ArtículosInicioMarcelo Ostria Trigosemana del 11 de AGOSTO al 17 de AGOSTO

Tensiones peligrosas

El panorama es preocupante: Guerra civil en Siria; guerra de secesión en Ucrania que ha provocado tensiones entre Rusia y Estados Unidos y la Unión Europea; levantamiento armado religioso en Irak; violentos choques entre milicias libias por el control del aeropuerto de Trípoli; nueva escalada en el conflicto interno de Sudan del Sur; incremento de los ataques armados de Al-Shabaab en Somalia; actividad guerrillera de los Talibán en Afganistán; atentados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia pese a las conversaciones de paz; y ahora el sangriento enfrentamiento entre Israel y la Organización Hamás en la franja de Gaza. Y hay otros focos de violencia: (Adriana Riva identifica diez guerras que hacen de 2014 un año extremadamente peligroso. La Nación, 03.07.2014).

Aunque pareciera que ninguno de estos hechos, por sí solo, podría poner en peligro la paz mundial, no se puede olvidar que el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo en 1914, fue el detonante de la Primera Guerra Mundial. De un pretexto parecido no estamos libres.

Lo trágico de los actuales sucesos, hace que otros conflictos pasen casi desapercibidos. China y Japón disputan la soberanía sobre las Islas Senkaku –actualmente bajo control japonés–, situadas en el borde del Mar de la China Oriental. En noviembre China amplió su zona de defensa aérea alcanzando el área de las islas, y Japón denunció la violación de su soberanía. Se afirma “que hay una posibilidad real de que la lucha sea iniciada deliberadamente por un lado o el otro y, si no entendemos las circunstancias que pueden inducir a ese paso de cualquier lado, no podremos tomar medidas para evitarlo” (Hugh White. “The National Interest”, citado por RT Actualidad. 15.07.2014).

Otra amenaza –o bravata– es la del gobierno comunista de Corea del Norte:”Dispararemos nuestros cohetes con armas nucleares sobre la Casa Blanca y el Pentágono, los orígenes del mal” (Hwang Pyong-so, jefe del buró político del Ejército norcoreano), “El representante militar norcoreano también situó como objetivos de sus armas nucleares ‘las bases militares en el Pacífico y todas las grandes ciudades de Estados Unidos’”. (El Mundo. Madrid. 29.07.2014).

Estos son los hechos. Habrá que convenir que no estamos libres de una nueva guerra global, esta vez nuclear. Ojalá que las Naciones Unidas no caigan ahora en la misma inoperancia de la Sociedad de las Naciones que en 1939 nada pudo hacer para evitar la Segunda Guerra Mundial que causó más de setenta millones de muertos.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario