Iniciosemana del 4 de MAYO al 10 de MAYO

Destacado activista en contra de los OGM cambió su punto de vista después de aprender la ciencia

Mark Lynas ha tenido una larga historia de activismo contra los OGM, a veces en afiliación con reconocidas ONGs anti-ciencia, como Greenpeace. En un artículo de opinión publicado en el New York Times el 26 de abril de este año admitió que había participado en el vandalismo inherente al destrozo de plantaciones de cultivos de OGM – una práctica por la que ahora se disculpa y condena. Su pericia particular en la década pasada ha sido el de abogar por medidas para detener el cambio climático o el “calentamiento global producido por el hombre”, como también se lo llama.

Después de emprender una misión de autoaprendizaje para obtener información basada en evidencias sobre los OGM hizo un cambio rotundo de posición y ahora se ha convertido en un ferviente defensor a favor del aumento del uso de esta tecnología para  ayudar a alimentar a los malnutridos y empobrecidos del tercer mundo. Ese es el enfoque de su editorial, How I Got Converted to G.M.O. Food. (Cómo me convertí a los alimentos OGM). Escribió este artículo mientras asistía a una conferencia sobre biotecnología en Nairobi, Kenya, pero el enfoque de su artículo es sobre un agricultor en Bangledesh, uno de solamente 108 agricultores (en un país con alrededor de 150 millones de habitantes) a quienes les es permitido cultivar el brinjal Bt (berenjena). Este cultivo de OGM ha mejorado milagrosamente sus condiciones de vida y las de su familia, reduciendo simultáneamente el uso de pesticidas. Por otro lado, en el 2010 la colindante India ha prohibido de manera eficaz dicho cultivo por medio de una moratoria debido a la presión de activistas.

Lynas resume en unos pocos párrafos espeluznantes la oposición a esta tecnología agrícola que salva vidas, apuntando con ira y con tristeza cómo muchos países en casi todas las partes del planeta han erigido rigurosas barreras o francas prohibiciones para los OMG (afirma que Hungría ha inmortalizado en su Constitución “No OGM”).

Con respecto a la conferencia de Kenya, menciona sus conversaciones con expertos en agricultura y biotecnología de varios países del país anfitrión, Gana, Uganda y Perú, quienes expresaron indignación de que sus países – cada uno de ellos sufriendo de significativas deficiencias nutricionales – han prohibido de manera eficaz esta metodología. Los motivos que llevaron a esto se deben a ceder a las presiones de grupos “ambientalistas” cuyas andanadas y demostraciones se basan en explotar temores injustificados así como una real intimidación.

En sus propias palabras: “La guerra del movimiento ambientalista contra la ingeniería genética ha llevado a una profunda escisión con la comunidad científica. Un estudio reciente, llevado a cabo por el Pew Research Center y de la American Association for the Advancement of Science, mostró que la discrepancia entre los científicos y el público en general sobre los OGM es mayor que sobre cualquier otra controversia científica: Mientras que el 88% de los científicos asociados acordaron que es seguro consumir alimentos genéticamente modificados solamente lo hizo el 37% del público en general – una brecha de 51 puntos.”

Concluye de esta manera:

“Estoy trabajando para amplificar las voces de los agricultores y de los científicos en una conversación más informada sobre lo que la biotecnología puede brindar a la seguridad alimenticia y a la protección ambiental.

Nadie afirma que la biotecnología sea una varita mágica. La tecnología de la modificación genética no puede hacer que las precipitaciones pluviales lleguen justo a tiempo o que los agricultores de África tengan derechos propietarios sobre la tierra más sólidos. Pero el mejoramiento genético de las semillas puede hacer una contribución de varias maneras: Puede aumentar la resistencia a enfermedades y la tolerancia a las sequías, las que son especialmente importantes mientras que continúe el cambio climático; y puede ayudar a lidiar con ciertos problemas nutricionales ocultos como la deficiencia de vitamina A.

Necesitamos esta tecnología. No podemos permitir que el movimiento verde se interponga en su camino.”

El Dr. Gil Ross de ACSH emitió el siguiente comentario: “Aplaudimos el cambio de corazón del Sr. Lynas y solamente podemos esperar que su cri de coeur sea atendido por muchos de  sus antiguos colegas en el campo ambientalista anti-ciencia. Alude a la deficiencia de vitamina A, una referencia clara al Golden Rice, secuestrado por más de una década por la hostilidad liderada por Greenpeace contra este importante cultivo para la visión y para salvar vidas.”

Artículo original en inglés (traducción de Sylvia Chafuen, ICEES):

http://acsh.org/2015/04/prominent-anti-gmo-activist-changed-his-mind-after-learning-the-science/

Ver más

Artículos relacionados

Un comentario

  1. SABIAN QUESE DICE QUE HAY UN GRUPO DE GENTE PODEROSA QUE DICEN QUE EL MUNDO ESTA SUPER POBLADO Y ASI COMO LA INDUSTRIA FAMASEUTICA FABRICA REMEDIOS QUE NO CURAN Y MAS BIEN HACEN DAÑO A LA SALUD, ASI TODA ESTA NUEVA ERA DE TRANSGENICO CAUSA IGUAL ENFERMEDADES GRAVES, LO QUE QUIEREN ES MATAR GENTE Y LA POBRE GENTE AFRICANA ES LA QUE PAGA EL PATO COMO SE DICE VULGARMENTE, POR LA EXTREMA POBREZA EN QUE VIVIEN, ADEMAS QUE HAY UN MONTON DE MILLONES EN JUEGO, GENTE QUE NO LE INTERESA LA SALUD DE LAS PERSONAS SINO EL DINERO.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba