ArtículosIniciosemana del 23 de NOVIEMBRE al 29 de NOVIEMBRESusana Seleme Antelo

Otras razones para votar NO

Si la democracia y la soberanía popular se expresan en la voluntad ciudadana a través del voto,  el régimen de Evo Morales las pisoteó y así consumó sucesivos “golpes de estado” a gobiernos municipales y departamentales, con alcaldes y gobernadores electos democráticamente. Se los suspendía por ser opositores al gobierno, de acuerdo a la Ley Marco de Autonomías -artículos 144, 145, 146 y 147 de Julio 2010- a sola acusación de un fiscal.

La ley se convirtió  en ‘guillotina judicial’ con la que destituían a  autoridades surgidas de  elecciones libres, amén de otros golpes, como la inhabilitación de candidatos y partidos políticos opositores, para participar en elecciones regionales ya programadas. Cabe preguntarse si los hombres de régimen, empezando por Morales,  recuerdan el artículo 117 de la Constitución Política del Estado (CPE) y su primer parágrafo:  “Ninguna persona puede ser condenada sin haber sido oída y juzgada previamente en un debido proceso”. En la práctica,  le han negado ese derecho a los opositores.

La arbitraria y antidemocrática ley de suspensión de autoridades fue anulada en octubre de 2012, pero notificada solo 6 meses después. Empero, los paredones jurídicos contra la oposición política no cesan, y hoy sufren los chantajes que condicionan el desembolso  de recursos a que opten por el ‘si’ a la  re-re-reelección de Morales-García Linera, en el referéndum de febrero próximo, logrado por forzada reforma constitucional.

La CPE ha sido violada  tantas veces  como ha requerido la dominación total que persigue el régimen. La última fue aprobada por la mayoría del poder Legislativo, subordinada al poder Ejecutivo, cuyo fin es la permanencia  en el poder de aquel   binomio. Como buenos populistas, buscan cobijo  en una supuesta “la voluntad del pueblo” y promueven reformas constitucional para el “reeleccionismo mágico latinoamericano”. *

Algunos de los mandatarios de esta región –Carlos Ménem, Alberto Fujimori, Hugo Chávez(+), Álvaro Uribe, Rafael Correa, Cristina Fernández de Kirchner, Evo Morales- han sido y son caudillos autoritarios, demagogos, muchos dictadores revestidos de demócratas que quieren quedarse en el poder para siempre, luego de haber eliminado los pesos y contrapesos democráticos. Algunos lo lograron, otros no, como en Argentina. Morales y compañía sí, por el momento, pues la bonanza económica arropada en el crecimiento de China,  demandante de nuestras materias primas, parecía eterna para seguir comprando ‘vidas y haciendas’. Y retomo el criterio de James Petras sobre Evo Morales:  practica un radicalismo al servicio de la ortodoxia, mediante una retórica radical, estipendios y subsidios, convirtiendo a sus beneficiarios en ‘guardianes del statu quo’…”

Acabada la euforia, ahora el régimen ofrece a diestra y siniestra los recursos naturales de la madre tierra y hasta las tierras de los pueblos indígenas, sin cambiar lo que parece una maldición en Bolivia: el ciclo primario exportador-extractivista minero y gasífero. Desterrada la institucionalidad democrática,  otorgarán contratos sin licitación -como hasta ahora- y beneficios a empresas e inversores, nada diferentes de la etapa neoliberal a la que acusan de “vende patria”. El régimen busca créditos para inversión extranjera directa que, en los hechos, son prestamos condicionados, pues están destinados a promover las exportaciones del país acreedor: se compra sus productos y se contrata a empresas del mismo origen. No es gratuita la búsqueda de inversiones que hace el régimen, pues las cifras totales de Inversión Extranjera Directa revelan una caída de 28%.

ero ta . Lo único que se salva de la ‘oferta’ del pías que se vende,  es la región del “Chapare”, reino de la hoja de coca ilegal, materia prima de la cocaína, de donde proviene el liderazgo sindical y político de Evo Morales, presidente vitalicio de sus poderosas 6 Federaciones de Cocaleros. Ahí se inicia la ilegal cadena de la producción de droga, con campesinos que practican un capitalismo mercantil como proveedores de materia prima, pero forman parte de la reproducción ampliada del capital,  vía la fabricación de cocaína, su conexión con el narcotráfico y el crimen organizado a nivel global. Ya cuentan con un recién inaugurado mega aeropuerto internacional en Chimoré, localidad de apenas 21.000 habitantes, con un costo de 36 millones de dólares. Allí los agentes de la DEA,  ya expulsados, tenían su base para la erradicación de la coca ilegal cultivada en Chapare.

Sumo a estas realidades, la administración de justicia  que hoy muestra los despojos de la politización que hizo el régimen del Poder Judicial, sin independencia alguna frente a la dominación ejercida por el Ejecutivo. De ahí la ausencia de protección a la sociedad, sometida a abominables jueces y fiscales extorsionadores y corruptos.

Y así vamos a un referéndum amoral, con un padrón electoral basado en el censo nacional de 2012, con sesgo ideológico-indigenista, más que demográfico real. Un trabajo realizado entre diciembre 2014 y febrero 2015, por un equipo de la OEA, advirtió que el padrón no cuenta con avances de seguridad que incluyan nuevos y modernos sistemas operativos. Hizo 84 recomendaciones, basadas en hallazgos que abarcan aspectos legales, calidad de procesos y procedimientos, bases de datos y seguridad informática. Como suponíamos, siempre hubo trampa.

Por estas, entre otras razones, debemos votar NO en febrero.  En ese voto se juega el retorno al Estado democrático, la vigencia de sus instituciones y el respeto a la civilidad jurídica para evitar la reproducción  en el poder de un  binomio que manipula la soberanía popular,  los procesos electorales y la voluntad ciudadana.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba