ArtículosInicioJimmy Ortiz Saucedosemana del 28 de OCTUBRE al 3 de NOVIEMBRE

LA CADENA COCA-COCAÍNA DESTRUIRÁ BOLIVIA

() Noticia: Rescatan con vida a un coronel que era rehén (La Estrella 22-10-13).- El viceministro de Seguridad Ciudadana, Humberto Echalar, informó ayer lunes por la tarde que efectivos de la Policía rescataron en las últimas horas con vida al teniente coronel Miguel Ángel Mercado, reportado como desaparecido después de la emboscada que perpetraron cocaleros ilegales de la región de Apolo contra efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta.

() Comentario: El combate a las drogas se escala. La masacre de Apolo mostró un nuevo hito en esta desigual contienda. Era cuestión de tiempo que la lucha armada llegue, no se necesitaba ser brujo para saberlo. La «guerra» plurinacional contra las drogas está pérdida, para desgracia del pueblo y felicidad de la delincuencia organizada.

La pobreza de muchas áreas rurales, la abundancia de la hoja maldita y la falta de Estado, constituyen un caldo de cultivo ideal para la presencia de narcos nacionales y carteles internacionales. En Apolo habían narcos peruanos (El Deber 21-10-13) y en Santa Cruz narcos extranjeros (La Prensa 30-09-12) de toda laya.

Todo comenzó con la beatificación de la hoja «sagrada», en la constitución de La Calancha, éste fue el desventurado punto de partida. Su artículo 384 expresa: «El Estado protege a la coca originaria y ancestral como patrimonio cultural, recurso natural renovable de la biodiversidad de Bolivia, y como factor de cohesión social; en su estado natural no es estupefaciente. La revalorización, producción, comercialización e industrialización se regirá mediante la ley».

Algunas consideraciones al respecto:

1) «Coca originaria».- ¿Porqué también no se canoniza la papa, la quinua, la yuca o la pitajaya, todas ellas originarias, unas de oriente y otras de occidente? ¿No es esto discriminación?

2) «Patrimonio cultural».- ¿Las antedichas plantas no son también patrimonio cultural? La papa alimenta al mundo y la quinua tiene asombrados a todos por sus espectaculares cualidades alimenticias. Con la yuca se hace el inigualable Cuñapé Camba, que encanta a propios y a extraños. Y la pitajaya embellece nuestras taperas solariegas. ¿Qué de menos tienen estas nobles plantas que la hojita santificada?

3) «En su estado natural no es estupefaciente».- Para La Convención Única sobre Estupefacientes de las NNUU,  SI lo es. El artículo 26-2 dice «las partes obligarán a arrancar de raíz todos los arbustos de coca».

Para efecto de esta columna diré que la planta no es estupefaciente en su estado natural,cuando uno la mira. El problema es cuando entra a la boca y comienza el proceso digestivo. Los cambios ácido-básicos del metabolismo van extrayendo el alcaloide de la cocaína, que es lo que verdaderamente les fascina a los picos verdes. Fuera del cuerpo no es droga, dentro sí, lo demás son cuentos chinos. Los mascadores de coca son drogadictos de bajo voltaje.

La santificación de la coca dio origen al proceso que hoy vemos en Apolo. Y lo peor de todo es que esto se seguirá escalando. El Narco-Estado de la revista Veja (Radiofides.com 2-09-13) o elPróximo Afganistán deThe Wall Street Journal, el narco-Estado represivo (wsj 28-10-13) sigue viento en popa, aunque intenten  negarlo los plurinacionales. No se tapa el sol con un dedo.

Seguirán nuestros niños drogándose desde la escuela, poniendo en peligro el futuro de Bolivia. Seguirán nuestros jóvenes soldados muriendo en manos de narco-guerrillas, dejando huérfanos y viudas. Seguirá la moral pública en proceso de descomposición. Seguirá la inseguridad ciudadana asolando la ciudad y el campo.

El proceso de cambio avanza, es la terrible herencia cocalera que dejará el Estado Plurinacional. La cadena coca-cocaína destruirá Bolivia. Recuperarla costará muelas.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba