ArtículosInicioJimmy Ortiz Saucedosemana del 29 de SEPTIEMBRE al 5 de OCTUBRE

Elecciones 2014: mal ejemplo para la democracia

() Noticia: MSM denuncia voto de 300 fallecidos en debate sin Evo (El Deber 29-09-14).- Elecciones Generales. Juan del Granado entregó ayer una lista de habilitados para sufragar el 12 de octubre, en la que aparecen 326 difuntos del Cementerio General de la ciudad de La Paz.

() Comentario: Las elecciones que se aproximan son una vergüenza para la democracia. Y lógicamente me refiero a la democracia verdadera, no a la pantomima tercermundista que vivimos, aprovechando la poca cultura democrática del pueblo.

La democracia que respeta los derechos humanos y las libertades fundamentales, sin persecución judicial a los políticos, sin presos y exiliados. La democracia donde escribir en disidencia con el gobierno, no sea un acto de valentía, sino un elemental Derecho Humano.

La democracia que se sujeta al estado de derecho, donde el Presidente cumple la ley como cualquier ciudadano.  No le mete nomas y después sus abogados lo arreglan, siguiendo la tradición autoritaria boliviana.

Una democracia con elecciones libres, justas, donde los ciudadanos pueden votar por quien le dicte su conciencia y no por el que le obliguen. Una democracia donde todos los candidatos tengas igualdad de condiciones para presentar sus propuestas al pueblo. Donde la propaganda en los medios de comunicación estatales, que son del pueblo, sea igualitaria para todos.

Una democracia con un régimen plural de partidos y organizaciones políticas, fomentadas por el Estado. Donde el pluralismo de partidos se estimule con leyes y financiamiento estatal. No el unipartidismo de los regímenes chavistas de inspiración cubana, que no representan la saludable policromía política de la sociedad.

Una democracia con separación e independencia de los poderes públicos. Con Poderes públicos, no con simples órganos, como es en Bolivia. Los poderes son autónomos per se, los órgano dependen de un cerebro central.

Necesitamos que el Poder Ejecutivo ejecute las políticas públicas, el Poder Legislativo haga leyes, el Poder Judicial administre la justicia para todos. Y un Poder Electoral que nos de certidumbre en la elección honesta de nuestras autoridades, ¡para que  no voten los muertos! (eju.tv 29-09-14). Les aseguro que el día de las elecciones será un caos mayúsculo.

No queremos solo un Poder Ejecutivo omnímodo, que tire el córner, aplauda y toque el pito. Un país donde solo el presidente manda y los demás obedecen, a riesgo de ser encarcelados o defenestrados. ¡Ese no es un Presidente, es un emperador!

¿Será mucho pedir una democracia así? ¿Acaso no es esta la democracia supra constitucional que estamos obligados a practicar?

La serie de atropellos que estamos viendo en la campaña electoral 2014, es una consecuencia de lo anterior. ¿Cómo puede haber elecciones limpias y verdaderas con una “democracia” así?

De los vergonzosos transfuguios ni hablar, es un tema de pornografía política, que no merece mayor comentario.

Qué difícil es ser demócrata en un país sin Democracia. Qué trágico es ver destruida la Democracia, que fue recuperada con sangre de las fauces del Plan Cóndor.

Cuánta amargura tuvo que soportar mi pueblo para que ello suceda. Cuántos abusos y prepotencia, cuántas torturas y asesinatos, cuántas viudas y huérfanos, cuánta angustia y exilio. Pero sobre todo, cuánta fe y valentía de nuestros compatriotas.

Ellos tenían absoluta certeza que la Democracia volvería. La conciencia universal lo demandaba. La primavera democrática llegaría, después del crudo invierno dictatorial. Nuestros hermanos estuvieron dispuestos a pagar el precio que la historia y los tiranos exigieron.

Rindo mi homenaje de admiración y respeto a todos ellos, que son parte de nuestra historia gloriosa. La Democracia es uno de los legados más excelsos que se puede dejar a los pueblos. Por desgracia solo es verdaderamente valorada cuando se la pierde (blogjimiortiz).

La generación presente no puede hacerle lance a la jeringa, tiene que jugar el rol que la historia le impone. Cada uno, desde su posición, debe poner los talentos que Dios le dio al servicio de esta noble causa.

La democracia es la mayor conquista política de la humanidad, defendámosla.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Ve también:

Close