ArtículosClaudio Ferrufino-CoqueugniotIniciosemana del 15 de JULIO al 21 de JULIO

Snowden sí y no

Snowden sí y no

El venezolano Laureano Márquez se divierte ante la idea de un Snowden asilado en Venezuela cuando su fama se opaque y tenga que lidiar con la escasez y otras vainas. Cuando le diga el tendero portugués que sándwiches para llevar no existen, solo allá, “de donde viene usted”. O cuando palacio ya no pague su hotel.

Su país carece, según él, de las condiciones para semejante movida. Pollinos jugando a burros, afirma. ¿Y Bolivia?

Bolivia sufre alucinaciones. Pareciera que los efluvios de la hoja “sagrada”, que ya bastante nefastos han sido en nuestra historia, según el Che y Eduardo Galeano, se apoderaron del espacio y que, sumados al alcohol, las prácticas alcoholeras de una mezcla de religión y paganismo y el narco, han enviado de forma prematura al ocaso el futuro.

Anuncian que el vicepresidente va a hablar en CNN en español. Aparece, elegante, sin poder ocultar la satisfacción casi infantil de estar a vista de millones. Todos tenemos vanidad, pero algunos exageran. O somos políticos o somos modelos, diría un pensador chino afilando la guadaña para castigar las “desviaciones” de todo tipo. Allá él, el vice no el chino, con sus debilidades. Yendo a lo importante, anunciaba pruebas de la conspiración norteamericana en contra del “presidente Evo” (demasiado similar con el “presidente Gonzalo” de la locura peruana). “Prueba”, dice el diccionario, es la razón o argumento con que se demuestra la verdad o falsedad de una cosa, y lo que García mostró eran comentarios de una senadora republicana y de un periodista austriaco. ¿A qué jugamos, señor? ¿A engatusar a una población ignorante -porque los otros deben desternillarse de risa? Una prueba es un papel firmado, documentos, filmes. Para la idiosincrasia boliviana, la farsa equivale a grandeza, a que al fin, gracias al presidente, se ha puesto en alto el nombre del país. Falso. Este circo desnuda incapacidad, inmadurez, a que en Bolivia todavía se distrae a nativos con cuentas de vidrio. Ni siquiera estado de descomposición, sino subdesarrollo mental.

Dmitri Yevstáfiev, en RUSIA HOY, analiza si el caso es un fenómeno geopolítico o una provocación. Cree que podría ser una jugada de la derecha norteamericana para descalificar a Obama, sobre todo a su idea, que pronto iba a explicitarse en foro internacional, para la reducción de armamento estratégico. Favorece a Putin, claro, pero sobre todo a los “halcones” de Washington. Esta figura de “paja” (Snowden), sirve hoy, pero su peso a la larga es inútil. Lo del espionaje de USA con sus aliados europeos: brisa intrascendente.

Pero en América Latina, con gobiernos que han hecho del teatro una manera de vida, y de enriquecimiento, se ha tomado el asunto hasta inverosímiles límites donde la forma ha reemplazado a la esencia. Para pueblos idólatras, bien gracias, pero para quien piense, parodias de regímenes despóticos y de obsoletos caciques. Tarde o temprano se sabrá, y espero se castigue.

Mientras en Bolivia se sueña con glorias que no existen (ni la del presidente, del estado, de la plurinación), los hilos -la trama mejor- van por sendas escondidas para su miopía, ajenas a su ceguera. Unos viven en la tierra, otros en Avatar.

Especulaciones van y vienen. Snowden “plantado” por la misma CIA en un país ALBA, con la vista fija en Irán, no en los payasos locales, infiltrado para consumir desde adentro. Snowden, del cual la contrainteligencia cubana pasa el dato a agentes enemigos que está en el avión presidencial boliviano. ¿Por qué? Porque la jugada era trasladarlo en Cubana hasta La Habana y de allí a Caracas; querían ver la reacción. En ese caso Evo Morales como el peón del tablero, la ficha prescindible y sacrificable, y, casi seguro, sin saberlo siquiera. Total, era obvio que daría un espectáculo de María Magdalena, mientras el mundo avanza, torvo y sombrío, con expectativas reales, no ficciones.
15/7/13

_____
Publicado en El Día (Santa Cruz de la Sierra), 16/07/2013

Imagen: Caricatura rusa alusiva al supuesto viaje de Edward Snowden a La Habana

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba