ArtículosBoris Santos GómezIniciosemana del 17 de NOVIEMBRE al 23 de NOVIEMBRE

Agenda digital y energética

En América Latina deberíamos –literalmente– copiar el modelo de la Comisión Europea (CE), especialmente en temas relacionados con energía y agenda digital. La Unión Europea tiene a la CE a cargo de elaborar políticas públicas, aplicar tratados y decisiones. La comisión actúa como gabinete de gobierno, con su presidente. El nuevo presidente de esta –el ex primer ministro de Luxemburgo Jean-Claude Juncker– asumió su cargo el 1 de noviembre con una clara agenda para Europa, destacándose lo digital y lo energético.

Subraya en su agenda energética proyectos específicos relacionados con conexión e infraestructura, nueva regulación y la aplicación de la legislación que contribuya a la competitividad que reduzca costes e impulse el crecimiento de ciudadanos y empresas. Trabajará para prevenir la escasez de energía, la diversificación de fuentes, la reducción de importación de energía y la garantía de una voz europea unida en las negociaciones para mejorar la seguridad energética, incentivando y movilizando inversiones adicionales en las redes eléctricas, instalaciones de energías renovables y otras obras de infraestructura. Se plantearon como meta la mejora de la eficiencia energética, especialmente para edificios, con un objetivo vinculante del 30% menos de consumo de energía para 2030.

Europa depende demasiado de las importaciones de petróleo y de gas. El mandato que se planteó Juncker es una reforma integral a la política energética europea: combinar infraestructuras y unir poder de negociación vis-à-vis con terceros países. Lo que América Latina podría emular es la cohesión europea, a tiempo de tratar temas comunes: energía y agenda digital, que le permita negociar con estados fuera de Europa. La nueva CE busca un conectado ‘mercado único digital’ a través de las oportunidades que ofrecen las tecnologías digitales, que no conocen fronteras. Ello implicará armonizar la legislación-regulación de las telecomunicaciones, de derechos de autor y protección de datos, en la gestión de las ondas de radio y en la aplicación del derecho de competencia.

América Latina podría copiar estas iniciativas y comenzar a avanzar. Europa está apostando a la energía y a la sociedad basada en el conocimiento

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario