ArtículosIniciosemana del 28 de ENERO al 3 de FEBREROWalter Reynaga

SOLIDARIDAD INTERESADA Y DESINTERESADA

“Dinero, dinero, dinero: ¿de qué sirve que los millonarios lo donen? | hora25.net”(1)

A los pobres nos parece que el dinero lo es todo. Y cuanto más pobres somos, más estamos dispuestos a pensar que tener dinero es la mayor maravilla. Y que teniendo dinero podríamos llevar una vida maravillosa. Más y mejor comida, más y mejores parejas, más y mejores «amigos» y ahijados, más prestigio y poder, disfrutar de la vida sin límites… etc. etc. Pero, los ricos pueden no pensar así. Porque pudieran haber podido ver que la capacidad de disfrute del hombre tiene límites. Y que tener buen dinero no había sido tan maravilloso.

¡Cuánto, cuánto siempre puede uno disfrutar de comer, de la mujer, del sexo, del amor, de la amistad y el prestigio social y el poder y la fama… y la buena ropa y el trago fino y la felicidad…! La capacidad humana tiene límites, y en esto también hay límites. ¿No han leído de noticias que dan cuenta de gente rica, poderosa, famosa y hermosa, que lo tiene todo… no le falta nada y que se suicida? El espíritu humano es insaciable y hay cosas que el dinero no puede comprar. O, sí puede «comprar», pero no comprando, sino dándolo, entregándolo simplemente a quién lo necesita o a quien sea. Y hay gente que hace esto, al parecer sólo para sentirse bien. Uno de los que más dinero da en esos términos es el dueño de Microsoft, y hay algunos más que hacen fama de este modo.

Pero, pero hay gente que lo entrega anónimamente. Y esto si que es notable. Hace algunos meses, unos periodistas en E.U., luego de investigar, encontraron e identificaron a un multimillonario que entregaba su dinero en beneficencia de este modo, ocultando su nombre. Le preguntaron porque lo hacía, y éste dijo algo muy simple: que un buen día le pareció que tenía mucho dinero, demasiado dinero, y, que decidió compartirlo. Le preguntaron por sus hijos, y el hombre respondió: que no necesitan su dinero, y que si querían más, que trabajaran.

Este tipo de hechos no se dan con quienes se hacen ricos desde el poder. ¿Han sabido alguna vez de nuestros políticos enriquecidos donando unos centavos en las campañas que se hacen para socorrer víctimas de desastres naturales? Pues yo no. No lo he visto ni en Sánchez de Losada ni en Banzer, ni en Paz Estenssoro… ni en Evo Morales, Linera o Mesa… Ni se de este tipo de conducta solidaria en los presidentes norteamericanos, ni de ningún otro lado. ¿Por qué será? La solidaridad es realmente solidaridad, cuando el favor que se hace sale del bolsillo de uno, de su propio dinero. Solidaridad no es disponer por ley bonos y granjerías para los pobres… con dinero ajeno.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba