Iniciosemana del 28 de OCTUBRE al 3 de NOVIEMBRE

En los 56 años de aniversario: El Comité Cívico Femenino de Santa Cruz rinde homenaje a su historia a través de sus ex Presidentas

El 31 de octubre de 1957 el Comité Cívico Femenino de Santa Cruz surgió del liderazgo de un grupo de valientes cruceñas a la cabeza de Elffy Albrecht Ibáñez, cuyo civismo y convicción democrática contagió a los otros espíritus de su tiempo.

La historia de un pueblo no puede ser contada sin sus mujeres y ha sido fundamental la contribución de las líderes cívicas para avanzar en todos los ámbitos y para hacer de Santa Cruz una tierra próspera y con mucho futuro.

Mujeres que con su voluntad, Fe, imaginación y sus propias fuerzas, han representado un papel clave en la construcción de su pueblo y participado activamente en el desarrollo social.

Cada una de las Líderes Cívicas que han conducido desde la Presidencia el Comité Cívico Femenino, ha marcado la vida e historia del Departamento de Santa Cruz  y de Bolivia; con voz propia, principios, sentido del bien común y el compromiso por la verdad.

Dar a conocer una parte del quehacer de cada ex Presidenta cívica es una manera más de contar nuestra historia, de reconocernos.  El aporte de estas valientes mujeres, debe ser difundido en el presente y guardado para ser consultada por las futuras generaciones.

Es de justicia rendirles este sentido homenaje a estas valerosas y apreciadas mujeres cruceñas por ese aporte a todos nosotros, generaciones que provenimos de su valor, ejemplo y enseñanzas.

Muchas gracias.

Mary Olivia Vincenti de Mansilla

Presidenta

Comité Cívico Femenino de Santa Cruz

Santa Cruz, 31 de octubre de 2013

 

Las ex Presidentas del Comité Cívico Femenino de Santa Cruz

Por Mary Olivia Vincenti de Mansilla y Maria Alejandra Barbery Zanutti

Septiembre 2012

Elffy Albrecht Ibáñez.

Fundadora y Presidenta del Comité Cívico Femenino 1957 –  1958, y 1970.

 

Fue educadora desde el ejercicio del profesorado y también fue la primera mujer cruceña abogada.

Fundadora, el 31 de octubre de 1957, de la “Unión Cruceñista Femenina”. Heroína de la defensa del derecho al 11% de regalías por concepto de los hidrocarburos para Santa Cruz. Ese día convocó y reunió a más de 5.000 mujeres cruceñas, sin distinción de clases sociales ni edad en la plaza Blacutt, que se sumaron al Cabildo abierto que tuvo lugar en la plaza principal 24 de septiembre, una vez concluida la sesión ordinaria quincenal del Comité pro Santa Cruz. Los discursos se hicieron desde una máquina de construcción. Hicieron uso de la palabra Melchor Pinto Parada, Carlos Valverde Barbery, Elffy Albrecht Ibáñez, Hernando Sanabria Fernández, José Ortiz Mercado, Darío Soruco, Ernesto Wende, entre otros notables ciudadanos.

El 6 de diciembre de 1957 encabezó la primera huelga de hambre en Santa Cruz, junto a 100 mujeres en el Salón de Actos de la Alcaldía, que se masificó con mujeres de todos los sectores sociales de la ciudad, bajo los signos de “Lucha, Fe y Solidaridad”; en salvaguardia de los intereses de su región y exigiendo vivir en un pueblo libre y en paz.

Junto a Giselle Bruun Sciaroni, en aquellos años emprendieron el viaje en avioneta hasta el Departamento del Beni, para ayudar a organizar la realización de un Cabildo y lo lograron.

Elffy Albrecht Ibáñez fue detenida violentamente y trasladada a las celdas de la Policía. Anoticiada la población del abuso cometido, unas quinientas mujeres se congregaron frente al edificio policial, exigiendo la libertad de la líder femenina hasta lograr ese objetivo.

Albrecht junto a los dirigentes cívicos fueron obligados a salir al exilio, a su regreso la valerosa líder cívica reorganizó la “Unión Cruceñista Femenina” como “Comité Cívico Femenino de Santa Cruz” en 1970.

Participó también en la fundación de la Asociación de Mujeres Profesionales.

En 1973 recibió la condecoración nacional de la “Gran Orden Boliviana de la Educación”, premio como servidora de la Educación, a favor de la niñez y la juventud boliviana.

 

Mercedes Ortiz Saucedo de Valdivia.

Fundadora y Presidenta del Comité Cívico Femenino. 1971 – 1973, y, 1987 – 1989.

 

A la edad de 21 años, fue promovida por mujeres líderes cívicas como Elffy Albrecht, Felicidad Urdininea, entre otras, y nombrada Presidenta del Comité Cívico Femenino de Santa Cruz, en 1971.

Ortiz inició los pasos hacia la consolidación institucional, presentando el proyecto de Estatuto Orgánico para comenzar la gestión de obtención de la personería jurídica.

Durante su mandato cívico, forjó el Centro Médico Anita Suárez de Leigue, construido en la zona en dónde generalmente la ex Presidenta cívica la Sra. Suárez de Leigue desarrollaba un gran trabajo social.

Impulsó las Cooperativas de Mujeres, impulsando así un sistema de ahorro que permitió a mujeres de barrios periféricos acceder a los servicios de luz y agua. Una vez hubo agua, entre las diversas capacitaciones, se procedió a instruir a los Sub Comité de Barrios para crear una huerta administrada por las mujeres. Su gestión se caracterizó por lograr mejores condiciones de vida a mujeres y niños de sectores asolados por la pobreza.

En 1987, por segunda vez es elegida Presidenta cívica. Durante su segunda gestión, realizó el 1er. Congreso Cívico Femenino Nacional en Santa Cruz bajo el lema “Los Comités al servicio de los pueblos”, las conclusiones del mismo fueron posteriormente entregadas al entonces Presidente de la República.

En homenaje a la profesora y abogada Elffy Albrecht Ibáñez, promovió la construcción de un monumento en conmemoración a la histórica heroína cívica.

A la cabeza del Comité Cívico Femenino brindó apoyo a la Iglesia católica en el recibimiento de la visita del santo padre el Papa Juan Pablo II. Su gestión fue parte activa de la organización de la llegada del Sumo Pontífice.

Organizó la campaña “Por una vida mejor” incentivando la importancia del consumo de leche para los niños. Emprendió diversas capacitaciones a mujeres de barrios, como: cultivo de legumbres para el autoabastecimiento.

Llevó adelante una ardua y significativa campaña para la erradicación de la drogadicción, logrando que las autoridades actúen. En su gestión logró -después de constantes protestas- que el Ministerio de Salud creara un organismo de prevención y rehabilitación: COPRE.

Gracias al aporte como institución cívica femenina se consiguió construir y equipar la residencia de hermanas religiosas que prestaban servicios humanitarios y muchas veces de enfermería, a los enfermos en el Hospital San Juan de Dios.

Se construyó y equipó el Centro Piloto de Rehabilitación Mirette de Bruun que hoy – comúnmente – se conoce como la Comunidad Encuentro; en homenaje a la intelectual, maestra de francés y activista cívica cuya causa era el servicio educacional cruceño.

Anita Suárez de Leigue.

Fundadora y Presidenta del Comité Cívico Femenino 1974 – 1977.

Formó parte de las mujeres cruceñas que constituyeron la “Unión Cruceñista Femenina”, creada bajo los signos de “lucha, fe y solidaridad”, para respaldar a todo el pueblo cruceño en defensa de sus intereses y sus propias necesidades. Participando activamente como protagonista en la defensa del 11% de la regalías petroleras que por derecho le correspondían a Santa Cruz.

Integró el primer Directorio de la “Unión Cruceñista Femenina” (hoy Comité Cívico Femenino) que estaba conformado por: la Presidenta: Elffy Albrecht Ibáñez; la Vicepresidenta: Alicia Ribera de Cerruti; la Secretaria General: Giselle Bruun Sciaroni y la Secretaria de Hacienda: Anita Suárez de Leigue.

Durante su gestión como Presidenta del Comité Cívico Femenino a partir de  1974, se crearon las brigadas para la atención de los damnificados por las inundaciones e incendios que se suscitaron en la época.

Continuó y expandió el trabajo de la institución cívica en los barrios, destacándose en procurar asistencia a los enfermos con un significativo trabajo por la salud de la población. Logró la instalación de una red de agua potable en la zona oeste de Villa Norte proveyendo de ese servicio básico a los vecinos.

Defendió con ahínco el proyecto de construcción de una carretera que uniría los océanos Atlántico y Pacífico, que atravesaría Santa Cruz y la vincularía de manera directa con la ciudad de Corumbá del Brasil.

Fue la principal impulsora a la cabeza del Comité Cívico Femenino del asfaltado de la avenida a Cotoca, al santuario de la Virgen Maria “mamita de Cotoca” patrona espiritual de los cruceños, que a la fecha no era más que un camino de tierra lleno de pozos de arena intransitable en tiempos de lluvia.

Posteriormente se desempeñó también como Vicepresidenta del ente cívico. En homenaje a Anita Suárez de Leigue se erigió un monumento promovido por las damas cívicas en 1996.

 

Isabel Saavedra Añez.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1977 – 1978 y 1978 – 1979.

 

Promovió la elaboración del Reglamento Interno del Comité Cívico Femenino. Continuó y expandió el trabajo de la institución cívica en los barrios de la ciudad, gracias a la creación de los Sub-Comités de Barrios, incentivando desde la institución cívica, la creatividad y emprendimiento de las mujeres, desarrollando una diversidad de cursos entre ellos de manualidades y la realización de cursos de liderazgos.

Para los Sub-Comités de La Guardia, Villa Brígida y Villa Warnes, se gestionó la construcción de un centro médico, una posta sanitaria y un jardín de infantes (Kinder). Se desarrolló un especial trabajo de asistencia con las mujeres de la tribu Ayorea Zapocó, aplicando un programa de integración. Obtuvo que la Alcaldía ceda un terreno para la construcción de un albergue para la comunidad Ayorea.

Llevó a cabo programas relacionados con la nutrición junto a la Cruz Roja y la Asociación de Pediatría de Santa Cruz que consistía en la dotación de leche en escuelas, dotación de 10.000 raciones de alimentos para niños de barrios empobrecidos.

Organizó un programa de televisión denominado “Educación y Prevención de Drogas”. A la cabeza del Comité Cívico Femenino gestionó con la Presidencia de la República un centro de rehabilitación.

Promovió una campaña de limpieza de la ciudad junto a 60 mujeres, con la anuencia del Alcalde la época Fernando Sattori, logrando que la Alcaldía acompañe la misma, asimismo consiguió la construcción de parques en las unidades vecinales No. 2 y No. 27, en el barrio La Chacarilla.

Saavedra Añez también destacó como Educadora, por el interés de promover la mejora en la educación de los niños y jóvenes cruceños. Coordinó un trabajo de atención de niños de las zonas empobrecidas, con la unidad sanitaria.

En la zona del Zapocó promovió la capacitación a familias en el manejo de la tierra para ser autosuficientes y obtuvo gracias a sus gestiones que cada familia tuviera una vaca y cada diez familias un toro. Logró que se dispusiera de alambrado para dividir las parcelas.

Gestionó la construcción de postas sanitarias

Junto a la Cruz Roja –también- se logró realizar un programa para combatir la drogadicción en la juventud. Se consiguió consolidar 8 centros de atención de primeros auxilios y la implementación del programa de leche, en los barrios más necesitados de la ciudad. Gracias al programa de atención en primeros auxilios se pudo detectar un grave problema de tuberculosis en la población y junto a las autoridades de la época y la Cruz Roja, se desarrolló el programa de combate y tratamiento a la tuberculosis, que comprendía la dotación de medicamentos gratuitos.

Combatió públicamente las chicherías, solicitando y promoviendo su cierre con las autoridades municipales y policiales. Convocó al Concurso Patriótico logrando el auspicio de la Alcaldía Municipal, el mismo estaba dirigido a los estudiantes de colegios, cuyo objetivo era fomentar el conocimiento de la historia cruceña y su devenir histórico. En su gestión distinguió con el Escudo Cruceño a las religiosas que prestaban servicios humanitarios en el Hospital San Juan de Dios.

En 2012 fue galardonada por la Gobernación de Santa Cruz con el “MBURUBICHA KUÑA 2012”.

 

Paquita Amelunge de Lavayén.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1979 – 1980.

En momentos de convulsión política y social, con valentía escribía y publicaba artículos de opinión que defendían la dignidad de las mujeres cruceñas que en aquella época, intentó en vano ser menospreciada a través de la divulgación de un texto malicioso divulgado en los medios de prensa. Uno de sus artículos más famosos fue el denominado “Frente a la Ignominia”. En su gestión la presencia y actividades del Comité Cívico Femenino continúo creciendo hacia los barrios a través de los Sub-Comités como ser el Barrio Villa Nueva, llegando hasta el pueblo de Buena Vista, haciendo cada vez más evidente la llegada de la institución cívica femenina hasta las provincias, muestra de ello: el equipamiento del Hospital de Santa Rosa del Sara. Impulso una campaña para el día de Reyes, logrando recolectar cientos de juguetes para los niños y niñas y la provisión de 500 frazadas para los habitantes de La guardia y Los Tajibos. Gestiono la modernización de la posta sanitaria de Los Tajibos, y la construcción de una sala de maternidad. Emprendió campañas contra el maltrato infantil consiguiendo que DIRME se uniera a la misma. Dio continuidad a la obra de la ex Presidenta Anita Suárez de Leigue, consiguiendo ampliar la instalación de red de agua potable en la zona este de Villa Norte. Posteriormente consiguió dotar de equipamiento médico al Hospital Psiquiátrico de Santa Cruz que se encontraba en grandes necesidades. Durante la celebración del Bicentenario de Santa Cruz, recibió un especial reconocimiento promovido por el Comité Cívico Femenino: la Bandera de Oro Verde y Blanco, por su contribución al desarrollo.

 

Marcela Amelunge de Bruun.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1980.

Con el objetivo de promover el importante rol cívico de la mujer, intensificó acciones dirigidas a las madres a los clubes de madres y grupos de vecinas.

Gestionó la dotación de servicios básicos en zonas en donde aquellos eran inexistentes a la fecha: energía eléctrica, agua potable y transporte, al mismo tiempo impulsó campañas de fortalecimiento de servicios de salud básicos. Promovió programas de vacunación contra la poliomielitis.

Durante su gestión se elaboró el Reglamento Interno del Comité Cívico Femenino de Santa Cruz. Posteriormente gracias al apoyo y respeto incondicional del Comité Cívico pro Santa Cruz, su Presidente Rodolfo Roda ayudó a conseguir un espacio físico, en donde se construyeron las oficinas de la institución cívica.

Encaró campañas de entrega de alimentos de primera necesidad a los barrios empobrecidos de la ciudad, en una época de crisis inflacionaria que comenzaba a azotar a los habitantes.

El 19 de septiembre de 1980, fue designada como Jefe Regional de la Junta Nacional de Acción Social, motivo por el cual presentó una licencia al Comité Cívico Femenino.

Amelunge de Bruun destacó con la publicación del poemario “Hilvanando Recuerdos”.

 

Martha Wende de Saucedo.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1980 – 1983.

Durante su gestión un logro significativo fue la obtención de la personería jurídica del Comité Cívico Femenino, consolidando el proceso de institucionalización iniciado por sus antecesoras.

Celebró los 25 años de existencia y trabajo de la institución cívica, acompañada del reconocimiento y apoyo de las instituciones y autoridades de Santa Cruz: el Gobierno Autónomo Municipal de la ciudad denominó “Comité Cívico Femenino” a una plaza ubicada en el barrio Equipetrol (entre las calles Este 4 y 5).

En la época, como parte del programa de celebración de las Bodas de Plata, se otorgó la condecoración “Escudo Cruceño de Plata” a la Primera Presidenta y Fundadora de la institución cívica: la abogada y maestra Elffy Albrecht de Ibáñez. Promovió una campaña de solidaridad con las víctimas de la feroz riada que sufrió la región cruceña en 1983, consiguiendo medicamentos, vituallas y artículos de primera necesidad para los damnificados. Apoyando posteriormente en la conformación del Comité de Defensa Civil que daría nacimiento al Plan 3000 y la construcción de su primera escuela.

Durante la gestión de Wende de Saucedo se finalizó la construcción de las oficinas del Comité Cívico Femenino de Santa Cruz, comenzando a funcionar como tal. La construcción fue el resultado de aportes y donaciones de instituciones, empresas cruceñas y personalidades, como muestra de fe y apoyo incondicional a sus líderes cívicas.

Una de las actividades de educación cívica para la ciudadanía, fue la confección y venta de Banderas Cruceñas a un bajo costo a la ciudadanía; en ello participaron todas sus instituciones afiliadas.

La Presidenta cívica Martha Wende de Saucedo, hizo realidad la construcción de la infraestructura que actualmente alberga el Comité Cívico Femenino de Santa Cruz.

 

Blanca Añez de Lozada.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1983 – 1985.

 

Como reconocimiento a las muchas obras de bien social e impulso al desarrollo de Santa Cruz y sus provincias realizadas a la fecha por las líderes femeninas que integran el Comité Cívico Femenino, promovió se erija un monumento en homenaje a la mujer cruceña en la avenida Uruguay.

Como continuidad a la obra de la ex Presidenta Anita Suárez de Leigue, trabajó empeñosamente para lograra la concreción de la carretera al Santuario de la Virgen de Cotoca.

Encaró una campaña de recaudación de fondos para finalizar la construcción de la primera escuela para los niños damnificados del Plan 3000, logrando reunir Bs. 1.000.000.

También consiguió con aportes solidarios la refacción de las salas de pensionados del Hospital San Juan de Dios. Se conformó un Comité Impulsor liderizado por el Comité Cívico Femenino e integrado por instituciones y empresas cruceñas, que logró la emisión del Decreto Supremo No. 20502 que permitía que Santa Cruz construyera su cárcel pública.

Logró la suscripción de un convenio con la Junta Nacional de la Presidenta de la República Lidia Gueiler, por el cual la institución cívica podría conseguir financiamiento (local, nacional e internacional) para la construcción de hogares para niños con problemas de conducta.

Se implementaron talleres artesanales en Posa Verde que serían utilizados por los Ayoreos y sus productos serían ofrecidos en un local adquirido en el Mercado Florida de la ciudad.

Promovió un análisis para la revisión y actualización de su Estatuto Orgánico.

 

Dorita Moreno de Kenning.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1985 – 1987.

 

Dedicada al servicio social en Santa Cruz, encaró obras que resultaban necesarias y hacían falta, y con el apoyo de la población, como ella dice: “El espíritu del cruceño”, se logró hacerlas realidad.

Durante su gestión se brindó gran apoyo al hogar de niño de DIRME (Dirección Regional del Menor), realizando actividades recreativas y formativas. Llevaba a los niños y niñas con material escolar, vestimentas, leche,  entre otros. Debido a este trabajo y al constatar la necesidad de los niños y niñas, hijos de padres privados de libertad que significaban la gran mayoría de los niños que se encontraban en DIRME; logró de la primera dama de la nación la Sra. Chichina de Paz, esposa del Presidente Víctor Paz Estenssoro el apoyo para una nueva obra social, un hogar de niños: el Hogar Santa Cruz.

Trabajó con jóvenes adolescentes con problemas de conducta, logrando el apoyo de profesionales e instituciones en la construcción de un centro para adolescentes, acción que estuvo respaldada con la realización de proyectos de promoción cultural.

Emprendió campañas dirigidas a lograr la rehabilitación de personas drogodependientes, especialmente de la juventud, trabajando junto con el Centro Gente Nueva.

Desarrollo y promovió  programas de orientación y educación dirigidos a la juventud cruceña.

Siempre le preocupó la situación precaria y de hacinamiento extremo de mujeres y hombres que se encontraban en la cárcel, que por esos años estaba ubicada al final de la calle Libertad; y especialmente le causaba sufrimiento la realidad de las niñas y niños que allí se encontraban. Evidenció que la manera en la que se alimentaban los privados de libertad, era infrahumana y preparada en condiciones de total falta de higiene. Eran los años 80 y Santa Cruz aún no contaba con una cárcel pública modelo, con circunstancias básicas humanas (habitación, alimentación, entorno), programas de rehabilitación y terapias ocupacionales, régimen separado hombres y mujeres, sin niños dentro de las cárceles. En ese sentido, logró la suscripción de un convenio con las autoridades de gobierno, a través del cual se logró la consecución del terreno destinado a ser para la edificación de una cárcel pública modelo para Santa Cruz. Además de asegurar la consecución de recursos, liderizó que el proyecto ganador del Concurso de Proyectos de Construcción dirigido a arquitectos de Santa Cruz, que fue organizado por el Comité pro Santa Cruz, contando con el apoyo de CORDECRUZ (Corporación de Desarrollo de Santa Cruz) y la Prefectura quien medió con el Ministerio del Interior en esa época. Durante su gestión se logró la construcción de la 1ra. fase. La Sra. Dorita Moreno de Kenning consiguió para el enmallado perimetral de la cárcel que se construía, rieles en desuso en la ciudad de La Paz.

 

Marcela Urenda de Leigue.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1989 – 1991.

En el cumplimiento del mandato cívico, promovió la ampliación y modernización de las oficinas del Comité Cívico Femenino de Santa Cruz; asimismo reorganizó administrativamente su funcionamiento.

Llevó adelante el Plan Por Una Vida Mejor, difundiendo a través de los medios de prensa escrita, televisiva y radial, educación cívica para la ciudadanía y la transmisión de mensajes cívicos, social y cultural a la población.

Gestionó la construcción del Centro Socio-cultural en el barrio Pillín, con el objetivo de incentivar el encuentro entre vecinos de la zona y el sano esparcimiento.

Logró la suscripción de un convenio internacional con la entidad italiana Comunidad Encuentro, cuyo papel se centro en la rehabilitación de drogadictos. Promovió programas dirigidos al cuidado integral de los niños y jóvenes en situación de marginalidad; hecho que dio lugar a la apertura de más centros dedicados a ese fin. Organizó la realización de Congresos Nacionales.

A nivel local emprendió la realización de encuentros en congresos y seminarios con la finalidad de generar un debate participativo sobre los problemas sociales y regionales, propios de la coyuntura de la época; actividades que generaron un significativo apoyo de organizaciones, instituciones y autoridades, promoviendo soluciones a las problemáticas existentes.

 

Anita Victoria Banegas Espinosa.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1991 – 1993.

 

Licenciada en contaduría, durante su gestión, se llevaron a cabo cursos y capacitaciones de educación cívica y cultural.

Se creó la primera Oficina de Defensa del Niño, la Mujer y la Familia; una oficina de apoyo jurídico de la que formaron parte mujeres abogadas especialistas de Santa Cruz de forma voluntaria.

Gestionó la creación de la primera Comisión de Protección a la Juventud, entidad que se encargaba de orientas a los jóvenes a través de conferencias y debates, que tenían como objetivo la discusión y tratamiento de diversas problemáticas. Junto a las autoridades, promovió la intervención de locales comerciales en los cuales se expendían bebidas alcohólicas a menores de edad.

Logró el auspicio para que el Ballet Sombrero e’ Saó, participara en la Feria Internacional de Sevilla, dentro de las actividades realizadas por la celebración del 5to. Centenario del Descubrimiento de América.

Brindó charlas educativas y capacitaciones a las mujeres de barrios a través de los Sub-Comités de Barrios. Consiguió que el programa Por Una Vida Mejor, llegara hasta las provincias de Santa Cruz.

Promovió una exitosa mesa redonda para tratar las repercusiones del divorcio en la familia. Llevó adelante la modificación del Estatuto Orgánico con miras a su actualización.

Organizó el 1er. Congreso Departamental de Comités Cívicos Femeninos de las provincias y la conformación de su Directorio.

Inició una gira por las provincias fronterizas con una campaña de entrega de Banderas de Santa Cruz y la difusión del himno cruceño y nacional a través de cintas de grabación.

Recibió el reconocimiento a su labro “Botón de Paul Harris” de parte de la Fundación Rotaria; así como otros reconocimientos de la Asociación de Mujeres Profesionales, CONIF, entre otras.

Fue diputada nacional por el partido Acción Democrática Nacionalista.

 

Rosario Gutiérrez de Paz.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1993 – 1995.

 

En el cumplimiento del mandato cívico, en su gestión se creó la Oficina Jurídica de Defensa de la Mujer y el Menor, consolidando el servicio de asistencia jurídica gratuita a las mujeres de escasos recursos económicos.

Desarrolló actividades de capacitación a mujeres de barrios en ramas técnicas; para este cometido gestionó becas de estudio en el Instituto Tecnológico.

Dio continuidad a los programas de difusión masiva, de educación a la ciudadanía, abordando temas relacionados con la salud, educación de los derechos de la mujer, del menor, educación en valores de la familia, entre otros.

Organizó ferias a cargo de mujeres con productos y creaciones, que ilustraban las tradiciones y costumbres cruceñas; también se exponían temas relacionados con educación en materia de nutrición.

Durante 4 meses creó una Aula Pedagógica en la institución cívica, para la impartición de clases y proyección de videos sobre los efectos nocivos a la salud de las drogas; de la cual participaron más de 2000 jóvenes. Se logró que durante 2 años se transmitiera a través de la televisión universitaria el programa educativo “Por una vida mejor” y “Quiero Vivir”.

Se gestionó el regreso de indígenas Ayoreos a su comunidad de origen, brindando además apoyo con revisiones médicas, provisión de alimentos y dotación de tierras para lograr la construcción de viviendas.

Organizó internamente un banco de datos de las instituciones que trabajaban a favor de la mujer.

Realizó un Congreso Departamental de Mujeres Cívicas.

Apoyó a la ciudadanía e instituciones en el reclamo y pedido de descentralización política.

 

Anita Justiniano de Roig.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1995 – 1997.

 

Su gestión se caracterizó por un activismo cívico en procura de la aprobación de leyes que materializaran la demanda social de: Descentralización, INRA, Pensiones y Forestal.

Llevó a cabo 2 Convenciones de Mujeres Cívicas: una nacional y otra departamental, logrando una unidad institucional y comprometida a luchar por los derechos de las regiones.

A través de un convenio con la Dirección Departamental de Educación, logró que se restableciera la realización de actos cívicos en las fechas de celebración de  efemérides de Santa Cruz.

Promovió el rescate de la cultura oriental a través de concursos literarios, ferias folklóricas, festival de danzas típicas.

Con el apoyo de la Prefectura y el Plan internacional, se realizó un programa “Quiero Vivir” con temas de educación ciudadana y hábitos saludables.

Organizó una campaña dirigida a las mujeres reas, acerca de las situaciones de riesgo de embarazarse en el recinto penitenciario.

Gestionó ante la Alcaldía la construcción de un hogar transitorio para niños que vivían en circunstancias irregulares: el Hogar de la Esperanza.

Logró por intermedio de la artista brasileña Xuxa, la donación de 25 toneladas de alimentos.

Consiguió dotar de un carro ambulancia equipado para el Hogar Teresa de los Andes. Conformó el Comité Interinstitucional de Protección a la Familia. Fortaleció el Servicio Legal de Defensa de la Mujer, gracias al trabajo voluntario de mujeres abogadas y estudiantes de Derecho de la Universidad Gabriel René Moreno.

Colaboró en la difusión a la sociedad de la Ley contra la Violencia Intrafamiliar. Apoyando situaciones de bienestar para la etnia Ayorea, junto al antropólogo Bernar Fischerman, llevo adelante un proyecto de reinmersión de integrantes de esa tribu a su hábitat, gestionando también ante la Iglesia la construcción de 25 casas en el territorio de origen.

 

Aida España de Boland.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 1997 – 1998.

 

Durante su gestión promovió con personalidades ilustres, escritores e historiadores como Alcides Parejas, la realización de publicaciones que rescataran el trabajo del Comité Cívico Femenino tras 40 años de vida institucional, conmemorando así en octubre de 1997, el mes cívico; celebración institucionalizada que se mantiene hasta nuestros días.

Organizó la marcha en protesta al alza de tarifas de la energía eléctrica.

Conformó el Comité de Seguridad Ciudadana que proponía la reapertura de la ex Granja de Espejos, como un centro reformatorio modelo.

Llevó a cabo una gira por las provincias orientando sobre la realización de la “1ra. Consulta Cívica Ciudadana”, que significó la práctica de un ejercicio de democracia participativa, ésta última consolidada recién en la primera década del 2000. Desarrolló cursos de capacitación sobre liderazgo, administración, política, salud, prevención de accidentes; a cargo de expertos invitados.

En los barrios se informó a las mujeres sobre medidas de prevención del SIDA, Dengue, además de charlas sobre prevención del uso de drogas.

Promovió un programa dirigido a brindar terapias ocupacionales (cotillón, belleza…) a las mujeres reclusas, así como charlas orientadas a una reconstrucción de una autoestima positiva de las reas.

Logró la entrega de más de 2000 de material educativo a niños de barrios en situación de pobreza. Consiguió becas de formación para jóvenes del barrio El Paraíso.

Gestionó la presentación de la ópera Carmen y logró incluir la Escuela de Canto Lírico en el presupuesto de la Casa Municipal de Cultura “Raúl Otero Reiche”.

 

Julia Gutiérrez de Parada.

Presidenta del Comité Cívico Femenino. 1998 – 2000, y, 2008 – 2010.

 

En su gestión brindó apoyo para su continuidad a la Oficina Legal de Defensa de la Mujer y la Familia.

Encaró un programa de rehabilitación de menores drogadictos, con apoyo de la Prefectura y de agrupaciones afiliadas a la institución.

Consiguió que se organizara la Coordinadora para Niños y Jóvenes en Desarrollo NARCONOM.

Emprendió una campaña de solidaridad a los damnificados de los sismos de Aiquile y Totora en Cochabamba, logrando un significativo envío de medicamentos.

Gestionó la atención en establecimientos de salud de enfermos de recursos escasos y reclusos de Palmasola.

Desarrollo actividades informativas de prevención sobre el SIDA y el cáncer de mama.

Promovió una campaña de defensa al consumidor y sus derechos. Suscribió un convenio para dotar a la Policía y a la Asociación de Radio Móviles, de radiotransmisores, para lograr una actividad coordinada de los choferes con la policía, en la denuncia de hechos delictivos.

Difundió en los colegios, libros regionalizados con contenido de educación cívica. Promovió la organización del Festival Intercolegial de Danzas Folklóricas Regionales.

Incentivó seminarios para promover el respeto y cuidado del medio ambiente. A través de los Sub-Comités de Barrios dio continuidad a capacitaciones técnicas a las mujeres junto a la UAGRM con la carrera de Tecnología de Alimentos. Incentivó el civismo a través de la entrega de libros y la donación de Banderas cruceñas.

En 2008, por 2da. vez fue elegida Presidenta cívica y sumó su activismo cívico, a la defensa por la Autonomía.

Promovió la defensa de los derechos humanos. Con éxito liderizó movilizar a la ciudadanía e instituciones en defensa de los principios y derechos democráticos. Liderizó un acto de desagravio al Himno de Santa Cruz, frente a las amenazas del gobierno de su modificación, desconociendo el derecho de los cruceños y cruceñas.

 

Gaby Soruco de Parada.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 2000 – 2002.

 

Durante su mandato desarrolló cursos de capacitación y conferencias de temas de interés general (derechos laborales, liderazgo, repujado en cuero, cocina, peluquería, corte y confección, preparación de productos de soya, preparación de huertas familiares,…), siendo sus mayores receptoras: las mujeres de los Sub-Comités de Barrios, Comités Populares de Salud y Clubes de Madres quienes a su vez se convertían en replicadoras hacia sus bases. Las mujeres beneficiadas con las capacitaciones expusieron la forma en cómo las habilidades y destrezas obtenidas se plasmaban, en la consolidación de pequeñas empresas, exhibiendo sus productos en la Feria Exposición de Santa Cruz.

Llevó adelante la campaña contra el cáncer femenino, con apoyo de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de América Latina, SEDES.

Desarrolló cursos de orientación e información referidos al Seguro Básico de Salud, planes de vacunación, salud preventiva, nutrición.

Gestionó más de 200 becas para la atención médica familiar.

Se visitaron albergues de niños y jóvenes. Entregó 150 becas de estudio. Se dio continuidad al programa “Quiero Vivir”.

Organizó Jornadas Cívicas Juveniles. Inauguró la Biblioteca del Comité Cívico Femenino. Realizó un reconocimiento merecido a las fundadoras de la institución cívica: Giselle Bruun Sciaroni y Alicia Ribera de Cerruti.

La Presidenta Soruco de Parada junto a las damas cívicas participó activamente en las movilizaciones del pueblo a través de reuniones de análisis, apoyo los paros cívicos realizados en reclamo de las demandas sociales cruceñas.

 

Sonia Suárez de Vargas.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 2002 – 2004.

 

Durante su mandato cívico, la institución cívica recibió más de 25 distinciones por la trayectoria de trabajo.

Creó el Grupo Juvenil Femenino Dra. Elffy Albrecht. También se creó el Archivo de la institución cívica. Promovió la elaboración de boletines virtuales difundidos en la web: www.soysantacruz.com.bo, y la publicación de la Agenda Cívica Regional con apoyo del diario El Deber.

Capacitó en organización y manejo empresarial a más de 1000 mujeres de los Sub Comités de Barrios, Clubes de Madres y Comités Populares de Salud, proporcionándoles herramientas de lucha contra la pobreza y ayudándolas a la promoción de sus productos en eventos feriales.

También promovió la dotación de becas en institutos superiores y universidades para las mujeres de los Sub Comités y para los jóvenes de barrios alejados.

Se diseñó el proyecto de construcción de la Casa de Capacitación de la Mujer. Se consiguió la donación de más de 100 libros de medicina a la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno.

Se gestionó la implementación de 15 Bibliotecas en colegios fiscales de la ciudad y en provincias.

Fomentó el civismo y la cultura mediante conferencias y obsequio de banderas y casetes con nuestros himnos a instituciones, barrios y provincias. Organizó la Feria Cultural (concursos de poesía costumbrista, cursos de pintura, entre otros) como acción de rescate del Parque El Arenal.

En salud, se trabajó mucho en la información sobre el SUMI y el Seguro Básico de Salud, se dictaron conferencias sobre salud preventiva y buena alimentación, se realizaron campañas de prevención sobre el cáncer de mama y la salud oral. Se logró el equipamiento de la Sala de Emergencias del Hospital de Niños. Apoyó en la construcción del Pabellón de Neonatología y en la donación de productos y equipamiento hospitalario. Otra entidad de salud que recibió nuestro apoyo fue la maternidad “Dr. Percy Boland”.

Se consiguió la donación de 32 sillas de ruedas para niños discapacitados.

En repudio a la situación de inseguridad ciudadana se realizaron protestas y convocó a la gran “marcha por la Paz” el 25 de noviembre del 2003, encabezada por la madre de Jessica Borda una de lasa víctimas del crimen, la Sra. Rea Borda en aquél momento era la cónsul de Estados Unidos.

Participó activamente en diferentes medios de prensa, difundiendo y promocionando el  cumplimiento de la Ley No. 1674 contra la Violencia Intrafamiliar. En la Oficina de Defensa de la Mujer y la Familia del Comité Cívico Femenino, se atendieron alrededor de 2.000 casos de agresiones perpetradas en contra de la mujer.

Desarrolló el Programa de Superación Personal, a fin de elevar el nivel de formación de la mujer en liderazgo.

Se logró la gestión de más de 1000 certificados de nacimiento. Realizó el Congreso Nacional y Encuentro Nacional de Comités Cívicos, para debatir y proponer acciones sobre la problemática de los niños de la calle. Logró la construcción de la plaza “Comité Cívico Femenino” en la calle 5 este del barrio Equipetrol.

Se organizaron jornadas cívicas juveniles, acciones de apoyo al Hogar de Ancianos.

Suárez de Vargas emprendió actividades de socialización de las Autonomías Departamentales, en diversos encuentros y asambleas y en las provincias. Llevó adelante la actualización del Estatuto Orgánico y el Reglamento General, a través de su reforma, ampliándose la gestión cívica femenina a 2 años.

 

Nancy Bruno de Velasco.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 2004 – 2006.

 

Su gestión cívica se caracterizó por acciones orientadas al impulso de la Autonomía.

Brindó a las mujeres de barrios cursos y talleres a través de los Sub Comités de Barrios que les permitiera generar un sustento de ingreso para el hogar. Realizó visitas a las provincias, llevando disertantes que exponían sobre la Autonomía, uno de ellos fue el Dr. Carlos Dabdoub Arrien, con quien también realizó charlas de educación en salud dirigidas a madres, sobre enfermedades típicas que afectan a los niños y prevención del cáncer de mama, osteoporosis y tratamiento del cáncer de cuello uterino. Asimismo, durante su gestión se organizaroncharlas  dirigidas a elevar y fortalecer la autoestima femenina.

Gestionó a través de la Alcaldía un terreno destinado a que allí funcione la Oficina de Defensa de la Mujer y la Familia, cuya edificación y equipamiento fueron financiados por organismos españoles a través de la Fundación Hombres Nuevos, gracias a la cooperación de monseñor Nicolás Castellanos.

Organizó las Jornadas Cívicas Juveniles, logrando 500 becas para estudios en universidades e institutos técnicos superiores, para estudiantes de colegios fiscales. Se logró extender más 300 certificados de nacimiento a menores de barrios que se encuentran en condiciones de pobreza.

Se gestionó la atención y tratamiento médico, análisis clínicos y dotación de medicamentos a personas de escasos recursos.

Llevó adelante el programa de televisión de educación y orientación ciudadana “Educa a un niño y educarás un hombre. Educa a una niña y educarás una familia”.

Otro tema para destacar fue encargar la creación de un himno.  “Con el objetivo de resaltar el histórico rol cumplido por la mujer cívica cruceña, un reconocimiento a la estoica labor realizada en el pasado por nuestras valerosas mujeres desde décadas pasadas hasta nuestros días. Un himno que inspire y sea un llamado a las nuevas generaciones”, según las palabras de Nancy Bruno de Velasco. El himno fue presentado el 10 de octubre del año 2005 en un solemne acto de homenaje a la mujer boliviana.

Encaró una campaña de información y socialización de la importancia para Santa Cruz de lograr un régimen de gobierno y administración autonómico. Organizó encuentros cívicos en los 5 bloques provinciales.

Representó la demanda ciudadana del pedido de reversión del Decreto Supremo que promovía el alza del precio de los carburantes.

Realizó el Encuentro por la Autonomía y el Trabajo. Emprendió la organización de jornadas juveniles.

Organizó junto a las damas cívicas el Gran Cabildo del Siglo: “El Cabildo del Millón”.

 

Ruth Lozada Añez.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 2006 – 2008.

En el cumplimiento del mandato cívico, desarrolló campañas de solidaridad para los damnificados de las inundaciones por las intensas lluvias, 100 familias de la comunidad El Salao fueron beneficiadas con vituallas y artículos de primera necesidad.

Gestionó a través de la Prefectura 40 pupitres que fueron entregados a la comunidad Los Troncos.

Integró el Homenaje en Terebinto a todas las víctimas de los hechos inhumanos cometidos y promovidos por el Gobierno en 1.958. Junto a miles de ciudadanos liderizado la marcha por “la no violencia” en su día.

Emprendió campañas de Embanderamiento de la verde, blanco y verde.

Se logró a través de la Alcaldía la refacción de la plaza “Comité Cívico Femenino”.

Dio continuidad a las capacitaciones y promoción de artesanías y manualidades de las mujeres a través de los Sub-Comités de Barrios.

Promovió la demanda social cruceña por Autonomías. Junto a 25.000 mujeres de pie dio el grito ante el Gobierno centralista: ¡No tenemos Miedo! Emprendió una campaña puerta a puerta por el “SI a la Autonomía”.

Promocionó gracias al aporte de instituciones un spot para orientar a la población sobre los beneficios de la Autonomía. Integró la organización de la gran concentración a los pies de El Cristo Redentor por el “SI a la Autonomía”. Realizó las Jornadas Cívicas Juveniles.

Participó junto a las damas cívicas de la gran marcha “Sembrar trabajo, cosechar empleo” convocada por la CAO.

Ingresó junto a 50 valientes mujeres en huelga de hambre en defensa del respeto a los 2/3 en la Asamblea Constituyente. Participación activa de la Asamblea Pre-Autonómica, en la recolección de firmas para permitir la convocatoria al Referéndum Autonómico para la aprobación del Estatuto Autonómico.

Encaró la realización de cursos y conferencias sobre Autonomías con el objetivo de informar a la ciudadanía.

 

Ana Maria Zankiz de Parada.

Presidenta del Comité Cívico Femenino 2010 – 2012.

A través de los Sub-Comités de Barrios se incentivó el emprendimiento de las mujeres a través de cursos y capacitaciones diversas a través de convenios.

En ocasión de celebrarse el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en un acto realizado en la Manzana Uno, dio lectura a una carta que será remitida al Presidente Sr. Evo Morales Ayma, en respuesta a sus sucesivas expresiones ofensivas y discriminatorias respecto a la mujer. Exigiendo una genuina inclusión social y la resolución de los diferentes pedidos de los bolivianos, sin considerar origen, raza, posición económica, creencia religiosa, sexo, idioma y opinión o manifestación política. Como acción de educación ciudadana colocó “reseñas históricas de personalidades cruceñas y sobre el patrimonio cultural” en la ciudad.

Desarrolló campañas de solidaridad para niños de escasos recursos en Navidad.

Integró el Programa “LA SEMANA DE LA IGUALDAD EN SANTA CRUZ”, en Homenaje al 134º aniversario del asesinato de Don Andrés Ibáñez, que comprendió conferencias y la muestra de la película “LOS IGUALITARIOS”.

Ferviente defensora de la democracia y la aspiración popular de Autonomía, liderizó la exitosa colecta de aportes voluntarios de la ciudadanía en defensa del Gobernador Rubén Costas pidiendo el respeto al voto de los ciudadanos; junto a la Unión Juvenil Cruceñista y juventudes. Una de las características de su gestión fue la promoción de respeto a la identidad cruceña.

Durante su gestión participó de la última reforma del Estatuto Orgánico y el Reglamento del Comité Pro Santa Cruz, año 2011.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba