Iniciosemana del 23 de JUNIO al 29 de JUNIO

Bolivia: Monitoreo de Cultivos de Coca 2013 – UNODC

Resumen ejecutivo

La Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), en el marco de su Programa de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (PMCI), a través del proyecto “Sistema de Manejo del Uso de Suelos y Monitoreo en los Yungas de La Paz y el Trópico de Cochabamba, BOL/F57”, apoya al Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia en la implementación de un sistema nacional de monitoreo de cultivos de coca. El presente informe se constituye en el décimo primero que desde el año 2003 es publicado por la oficina de la UNODC. Este documento provee información sobre la cuantificación del cultivo de coca a nivel nacional en 2013 así como sobre la producción, los precios de hoja de coca, comercialización y otros temas relacionados.

El informe describe la variación anual de la superficie cultivada de coca de las dos principales regiones productoras del país, Yungas de La Paz y Trópico de Cochabamba, así como las provincias del Norte de La Paz. El monitoreo de cultivos de coca se realiza analizando imágenes satelitales de alta resolución y efectuando misiones de verificación en campo. En 2013 se estimó una superficie de 23.000 hectáreas de cultivos de coca en Bolivia la cual corresponde a la menor cifra registrada por la UNODC desde 2003. Este resultado confirma por tercer año consecutivo una tendencia de reducción neta en la superficie de cultivos de coca. En2013 los cultivos de coca en el país disminuyeron en 9% en relación a la gestión anterior. El 68%de la superficie cultivada con coca se registró en los Yungas de La Paz, el 31% en el Trópico de Cochabamba y el 1% en las provincias del Norte de La Paz.

En las tres regiones de monitoreo, se observó una reducción de la superficie cultivada con coca en comparación al 2012 equivalentes al 7%, 12% y 28%, respectivamente. Comparando la superficie de cultivos de coca en Bolivia, se observa una tendencia decreciente a partir de 2010 con una disminución de aproximadamente 26%, equivalente a 8.000 ha en los tres últimos años. En las áreas protegidas, donde el cultivo de coca es prohibido por la ley boliviana, se observó una disminución del 53% en relación a 2012. Esta fuerte reducción se explica porque gran parte de la superficie con cultivos de coca del Parque Nacional Isiboro Sécure del Departamento de Cochabamba ha sido saneado por el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA). Esta superficie, conocida con el nombre de “polígono 7″, está considerada dentro de la región del Trópico de Cochabamba. La disminución a nivel nacional del 9% en los cultivos de coca en 2013 se explica principalmente por las tareas de racionalización/erradicación realizadas por el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia.

Estas tareas resultaron en la racionalización/erradicación de 11.407 ha de cultivos de coca en el país, lo que representa un incremento del 3% en comparación con 2012. La superficie de cultivos de coca racionalizada/erradicada en el Trópico de Cochabamba alcanzó 7.406,46 ha,mientras que en los Yungas y provincias del Norte de la Paz esta cifra fue de 3.470,84 ha y en la zona de Yapacaní del Departamento de Santa Cruz llegó a 529,77 ha. Si bien la reducción de los cultivos de coca en el Trópico de Cochabamba es atribuible a los esfuerzos de racionalización/erradicación, en los Yungas de La Paz, además de este hecho, la disminución se debe al abandono de parcelas antiguas de coca. En 2013 la producción potencial de hoja de coca secada al sol en Bolivia se estimo en 36.300 toneladas métricas en base a cálculos de estimación definidos por la UNODC, en los cuales se utilizaron los factores de rendimiento de los estudios realizados por la DEA en 1993, por la UNODC en 2005 y los factores de rendimiento publicados en 2013 por el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia como parte del Estudio Integral de la Demanda Legal de la Hoja de Coca en Bolivia (EDHC-B), realizado en el periodo 2008-2011.

Este estudio supone 3 cosechas al año,un supuesto que la UNODC no está en condición de verificar. Los factores de rendimiento del EDHC-B se aplicaron en áreas donde el cultivo de coca está regulado por la legislación nacional, Ley 1008 (12.000 ha), mientras que para las áreas restantes se aplicaron los factores de rendimiento de los estudios de 1993 y 2005 utilizados en anteriores informes de monitoreo. El Gobierno de Bolivia y la UNODC han acordado trabajar en forma conjunta a partir del mes de Julio de 2014 con el objetivo de verificar factores de rendimiento del cultivo de coca para cada región de monitoreo.

El valor de producción de hoja de coca en Bolivia se estimó en 283 millones de dólares, lo que representa una disminución del 11% en comparación con el año anterior. La comercialización de hoja de coca en el país se realiza en dos mercados autorizados: Villa Fátima en la ciudad de La Paz, donde se comercializa la hoja de coca proveniente de la región de los Yungas y provincias del Norte de La Paz, y Sacaba, cerca de la ciudad de Cochabamba, donde se comercializa la hoja de coca proveniente de la región del Trópico de este departamento.

En 2013 el volumen comercializado de hoja de coca en el país alcanzó a 19.149 tm, lo que representa 714 tm más que en 2012. El 93% del total de hoja de coca comercializada en los
mercados autorizados del país se realizó en el mercado de Villa Fátima, mientras que el restante 7% en el mercado de Sacaba. El 38% de la hoja de coca comercializada en los mercados
autorizados del país fue destinado al Departamento de Santa Cruz; el 16% a Tarija; el 13% a Cochabamba; el 10% a Potosí y el restante 21% fue destinado a otros departamentos.

El precio promedio ponderado de hoja de coca comercializada en los mercados autorizados del país se incrementó en 5%, de 7,4 a 7,8 dólares por kilogramo entre 2012 y 2013. Los niveles de incautaciones de hoja de coca en el país disminuyeron de 739.884 kg en 2012 a 475.970 kg en 2013, lo que representa una reducción del 36%. Las incautaciones de cocaína base han disminuido en 37%, de 32.134 kg a 20.400 kg entre 2012 y 2013 mientras que las de clorhidrato de cocaína redujeron en 62%, de 4.175 kg en 2012 a 1.580 kg en 2013

¡clic en la imagen para descargar el documento completo!

unodc descarga

Nota de prensa

El informe de monitoreo 2013 de la UNODC reporta disminución en los cultivos de coca por tercer año consecutivo en Bolivia

La Paz/Viena, 23 de Junio 2014 – El cultivo de coca disminuyó en 9 por ciento en el Estado Plurinacional de Bolivia, de acuerdo al informe de monitoreo de coca en Bolivia 2013 publicado el día de hoy por la UNODC y el Gobierno de Bolivia. En 2013, la superficie con cultivos de coca fue de 23.000 hectáreas, mientras que el año anterior fue de 25.300.

Antonino De Leo, Representante de la UNODC en Bolivia, cuya oficina produce el informe de monitoreo anual de manera conjunta con el Gobierno de Bolivia desde 2003, resaltó que “esta disminución confirma una tendencia decreciente en los últimos tres años, durante los cuales el cultivo de coca se redujo en 26%”. Añadió además que “en 2013 Bolivia reportó la menor superficie de cultivos de coca desde 2002″.

Imágenes satelitales y verificaciones en campo revelaron reducciones en las dos principales regiones de cultivo. Los Yungas de La Paz y el Trópico de Cochabamba – que representan el 99% de la superficie de cultivos de coca en el país – registraron reducciones de 7% y 12% en 2013, de 16.900 a 15.700 hectáreas y de 8.100 a 7.100 hectáreas, respectivamente. El resto de la superficie monitoreada, ubicada en las provincias del Norte de La Paz, presentó un decremento aún más marcado de 28%, de 320 a 230 hectáreas.

La reducción del 9% en la superficie total de cultivos de coca se atribuye principalmente a los esfuerzos de racionalización/erradicación llevados a cabo por el Gobierno de Bolivia. La superficie racionalizada/erradicada se incrementó en 3% a nivel nacional, de 11.044 a 11.407 hectáreas. A nivel departamental, se racionalizaron/erradicaron 7.406 hectáreas en la región del Trópico de Cochabamba, 3.470 hectáreas en las regiones de Yungas y Norte de La Paz, y 530 hectáreas fueron racionalizadas/erradicadas en el Departamento de Santa Cruz.

En 2013, la cantidad de hoja de coca comercializada en los dos mercados autorizados – Villa Fátima y Sacaba – alcanzó a 19.150 toneladas métricas, equivalente al 53% de la producción total de hoja de coca. El 93% de la comercialización tuvo lugar en Villa Fátima, mientras que el restante 7% fue comercializado en Sacaba. El precio promedio ponderado de la hoja de coca en 2013 se incrementó en 5% en comparación con 2012, ascendiendo de 7,4 a 7,8 dólares por kilogramo en el mercado de Villa Fátima, y de 7,3 a 7,8 dólares por kilogramo en el mercado de Sacaba. En 2013, la producción potencial de hoja de coca a nivel nacional fue estimada en 36.300 toneladas métricas. El valor total de la producción de hoja de coca en Bolivia se redujo de 318 a 283 millones de dólares en 2013. Este valor representa el 0,9% del PIB del país, comparado con el 1,2% del año anterior.

En comparación con 2012, las incautaciones de hoja de coca disminuyeron en 36% a 476 toneladas métricas, las incautaciones de cocaína base se redujeron en 37% a 20,4 toneladas métricas, y las de clorhidrato de cocaína en 62% a 1,6 toneladas métricas. Asimismo, entre 2012 y 2013 el número de fábricas de cocaína base destruida se incrementó en 34% a 5.930, mientras que el de laboratorios de cristalización de clorhidrato de cocaína en 81% a 67, y el de las instalaciones de reciclaje de precursores químicos en 32% a 50.

23-jun-eco-1

El señor De Leo aplaudió la reducción continua de la superficie cultivada con coca en Bolivia en los últimos tres años. El también destacó que el país se encuentra en camino de alcanzar el objetivo de reducir el cultivo de la hoja de coca a 20.000 hectáreas hasta 2015, meta establecida por el Estado Plurinacional de Bolivia en el marco de la “Estrategia de lucha contra el Narcotráfico y Reducción de Cultivos Excedentarios de Coca 2011-2015″. En una entrevista con la prensa, el señor De Leo resaltó que para lograr una reducción sostenida de cultivos ilícitos, las buenas prácticas muestran que “los esfuerzos de racionalización/erradicación deberían estar acompañados por programas de desarrollo integral, participativo y de largo plazo en las zonas de cultivo, así como por programas de cooperación regional e internacional”.

Fuente: eju.tv

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario