ArtículosInicioIsmael Schabib Monterosemana del 23 de FEBRERO al 1 de MARZO

OBAMA, JAMES C. DAVIES Y LA DICTADURA CUBANA

El Presidente Obama justificó su acercamiento con la dictadura cubana señalando que en más de medio siglo la postura  política de los diferentes gobiernos de su país no había alcanzado ningún resultado positivo para ayudar al pueblo cubano,  nadie ha podido refutar ese argumento.

 James C. Davies sociólogo americano nacido en 1918, profesor emérito de la Universidad de Oregón afirma, para que un pueblo se alce en armas o haga una revolución debe tener capacidad logística, tener recursos económicos, “Lejos de convertir al pueblo en revolucionario el soportar la miseria contribuye a que uno se interese únicamente por sí mismo o sólo por la familia”.

Circula en los medios de comunicación la entrevista que hizo un periodista argentino en un canal de TV a un joven cubano que visita Buenos Aires, quien expresó nítidamente lo que señala Davies, la gente en su país deambula por las calles pensando lo que va a llevar a la mesa en el diario vivir.

El gobierno de Cuba justifica la pobreza en que vive su pueblo, (sin embargo de importantes ingresos por el alquiler de miles de médicos al extranjero, la ayuda venezolana y el turismo) argumentado que es debido al bloqueo económico que le aplica el gobierno “gringo”, pero resulta que Cuba puede hacer negocios con el resto del mundo sin restricciones, empezando por México, ¿O es que tenemos que llegar a la conclusión que Cuba tiene una dependencia natural de los EEUU? ¿Que  sólo puede vivir bien económicamente teniendo buenas relaciones con el imperio?

Cabe preguntarse, ¿Los gobiernos están al servicio de sus países o los países están al servicio de sus gobiernos? La respuesta parece obvia, los gobiernos sirven a sus países, si fuera así ¿Por qué los Castro no dieron un paso al costado cuando se dieron cuenta que  eran el obstáculo para que los cubanos vivan mejor? Parecería que la respuesta es porque ellos dos son más importantes que el pueblo cubano, el pueblo los sirve.

Podemos inferir que el bloqueo de los EEUU a Cuba empobreció al pueblo pero no a la dictadura, al contrario le cayó “al pelo”, el pueblo quedó sin capacidad de reacción, quedó inerme, sin recursos para nada; esa gente gana un salario de 18 dólares al mes que no alcanza para nada, mientras los dictadores y su aparato represivo viven “fenómeno”; esto explicaría porque se sostiene la dictadura, además ha convertido en toda una “ciencia” exportable el modelo de cómo perpetuarse en el poder, como si el odio a los EEUU fuera una ideología política. La mejor ideología es la que sirve al bienestar del pueblo.

Si fuera el caso que el resultado de la política actual de los EEUU respecto del gobierno cubano favoreciera económicamente en un futuro inmediato a la población cubana mediante actividades privadas y le permitiera  entrar y salir de su país sin restricción, podemos afirmar, que el cubano estaría en un mediano plazo en condiciones de sacudirse de la vieja dictadura por sí sólo. El cubano podría convertirse en agente de su propia liberación teniendo como punto de partida su capacidad logística; para entonces tendríamos que reconocer que Obama estuvo acertado en su decisión.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario