ArtículosInicioJimmy Ortiz Saucedosemana del 6 de MARZO al 12 de MARZO del 2017

REFERÉNDUM, POR LA NUEVA LEY DE LA COCA

() Noticia: Con nueva ley, Chapare produciría 19 mil T de coca (Los Tiempos 19-02-17).- Chamizo dijo que, según el informe de la Oficina Contra la Droga y el Delito de las Naciones Unidas (Unodc) del año pasado, en las 6 mil hectáreas que tiene Chapare se produce cada año 16 mil toneladas de la hoja, y los Yungas, en las 14 mil hectáreas -que en la actualidad tiene-, produce 18 mil toneladas.

() Comentario: El tema de esta ley, es un asunto muy delicado para la vida de Bolivia. No es una simple ley que atañe solo a los cocaleros legales e ilegales, a los comercializadores de ambos producto, a las ramas afines, y a los carteles internacionales. Su tratamiento acelerado durante el carnaval, fue mucha villanía.

El proyecto de «Ley General de la Hoja de Coca», hecha por cocaleros para cocalero, tiene connotacionespolíticas, económicas, sociales y ambientales, que hacen de ella una ley de importancia nacional, por eso pido un referéndum. Todos los bolivianos debieran tener conciencia de lo que se está haciendo, y los efectos que ella tendrá en su futuro.

En lo político es clara la relación de la coca con el partido de gobierno, incluso el propio presidente Morales es también presidente de las 6 federaciones de cocaleros ilegales del Chapare, en un clarísimo conflicto de intereses, que ya a nadie le importa.

Es en ocasiones como esta donde el conflicto de interese se manifiesta. Está claro que Morales quiere fortalecer su reducto de poder, legalizando la coca que no sirve para el uso tradicional.

En la noticia que se comenta: «los dirigentes de la Asociación de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) piden justificar el destino de las 19 mil toneladas de la hoja que producirá cada año el trópico de Cochabamba en las 7 mil hectáreas que el proyecto de ley propuesto por el Ejecutivo legaliza». Yo me pregunto lo mismo, ¿qué destino se dará a las 7.000 Ha de coca del Chapare? La respuesta es obvia.

En lo económico, los dineros que mueve la cadena coca-cocaína y los que ella inyecta en la economía; al contrario de lo que piensa alguna gente, causa mucho daño al país: fomenta la economía informal; 70% de la economía nacional, incrementa el contrabando; hermano siamés del narcotráfico, aumenta la inflación al incrementar la masa monetaria, perjudicando con ello a los sectores de salarios fijos y a los más pobres.

En lo social, aumenta notablemente la inseguridad ciudadana. Si bien siempre existió delincuencia, esta se disparó en el último tiempo, con el descontrolado aumento de la cadena coca-cocaína. Sicarios, carteles, volteo, eran palabras desconocidas en nuestro léxico.

Vivimos hoy la peor época de inseguridad ciudadana de nuestra historia, la delincuencia nos está ganando la guerra. Narco-niños en las escuelas, sicarios que asesinan en plena plaza 24 de Septiembre, y la aparición de narco-pueblos, son el epitome de una trágica realidad.

Pero lo peor de todo es la destrucción da la moral pública. De pronto la sociedad se acepta la plata mal habida y los nuevos ricos, así como la secuela de destrucción que ella conlleva: aparecen los narco-políticos, las narco-mises, los narco-empresarios, los narco-policías.

Capítulo aparte merece la tragedia, de los que en el país y fuera de él, consumen la pasta base o la cocaína. Estos son los verdaderos esclavos de la nueva era. Hombres, mujeres y niños encadenados a una sustancia que destruye su cuerpo, su mente y su espíritu, con las graves secuelas que esto causa a la familia y a la sociedad.

Legalizar la coca del Chapare es favorecer al narcotráfico. Será dar otro paso más al Narco-Estado, que nos echó en cara la revista brasilera Veja.

Entiendo los riegos que implica pedir un referéndum, en una época que el MAS está loco por hacer uno a favor de la recontra reelección del jefazo. Entiendo también que ellos tienen el Poder Electoral, Judicial y el Parlamento para manipularlo, pero la gravedad de la situación lo amerita, no hay otra opción. Si meten la reelección le volveremos a ganar, esta vez con un margen mayor, no hay que tener miedo de ello.

El Proceso de Cambio avanza, es la terrible herencia cocalera que dejará el Estado Plurinacional. La cadena coca-cocaína destruirá Bolivia, recuperarla costará muelas.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba