ArtículosClaudio Ferrufino-CoqueugniotIniciosemana del 24 de FEBRERO al 2 de MARZO

Beni, el hijo predilecto

Redhum-BO-Albergues_y_centos_de_salud_afectados_Beni

Le preguntaron a Garcilinera el por qué no se declaraba al Beni zona de desastre. Respondió con un galimatías, de los numerosos a los que nos tiene acostumbrados este señor, “la mente más lúcida del país”; translúcida, diría yo. Hizo un movimiento de manos, de tonto titiritero, y creyó que había iluminado la sala con la precisión de su discurso. Este corral plurinacional se ha tristemente magnificado.

Un reyesano vive a dos cuadras de casa y me informa, aparte de lo que se puede leer en la prensa y sitios afines, de lo que se entera, de primera mano, en las redes, por medio de familiares y amigos que sufren y ven lo que está pasando en el Beni. Quien no lo hace es el déspota, ahora preocupado porque tambalea el monigote de Maduro en Venezuela, porque la centroderecha avanza en Ecuador, porque en Brasil los “petistas” se irán al traste, porque se atrapó al Chapo en México, porque el “príncipe” Yanukovych, expresidente de Ucrania, es ahora prófugo de la justicia. ¿Quién le dijo que existía la eternidad? Parece que hasta los achachilas mienten, ni qué hablar de los “achachilos”, representantes de dioses en la tierra y funcionarios de inmensa oscuridad. También le preocupa el carnaval, siguiendo el célebre síndrome Daza -por Hilarión Daza-, no muy aclarado en la historia y quizá con chivo expiatorio. Muera la transparencia y viva el carnaval.

Beni les duele, al déspota y sus consortes, porque en San Borja, a tiempo de la Octava Marcha, no los dejaron pasar. Les duele porque las mujeres indígenas arrearon como ekeko lampiño al canciller por las calles, porque se resistieron a su mando divino, al destino que nos castiga con su presencia, a la oclocracia imperante, a los degolladores, el estupro, el latrocinio, las barcazas sin hélice -inútiles- y el resto de la parafernalia infernal del proceso.

¿Cómo habrían de declarar estado de emergencia para el rincón de los enemigos? La lógica centralista, racista y obscena, clama por el ahogo general, por la destrucción total que dejará hambrientos y pedigüeños dispersos, lo que ama y sostiene, porque el tirano y su corte no desean un país pensante, científico, fuerte, sino una chusma delirante por migas de pan. Que mueran los rebeldes entonces y que el gobierno defienda su crimen con retórica seudointeligente que no piensa al hablar, piensa mal, o simplemente no tiene capacidad de pensar.

Algo se debe aprender de esto. Se supone que quienes han sido elegidos por voto deben velar por el bienestar de la población entera. Si no lo hacen, incumplen su mandato, y al incumplirlo lo convierten en espurio. Las conclusiones ante la realidad son obvias. Nadie tiene carta blanca y no tiene por qué tenerla. Sueña tal vez Morales con un universo libre de benianos, barridos por las aguas. Quizá se cree Noé, quizá está ebrio como Noé. Ya sin opositores, dispondría de una tierra feraz para sembrar la luz de su mandato: coca. Coquivia entonces se convertiría en el monstruo de baba verde, como una ciencia ficción, explorando el más allá, el espacio sideral, la muerte, de manos de la alucinación colectiva, regando plantas de hoja sagrada en los confines del universo. No sabe que allí no habrá compradores, siendo que el brillo de la coca no está en su sacralidad, sino en el dinero que produce transformada.

Cuando uno mira el Beni, los ríos majestuosos convertidos en rápidos asesinos, el hambre, el dolor, la pérdida de sustento e inversiones, no comprende el silencio de alguien que balaba en jolgorio para traer el Dakar, satélites chinos, 77 individuos más China y etcétera. Haciendo una digresión, desde el momento en que la famosa carrera francesa pasó por Bolivia se ha convertido en el Narco Dakar, porque ha traído pingües ganancias a alguien, algunos. No se puede llenar un camión oficial de tonelada y media de droga sin tener excelentes conexiones… la mejor. Lo que se ve, porque lo que se escondió quién sabe a cuánto asciende.

Beni parece ser el último reducto de valor en un país comprado. Si sobrevive a las aguas, que lo hará, bien puede sobrevivir a los tiranos.
24/02/14

_____
Publicado en El Día (Santa Cruz de la Sierra), 25/02/2014

Imagen: Mapa -BENI-Emergencia-Inundaciones 2014- REDHUM

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba