ArtículosInicioManfredo Kempff Suárezsemana del 23 de MAYO al 29 de MAYO

SE CIERNE LA TORMENTA

El título se lo he robado a Churchill de un tomo de su magnífica Historia de la Segunda Guerra Mundial, donde cuenta los antecedentes que llevarían al mundo a la hecatombe. Ahora, aunque no lo deseamos de ningún modo, se cierne la tormenta en Bolivia, cuando, nada menos que el Vicepresidente, ha advertido a quienes considera sus enemigos, con que “les vamos a dar huasca y les sentaremos la mano” y el ministro Quintana amenaza con histeria a la oposición y periodistas.

A buen entendedor pocas palabras, habría que decir. Y ponerse en guardia porque la ira que el MAS trae acumulada desde su inobjetable derrota del 21 de febrero, los está llevando a severos desquiciamientos. Han vuelto a perseguir gente y encarcelarlos sin siquiera una citación previa, y están buscando culpables a sus desdichas políticas entre abogados y periodistas que tuvieron algo que ver con el “afaire” Zapata. Afirman los masistas que su descalabro se debió al escándalo del hijo fantasmal de S.E., que todo estuvo montado por Carlos Valverde y la oposición, y que la revancha tiene que darse con otro referéndum.

Aparecen voces llamando a un registro de firmas para una nueva consulta que permita la candidatura de S.E. el 2019, cuando bien sabemos que de todas maneras iban a tratar de desconocer su contraste del 21F. Creemos, en todo caso, que si de recolectar firmas se trata, debería ser para convocar a un referéndum revocatorio, que eche del Gobierno a quienes, desde hace una década, están hundiendo el país dilapidando sus recursos irresponsablemente. Si hay nuevo referéndum (que sería un absurdo absoluto) tendría que ser no para prolongar el gozo de S.E. en el poder, sino para recortarlo.

Si el Vice dice que hay que dar huasca y sentar la mano y Quintana lo corrobora, significa que se debe tomar previsiones. Sabemos muy bien que una citación a la fiscalía es el anuncio de cárcel. Por tanto nos parece bien que Carlos Valverde no les dé gusto a los masistas y como él mismo dice, no se “regale” a quienes anhelan verlo entre rejas. Mucho más si a Valverde ya lo ha amenazado la ministra de Informaciones, además de muchos valentones del MAS que desesperan por ganar indulgencias con S.E.

Valverde dice muchas verdades todos los días. Tiene el coraje que no tienen otros para denunciar los desaciertos y los abusos del Gobierno. Si tocan a Valverde nos están ultrajando y quitando la voz a todos los cruceños y bolivianos, porque es, en estos tiempos graves cuando se cierne la tormenta, nuestro exponente más emblemático.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba