ArtículosIniciosemana del 8 de DICIEMBRE al 14 de DICIEMBRESusana Seleme Antelo

No pronunciarás el nombre de democracia en vano

1.- ¿Qué evaluación hace al finalizar el año del panorama electoral con miras a las elecciones regionales del 29 de marzo de 2015?

La frase  del título corresponde al filósofo vasco  Aurelio Arteta. La recuerdo, porque desde 2006, cuando se inicia el régimen de Evo Morales, la ciudadanía y la democracia boliviana han vivido peligrosamente entre la ficción democrática del voto solo para la reproducción del poder del autócrata.  La lucha ha sido entre él, que se cree eterno y único, frente a quienes defendemos el respeto al Estado de Derecho, los Derechos Humanos, la pluralidad política, étnico-cultural, social y económica. Nada parece que vaya a cambiar en 2015,  a no ser que la gente recuerde la canción del grupo mexicano Molotov  que dice Si le das más poder al poder, más duro te van a venir a joder”, como recordó Carlos Valverde en su programa “Sin letra chica”.

2.- Usted cree que en ese darle “más poder al poder”  se inscribe el proceso que le sigue el gobierno a los tres magistrados del Tribunal Constitucional?

Sí, con aberraciones como haber pretendido que la cámara de Senadores se convirtiera en Tribunal de Sentencia para condenarlos,  a pesar de que los tres fueron parte de la tramoya, en 2011, de las elecciones del poder Judicial. Ya estaba subsumido al poder político, pero con ese mazazo le dieron la estocada final, tanto que la crisis del poder judicial es la crisis del Estado que ahora llaman Plurinacional: otra ficción. Como el caso de los magistrados, está el proceso terrorismo-separatismo, que es un vergonzoso  complot contra las demandas autonómicas y sus dirigentes políticos y cívicos, entre otros desmanes antidemocráticos. En ellos el Órgano Electoral, un apéndice más de la concentración  del poder político.

3.- ¿Estos tipos de abusos pueden empeorar en la próxima gestión, luego de la ratificación obtenida el 12 de octubre?

Con los 2/3 obtenidos por Morales,  claro que los abusos pueden empeorar. De ahí la importancia de las elecciones de gobernaciones y alcaldías, para crear contrapesos y equilibrios políticos en esos niveles de gobierno. El objetivo es ponerle freno al poder central con ínfulas totalitarias, por mucho que se enmascare en la impostura originario-indígena-campesino, ya sepultada, o busquen a un sindicalista petrolero para candidato a gobernador en Santa Cruz. Donde no hay justicia es peligroso tener razón, porque la virulencia política persiste y se  impone la ley del más fuerte, que es lo que vive Bolivia: una justicia que no garantiza las libertades democráticas es una dictadura.

4.- En el Gobierno se sienten muy fuertes en relación a la crisis del petróleo y los problemas económicos que está causando en el mundo ¿usted que opina?

Como con la palabra democracia, habrá que decirle al régimen  que no hagan malabares económicos en vano. Según Sergio Medinaceli, experto  en el tema, si el precio internacional fuera de US$/Barril 100, la Renta Dignidad recibiría $US 687 millones. Si disminuye a US$/Barril 60, esa renta sólo sería de US$ 431 millones: 256 millones de dólares menos. Si el precio es US$/Barril 100,  los departamentos productores, más Beni y Pando recibirían US$ 843 millones, pero si se estabiliza en torno a US$/Barril 60, la recaudación sería US$ 528 millones: 315 millones de dólares menos.  Y por Impuesto Directo a Hidrocarburos (IDH), regalías y participaciones, si el promedio es de US$/Barril 60, la pérdida fiscal  es US$ 1,316 millones. ¿Los suplirá el contrabando  y el narcotráfico que sí siguen creciendo?

5.- ¿Cómo ve ese panorama económico?

Con una pregunta obligada ¿en qué se ha invertido el excedente del crecimiento del precio del gas en estos años? Según José Luis Parada, Secretario de Economía en la gobernación cruceña, entre en 2006-2013, se programó un gasto de $US 120.000 millones de dólares, equivalente al gasto de 40 años en valores corrientes de Gobiernos anteriores. Pero, seguimos siendo el último país en indicadores socio-económicos en Sudamérica: los niveles de desigualdad no han variado y la informalidad del mercado de trabajo supera 70% de la población económicamente activa (PEA), pues no ha habido  generación de empleo productivo con salario y prestaciones sociales estables. ¿Por qué con recursos 4 a 5 veces superiores, persisten las grandes deficiencias de salud, educación, infraestructura y seguridad ciudadana? El crecimiento no garantiza institucionalidad, ni desarrollo humano ni progreso social,  si se corrompe la gestión pública, se desprecia la calidad administrativa y no existe transparencia ni rendición de cuentas. Esos son algunos retos para los próximos gobiernos municipales y departamentales.

Fuente: ElDía

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario