ArtículosDaniel A. Pasquier RiveroIniciosemana del 15 de ABRIL al 21 de ABRIL

DE LA REVOLUCIÓN Y LA IMPOSTURA

mnr-904

El 9 de abril ha sido una fecha oportuna para divagaciones y también algunas reflexiones. Sorprende, y ya es de enorme mérito, que después de 61 años una institución política, un partido nada menos, mantenga vigencia, estructura y vitalidad, sin compararlo a otros tiempos. Casi todos sus compañeros de ruta han desaparecido. La historia, o la voluntad del pueblo boliviano, ¿no ha sido benévola con ellos?De los que sobreviven, hay quien lo lleva con dignidad, no falta quien se aferra a glorias o sueños pasados y, sacando fuerzas de flaqueza, trata de salir al menos en la foto. Triste constatación. Así es la vida.

En Santa Cruz a la marcha no le faltó acompañamiento, aplausos durante el recorrido, la “V” de la victoria, la misma de W. Churchill para los momentos más dramáticos durante la resistencia de Inglaterra alas bombas de Hitler, y los acordes del “Viva el Movimiento, Gloria a Villaroel”. En la Plaza 24 de septiembre, frente a la estatua de Ignacio Warnes, esperaban militantes, peroademás dirigentes y representantes de otras tiendas políticas, locales y nacionales, asambleístas y parlamentarios. Abanderados de la democracia, escudriñando alternativas.

Obvio, faltó el MAS. Carecen todavía de sentido histórico, para reconocer méritos a una institución política con la que tendrá que convivir por un buen trecho.Bolivia debe superar la división, el enfrentamiento y el resentimiento. Aunque no somos de otro planeta. Basta recordar la II República en España y el millón de muertos antes de parir la democracia y la autonomía actual. Y a los países “ilustrados”, viajeros continuos entre guerras, algunas de ellas, conflagraciones mundiales.

El choque es entre revolución e impostura. Hay que reconquistar el Estado de Derecho, que el 2013 ha quedado en papeles. A la CPE, se la burla. Si discrepar, opinar, es motivo de persecución, encarcelamiento, exilio o, muerte, eso, en cristiano, significa que no existe tal Estado de Derecho. En siete años cerca de cien muertos por razones políticas, más de 300 los ajusticiados por una mal llamada “justicia” comunitaria; se ha retrocedido en derechos humanos, libertades básicas, económicas, políticas y culturales, tanto individuales como colectivas. El uso del poder no tiene freno, yfalta cultura democrática en amplios sectores del país. Pensar, puede convertirse en delito.

Los Pueblos Indígenas, pisoteados. Pueden ser burócratas, pero no serespetan derechos conquistados con sacrificio, contra gobiernos de todo pelaje. El ejemplo más dramático, no el único, es el de los indígenas originarios del TIPNISñ; corren el riesgo de desaparecer, al mismo tiempo que su hábitat natural, el Parque IsiboroSécure. Después de 50 años protegidos con leyes y tratados internacionales, están al borde de la extinción, un genocidio anunciado.

Resolver, positivamente, este caso, es tarea impostergable, de orden jurídico político pero, fundamentalmente, ético. El gobierno sigue en sus trece, y con la Ley 222 promueve, tarde, una Consulta. Según la OIT y NNUU debe regirse a protocolos y estándar nacional e internacional: “previa, informada y de buena fe”. A pedido de los indígenas, sale a luz un informe, ¿Cómo se realizó la “consulta” del gobierno? (Iglesia Católica, a través de PASOC y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, marzo 2013). Pone los pelos de punta y la indignación crece en la medida que se lo estudia en detalle. El gobierno ha engañado a los indígenas y al pueblo de Bolivia; ha mentido,falseado los datos, abusado de la ingenuidad indígena y atropelladosu dignidad.

Hay que recuperar eficiencia, profesionalismo, transparencia y honestidad, en unos años de bonanza.Urge aplicar la Ley SAFCO. La meritocraciano debe entenderse como signo de discriminación, la experiencia no implica sospecha, que al conocimiento no se lo tome como ventaja burguesa ni a la transparencia como requisito colonial. La mesa parece servida para la corrupción. ¿Quién responderá por los 85.000 millones de dólares (MD) que han entrado en seis años? No hay un solo proyecto de magnitud que justifique las arcas vacías. Las RIN con sus 14.000 MD solo da cuenta de lo comido por lo servido,dado el incremento de deuda pública externa e interna.

Descentralizar el Estado, como dice la CPE, con Autonomías (hay que leer y tratar de cumplir al menos el Primer Artículo).Hoy se ha convertido casi en “misión imposible”. El gobierno central, el MAS y Evo Morales han hecho campaña contra la autonomía, manejan el 88% de los recursos del Estado, peor que en tiempos de dictadura, ydejan el 12% para 9 gobernaciones, 350 municipios, universidades e indígenas.

El “pacto fiscal”, ¿imposible?, pero necesario. Ya hay iniciativas. Caso contrario, habrá que conquistar al Presidente quien, en una sentada, da para cancha, coliseo, estadio de futbol, o un teleférico de 230 MD, sin necesidad de proyecto ni licitación, y por encima de las Alcaldías. ¿Hacer lo mismo, para conseguir escuelas, hospitales, equipamiento, ítems?. Dinero hay, se gastaron 50 MD en reactivar Karachipampa, funcionótres semanas; ¿qué decir de las Plantas separadoras de líquidos, de Licuefacción del gas y su regasificación o, el paradigmático, Planta de Urea y Amoníaco en Bulo Bulo, por 840 MD sin contar carreteras, tren, etc.?

Los resultados no cuadran. Se reciben seis veces más recursos y seguimos en el puesto 108 en IDH (PNUD, 2013), estancados. De 2011-2012,sin mejoría, de0.671 a 0.675, cuando de 1980-2000, antes de la bonanza, la esperanza de vida pasó de 52 a 63 años, 10 años después, 66; y el promedio de escolaridad de 4.5 años a 7.4, hoy 9.2.

Es que la impostura se mueve detrás de espejismos.El reto es mayúsculo, supera la capacidad de un partido o de un caudillo. El Dr. Paz caracterizó a su partidode “ser capaz de encontrar en cada tiempo lo que el país necesita”. ¿Se capaz de articular la convocatoria a la unidad? Al parecer, a eso apuntó el 9 de abril.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba