ArtículosIniciosemana del 7 de OCTUBRE al 13 de OCTUBRE

El fin de la fiesta de los emergentes, especialmente peligroso para América Latina

Por: FEDERICO STEINBERG PARA INFOLATAM

No cabe duda de que el entorno económico internacional está plagado de incertidumbres. No se trata tanto de que existan riesgos, que también abundan, sino que destaca el carácter impredecible de los acontecimientos. Así, mientras que hace tan solo unos meses a los países emergentes (y sobre todo los latinoamericanos) les inquietaba el recalentamiento de sus economías y la apreciación de sus tipos de cambio en el contexto de la “guerra de divisas”, hoy están preocupados por el desplome de sus monedas y las salidas de capital, que para los más pesimistas presagian nuevas crisis financieras.

La causa de este súbito cambio de las expectativas hay que buscarla tanto en el anuncio del cambio de signo de la política monetaria estadounidense como en las políticas de austeridad en la zona euro. En el primer caso, el anuncio de que la Fed se está planteando comenzar a retirar los estímulos monetarios ha llevado a los inversores a anticipar tipos de interés más altos en Estados Unidos, por lo que los capitales han volado hacia los activos norteamericanos.

En el segundo, como en la austeridad en los países de la zona euro ha generado una caída de la demanda interna que ha conducido a importantes superávit comerciales, algunas economías emergentes han pasado a tener déficit por cuenta corriente, lo que los hace mucho más vulnerables ante lo que los economistas llaman sudden stops o reversiones súbitas de los flujos de capital.

En todo caso, y más allá de que es poco probable produzcan crisis financieras generalizadas en estos mercados porque los fundamentales macroeconómicos continúan siendo relativamente sólidos, sí parece claro que se abre un nuevo periodo para los emergentes en general y para América Latina en particular.

Si efectivamente nos encontramos ante un punto de inflexión que lleva a una situación de menor liquidez global, menor crecimiento del comercio internacional y menores precios de las commodities (estos dos últimos elementos derivados del menor crecimiento en Asia emergente) podrían ponerse de manifiesto grandes vulnerabilidades en algunos países de la región.

Primero, porque han sido pocos que han utilizado los ingresos extraordinarios de estos años para aumentar sus tasa de ahorro e inversión o diversificar y modernizar sus economías, lo que aumenta su debilidad ante shocks externos y, muy especialmente, ante caídas de los ingresos fiscales que despierten dudas sobre su estabilidad macroeconómica.

Segundo, porque la mayoría de los países de la región son, junto a Rusia y los países africanos, los únicos que se han mantenido fuera tanto de las nuevas cadenas de suministro globales como de los nuevos mega-acuerdos comerciales que están en marcha (EEUU-UE, Partenariado-Transpacífico, etc.), lo que les resta margen de maniobra para contrarrestar una posible caída del crecimiento a través de ganancias de comercio.

Y, por último, porque a lo largo de los últimos cinco años todos los países latinoamericanos han utilizado (adecuadamente) el margen de maniobra fiscal y monetaria del que disponían para adoptar políticas contra cíclicas y suavizar el impacto de la Gran Recesión pero, a día de hoy, prácticamente no les queda margen.

Por lo tanto, se vuelve a poner de manifiesto la importancia de la planificación estratégica a largo plazo a la hora de plantear el modelo de crecimiento, ya que a las épocas de vacas gordas siempre siguen periodos de vacas flacas. Afortunadamente, dado el auge de las clases medias latinoamericanas (que tiene cada vez más capacidad de consumo) y que varios países (desde México hasta Chile pasando por Perú o Colombia) sí han sido capaces de mejorar en cierta medida las políticas públicas para asegurar un crecimiento más sostenible, todo parece indicar que América Latina, aún con dificultades, podrá capear el temporal.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba