ArtículosInicioManfredo Kempff Suárezsemana del 23 de NOVIEMBRE al 29 de NOVIEMBRE

EL “HERMANO” MAURICIO

S.E. tiene que ir preparando maletas para viajar a Buenos Aires a la transmisión del mando presidencial el 10 de diciembre, con mucha mayor razón luego de las declaraciones del embajador argentino en La Paz, Ariel Besteiro, quien afirmó, de manera muy poco diplomática, que el gobierno de Mauricio Macri dejaría de comprarle gas natural a Bolivia.

Dijo el embajador argentino, ataviado a la usanza pakistano-andina de S.E. (¿querría burlarse?), que en los precios que paga Argentina por el gas existe un componente “político”, es decir, que el generoso precio fue para “ayudarle a impulsar la tarea y el trabajo de Bolivia, para ayudarle a resurgir y ponerse en funcionamiento”. Esto es algo que los bolivianos de bien debemos agradecer, aunque dudemos de que Macri vaya a querer pagarnos menos porque no le guste la cara de S.E.

Si se establecen nuevos precios del gas no será debido a que nuestro vecino quiera perjudicarnos, sino, simplemente, porque el barril de petróleo se cotiza por debajo de la mitad de hace muchos meses y esa es la base acordada para la fijación del precio. Por otro lado, si Argentina encuentra mejores proveedores que estén en Medio Oriente o en Trinidad y Tobago, lo más probable sería que prefirieran comprar de sus barcos de GNL.

Justamente es por eso que S.E. debería estar, como si nada hubiera sucedido, en los actos  de la transmisión del mando presidencial en Buenos Aires, cuando la señora Kirchner le pase el mando a Mauricio Macri. Habrá entonces un breve encuentro – puede no ser tan breve – en donde S.E. tendrá que explicarle al “hermano” Mauricio sobre sus apocalípticas declaraciones en sentido de que si ganaba Macri se iba a presentar una situación caótica en Argentina. Tiene que decirle al “hermano” Mauricio que no hubo mala intención, que no dijo lo que dijo, y que los bellacos de los medios exageraron y desvirtuaron sus declaraciones.

El nuevo presidente argentino ya ha fijado su posición respecto a los gobiernos latinoamericanos que atropellan el estado de derecho. Ha sido concreto respecto a Venezuela a la que se podría suspender de su membresía en el MERCOSUR. Y ha sido clarísimo también cuando manifestó que no estaba de acuerdo con las re re reelecciones en Bolivia. S.E. no tiene que dar explicaciones sobre el tema a un mandatario extranjero y podrá decir que la reforma a la Constitución es legal y punto. Lo que pasa es que Macri sabe muy bien que S.E. está enamorado apasionadamente del poder y que no lo quiere soltar por nada del mundo.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba