tienen un par de poderosos Estados, ni a Sean Penn, que los proteja de las injusticias.

Si con los cruceños del supuesto «terrorismo»; que no mató a nadie, «le fue bien económicamente», con Jacob Ostreicher se pillaron con la suela de su zapato.

(18122012)

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba