ArtículosInicioManfredo Kempff Suárezsemana del 24 de MARZO al 30 de MARZO

RESONANCIAS DESDE SANTIAGO

El martes pasado vimos y oímos desde Santiago de Chile, partes de uno de los discursos más histriónicos del vicepresidente del Estado, con motivo de ser distinguido como doctor “honoris causa” de la Universidad de Arte y Ciencias Sociales (ARCIS) de esa capital, en reconocimiento a sus méritos políticos. En Santa Cruz fueron muy pocos los canales de televisión que no pasaron íntegramente la intervención del “iluminado”, lo que dice mucho del creciente poder que tiene el Estado sobre los medios.

Para un auditorio como el de la universidad de ARCIS, conocido centro “progre”, las palabras del boliviano fueron agradables a esos oídos, porque, como siempre, como habla a  empresarios y militares, dijo lo que deseaban oír. Exactamente igual a sus delirantes peroraciones en el Altiplano o en los sindicatos. Desmedidas loas a S.E. como debe ser en estos tiempos; acusaciones contra los gobiernos neoliberales vende patria, como también debe ser;  invocaciones sublimes en defensa del gobierno de Maduro, como no es posible evitar.

Antes, el rector de ARCIS alabó al vice, se refirió a las afinidades heroicas de Bolivia con Venezuela, al acoso imperialista que sufrían ambos gobiernos, y a tres golpes frustrados contra S.E. El primero el 2008, por culpa de los separatistas; el segundo el 2011, producto de una conspiración indígena; y el tercero el 2012, por una abortada sublevación policial. Por lo que vemos, ya no es uno (el de los separatistas) sino tres los golpes que ha conjurado exitosamente S.E. y de lo que nos estamos enterando. Maduro le está siguiendo los pasos y anuncia golpes a troche y moche. Parece que rinden buenos dividendos.

Ante la prensa, previamente, el vice reafirmó que Bolivia es pacifista pese a haber sido agredida, pero que existe la decisión irreversible de mantener su reclamo marítimo en los tribunales de La Haya. Dijo que, no obstante, las puertas al diálogo bilateral con Chile están abiertas de manera paralela a la demanda jurídica. Nada que pudiera llamar la atención a los bolivianos, ni creemos que tampoco a los chilenos, que ya nos conocen bien.

Esos los asuntos importantes en un viaje a Chile de donde no es fácil salir bien parado. Con seguridad que el vice regresó entusiasmado porque innegablemente se expresa con claridad y elocuencia gesticular, dejando atrás a sus locuaces correligionarios como Fidel Surco, Galo Bonifaz, Eugenio Rojas o el cruceño Ávalos, personajes emblemáticos del masismo.  No por nada se afirma que el vice es el verdadero cerebro del MAS y la cabeza principal en las cuestiones ideológicas y en las tretas políticas que tanto afectan al país en estos días graves. El verdadero “iluminado”.

Venezuela, el mar, y el separatismo, han sido los asuntos que a nuestro juicio importan en la visita del vicepresidente a Santiago. En lo que hace al gobierno despótico e ineficiente de Maduro, la presidenta Bachelet está en la encrucijada de tener que aceptar a los “bolivarianos” tal como son, aunque le disguste.  Pero si en nuestra Cancillería se pensó sobre la posibilidad de que Chile se incorporara al ALBA y dejara la Alianza del Pacífico, creemos que puede ir perdiendo la esperanza. La Alianza será prioritaria para Chile en el campo de la integración. El vice no ha de haber quedado muy feliz de confirmar eso.

En la cuestión marítima la decisión chilena parece terminante. Diálogo sí pero sin mar. Y viene lo peor: si Bolivia quiere tratar el asunto portuario en La Haya, ese será el único escenario donde La Moneda admita discutir, mientras nuestro país no desista de la demanda. Y Bolivia ya no puede desistir. Es decir que Bachelet no aceptará eso tan enredado de discutir el tema en una agenda o en un organismo internacional y al mismo tiempo pleitear en La Haya. O lo uno o lo otro, es la decisión de Chile. Tampoco habrá sido algo que alegrara al vice.

Que el vicepresidente hubiera afirmado que el separatismo cruceño buscaba la caída del régimen el 2008, no ha estado bien. Que esas cosas las digan aquí los ignorantes y malaleches ya es mucho. Pero que el presunto separatismo camba llegue a universidades extrajeras resulta excesivo. Seamos claros: hay un propósito de sobarle el lomo a los cruceños mansos, ofreciéndoles ganancias seguras; y otro propósito maligno, regionalista, que pretende meter en la cabeza al pueblo, que los cruceños somos unos traidores. Eso afirma S.E. y lo corea hasta el último pinche del MAS, cruceño o no. Para colmo S.E. azuza peligrosamente a las FF.AA. contra Santa Cruz con el mismo infundio.

El vice habló del gran desarrollo actual, pero, en vez de separatismo, debió recordar que la tierra cruceña da de comer a Bolivia. Que en Santa Cruz existe poca economía extractiva y que sus exportaciones no tradicionales no agotan la salud de la Pachamama como en occidente, sino que la rejuvenece, que la hace parir maravillas, que todo es renovable y sostenible, que la agroindustria es lo que más crece en el país, sin farrearse ni el gas ni los minerales. Esa omisión del vice fue imperdonable.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba