ArtículosInicioManfredo Kempff Suárezsemana del 13 de MARZO al 19 de MARZO del 2017

EL TURNO DE ERNESTO SUÁREZ

No acabábamos de lamentarnos públicamente por el sucio tratamiento judicial de que fue objeto Leopoldo Fernández, con la sentencia dictada luego de ocho años de prisión a que está siendo sometido, cuando nos enteramos que, finalmente, el Gobierno había logrado su anhelado propósito de encarcelar al ex gobernador del Beni, Ernesto Suárez, sub jefe de la agrupación política Demócratas, que lidera el gobernador cruceño Rubén Costas.

Dice la prensa que la detención de Ernesto Suárez se debió a que éste no pudo certificar el lugar de su domicilio habitual ni el trabajo que desempeña cotidianamente. ¡Vaya delito! ¿Y las otras 30 o más imputaciones que pesan sobre él? ¿Acaso no se lo acusa de cuanto disparate se les ocurre a los masistas «exportados» al Beni desde las alturas y a los sumisos apóstatas nativos?

Si los masistas siguen diciendo que esto es cosa de la justicia, que ellos nada tienen que ver con los asuntos legales, que no se trata de una persecución política, y la oposición no arma un escándalo, es que realmente en Bolivia ya se están esfumando las últimas esperanzas. ¿Así que es la justicia boliviana, por ecuánime, la que tiene presos a tres ex gobernadores y exiliados a otros tantos? ¿La justicia, tan respetable y confiable ella, se está preocupando porque sí de elegir a quienes se debe ajusticiar? ¿Nada tiene que ver entonces la «revolución judicial» cuando los actuales magistrados fueron designados a dedo por los parlamentarios del MAS? ¿No estarán los togados devolviendo favores? Está claro que sí, que todo es una farsa, que es una tomadura de pelo a la población, y que los tribunales están infestados de masismo.

Como era imposible apoderarse de Pando si Leopoldo Fernández estaba allí, el MAS ve que también es imposible capturar enteramente el Beni si Ernesto Suárez está en libertad. No importa que sea gobernador o no. El hecho es que su peso específico en el departamento es mucho mayor que el de todos los vendidos al MAS, aunque estos últimos ahora intenten comprar conciencias con dinero de su nueva modalidad de gastos reservados vitoreando a S.E. en la entrega de obras del programa «Evo cumple, Bolivia cambia».

A propósito de «Evo cumple, Bolivia cambia», el masismo nos llevará a los bolivianos por los mismo caminos que el peronismo llevó a la Argentina y que padece hoy. Son tan poco ocurrentes quienes nos gobiernan, tan poco originales en algunas cosas, que hasta esa publicidad la copiaron. Los bolivianos no sabíamos que hace más de 70 años, en la Argentina populista, aparecía en todas las obras entregadas por el Gobierno el eslogan que decía: «Perón cumple, Evita dignifica». Con la salvedad de que en este caso no hay quien «dignifique», el resto es un plagio.

Está claro que se viene una arremetida total del Gobierno para vengarse del 21-F y que quiere fuera de acción a todos quienes puedan interponerse en la ansiada re-re-reelección de S.E. La masiva movilización popular a nivel nacional del 21 de febrero último le ha mostrado claramente al MAS que su tiempo de disfrute ya tiene fecha de caducidad. En esas circunstancias queda completamente entendido lo que sucedió con Leopoldo Fernández y con Ernesto Suárez. Aunque parezcan cosas distintas son en el fondo lo mismo: linchamiento político para atemorizar.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba