ArtículosIniciosemana del 16 de FEBRERO al 22 de FEBREROSusana Seleme Antelo

Los incrédulos tenían razón

1) ¿Qué perspectivas le observa a los debates sobre el Pacto Fiscal?

Tenían razón los incrédulos sobre tal debate: el régimen que preside el autócrata Evo Morales es centralista y nunca dará lugar a las autonomías aunque estén inscritas en la Constitución, con  tres muertos en las espaldas. Esperar 6  años desde la aprobación de esa Ley  y 5 desde la Ley Marco de Autonomía, fue una estrategia “envolvente” como las últimas y burocráticas determinaciones sobre el Pacto Fiscal. Morales  y sus hombres nunca tuvieron en mente una descentralización político-financiera para el país. Aceptaron a regañadientes la elección de los entonces prefectos  en 2005, pues fue resultado de un acuerdo político, cuando su partido, el MAS, aún no era gobierno, más bien oposición en el Congreso de la entonces República. Ganadas esas  elecciones,  las únicas limpias, han armado complots con muchos más muertos, como en Pando y Santa Cruz, cuando la Media Luna parecía que podía convertirse en luna llena. De lo que se trataba y se trata es del copamiento territorial, político, social y cultural de toda Bolivia, a título del proceso de un cambio.

2)¿Es este otro truco electoralista?

Desde luego. Por eso el régimen esperó tanto tiempo para poner en agenda el tratamiento del Pacto Fiscal. Lo hace solo ahora  en plena campaña para elegir gobernadores y alcaldes, con una   mala intención: crear animadversión contra Santa Cruz y Beni que piden una redistribución más equitativa de los ingresos, pues el centralismo se queda con 88% y solo 12% para el resto del país. Ambos departamentos plantean 50% para el Gobierno Nacional,  20% para las gobernaciones, 23% para los municipios, 6% para las universidades y 1% para los pueblos indígenas, sin afectar al Tesoro General, al Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) ni las regalías. Desde los medios de comunicación, el régimen los presenta como que estuviesen en contra del Estado y de las regiones con menor desarrollo relativo. Sin embargo, les delega a todas ellas competencias sin recursos o, peor aun, se los quita pues el bono Dignidad, se paga con dineros de las gobernaciones que corresponden al IDH.

3)¿Por qué la negativa a discutir el tema abiertamente?

Porque vamos de farsa en farsa, pues se acabó el tiempo de la vacas gordas, tras 9 años de bonanza económica sin desarrollo económico, ni social, ni educacional. Hasta  que llegó el de las vacas flacas porque bajó el precio del petróleo. Y aunque el régimen diga que Bolivia está blindada, es casi una década perdida. Quizás el blindaje al que se refieren es el de la economía ilegal, no solo del narcotráfico que prolifera como hongos, sino del contrabando y la corrupción que no tiene límites. Apenas estamos sabiendo por boca del Contralor General, cómo han malversado el dinero del Fondo Indígena, los más pobres entre los pobres, cuando ya se sabía hace  más de 5 años sobre los malos manejos, también en tiempo electoral. Acompañé las denuncias en ese entonces,  gracias a la información del Secretario de Finanzas de la gobernación cruceña, José Luis Parada. El régimen se hizo el desentendido.

4)Y hablando de elecciones, han aparecido encuestas que plantean un panorama parecido al de las elecciones de 2010 ¿Qué opina?

Similar en el sentido de que Evo Morales no es candidato en instancia regional ni municipal alguna y ningún candidato del oficialismo tiene sus características. Es decir  demagogo y populista para encandilar a las masas con el impostor discurso ‘originario-indígena-campesino’ o con el socialismo del siglo XXI que, al parecer , pasó a mejor vida sin pena ni gloria. Tan mal les va a muchos de sus candidatos, que Morales hará campaña con ellos y seguirán utilizando recursos y bienes del Estado, como si fueran propios, mientras el Tribunal Electoral mira para el costado. Así ganan elecciones.

Fuente: ElDía

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario