ArtículosInicioMaria Galindosemana del 10 de NOVIEMBRE al 16 de NOVIEMBRE

Evo: yo soy el más macho

Señor Presidente ¿cree usted que es diferente burlarse de una mujer que llegar a matarla? ¿Cree usted que es muy diferente socapar una violación y una humillación social, como fue la violación por parte del asambleísta Domingo Alcibia, y garantizar su impunidad desde el Gobierno, que llegar a matar a una mujer?

¿Cree usted que es diferente justificar como costumbre las coplas del carnaval, en las que decía, textual, que les saca a las ministras el calzón, que llegar a matar a una mujer?

¿Cree usted que es diferente instigar y ordenar a los cocaleros, en asamblea, a no usar condón, que llegar a matar a una mujer?

¿Cree usted que es diferente negar a un hijo o una hija, abandonarlo sobre las espaldas de una madre empobrecida y no asumir sus responsabilidades como padre, que llegar a matar a una mujer? ¿Sabe usted que muchos de los asesinos de sus parejas las matan por ese motivo?
¿Cree usted que es diferente fraguar el suicidio de un policía asesino de su compañera y hacer que el crimen quede impune? ¿Cree usted que eso es diferente que matar a una mujer?

¿Cree usted que es suficiente aprobar una ley mal hecha y que ni siquiera se cumple para frenar el abuso, la violencia, el acoso sexual generalizado y, por último, el asesinato de mujeres?

¿Cree usted que es suficiente hacer una declaración ambigua y dejar en la impunidad a los militares que asesinaron en Achacachi a una joven premilitar después de violarla? ¿Es eso diferente de matar a una mujer?

¿Cree que dejar que una enfermera sea asesinada en pleno cuartel de Miraflores y que todo quede impune, cree que dejar que todo eso pase en su Gobierno es diferente de matar a una mujer?

¿Se da cuenta usted que su machismo es venenoso para la sociedad, que es asfixiante para las mujeres y que sus “chistecitos”, en los que despoja a las mujeres de dignidad, son parte de la violencia que vivimos? ¿Se da cuenta usted que su discurso machista es un discurso en el cual los hombres de esta sociedad le secundan y le imitan?

¿Es capaz usted de darse cuenta que su fiebre de canchitas de fútbol en todo pueblo y comunidad es parte de una fiebre machista, porque esas canchas sólo sirven para los hombres, sirven como pretexto para la farra y para seguir reforzando los privilegios masculinos en la comunidad?
¿Se da cuenta usted que su nuevo Palacio de Gobierno no es más que la proyección de su falo y su virilidad?

Cada capo del Gobierno que contrata una secretaria le está mirando las tetas y el poto para hacerlo, y esa es su responsabilidad, porque usted, en sus comentarios cotidianos, aplaude y goza de ese comportamiento.

Ser mujer en Bolivia hoy es vivir una humillación permanente y ser vista como un objeto sexual a libre disposición del machismo generalizado, y eso es su responsabilidad señor Presidente.

En los colegios no se enseña sexualidad y los jóvenes no conocen su cuerpo, y eso es su responsabilidad señor Presidente. Se burlan del maricón, señalan a las chicas según su físico, mientras usted y su vicepresidente se sacan fotos con las mises que son parte del emblema de las mujeres como objetos sexuales. ¿No se da cuenta de eso?

No hay suficientes juzgados que atiendan las denuncias de violencia machista, y eso es su responsabilidad señor Presidente.

No es que las mujeres son incapaces de separarse de un machista violento, pero sabe que no hay trabajo para las mujeres, menos aún cuando son mamás.

Cada mujer asesinada por la mano de la violencia machista es parte de un fenómeno de violencia machista del cual usted es parte señor Presidente. ¿Se da cuenta usted?

María Galindo forma parte de Mujeres Creando

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Ve también:

Close