ArtículosInicioMaria Victoria Zabala Vacasemana del 27 de MARZO al 2 de ABRIL del 2017

SOLO POR SER MUJER

En Bolivia cada día mueren dos mujeres por complicaciones en el embarazo; el aborto es la tercera causa de muerte materna en el país; y Bolivia sigue teniendo la segunda tasa más alta en América Latina de muertes por cáncer de cuello uterino.

El 2013 se registraron 154 casos de violencia política contra la mujer; ninguno fue resuelto y el 80% de los delitos sexuales quedan en la impunidad, a pesar de existir una ley para garantizar a la mujer una vida libre del acoso sexual y la violencia política (Ley 348, promulgada el 9 de marzo 2013).

¿A dónde vamos? Siete de cada 10 mujeres en Bolivia han sufrido algún tipo de violencia; en el 2016 se registraron 104 feminicidios y en tan solo 66 días, de enero al 7 de marzo del 2017 ya se registraron 20 casos más. La reacción todavía es tímida. ¿Por qué la sociedad cruceña y boliviana se esconde y permite que estos actos de barbarie sigan sucediendo? Las cifras son impactantes; a diario se incrementan sin que las autoridades hagan algo serio, ejemplar y coherente al respecto; hay que llamar las cosas por su nombre y frenar el crimen contra la mujer en el país -según la ONU Bolivia continúa siendo uno de los países con más altos índices de violencia contra la mujer, como lo enuncian Prensa Honduras (Gráfico 1) y El Nuevo Diario, Nicaragua (Gráfico 2).

violencia contra la mujer latina

Gráfico 1

18_País_Info

Gráfico 2

¿Dónde radica el problema? Pese a que hay una rimbombante Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia (Ley 348), los casos de violencia y de feminicidio no ceden. El panorama es desolador si hacemos seguimiento en los medios, que parecen regodearse en los detalles hasta llegar a lo macabro: ¿esta forma de tratamiento de la noticia es saludable para la sociedad?, maltratos, violencia hasta el límite, justicia tardía, bromas y comentarios inapropiados hasta de parte de autoridades y muchos crímenes sin resolver, que incluyen los realizados por personalidades civiles, políticas y pertenecientes a fuerzas del orden (si, FFAA las encargadas de la seguridad no solo del Estado sino de garantizar la seguridad ciudadana). La ley establece sanciones hasta de 30 años de privación de libertad sin derecho a indulto (Art. 252 del Código Penal), ¿qué falta? ¿Donde está el pueblo, la sociedad boliviana, los ciudadanos luchadores por su patria y la familia? ¿A qué se han reducido los valores, los derechos, el respeto a la vida y a la integridad física, psicológica y moral de los ciudadanos?

¿Qué más tendrá que suceder para que la sociedad despierte? ¿Nos damos cuenta de que estamos generando un mundo ruin, egoísta, corrupto, sin valores, sin ética ni moral? Este tema nos involucra a todos, sin excepción: la familia, la escuela, el trabajo y las instituciones. Debemos subrayar algo, pensando en soluciones a largo plazo: tenemos que comprometer énfasis en la educación de calidad, pero sobre todo, educación en valores y principios, en el respeto y amor a la vida, de donde nacen todos los demás derechos.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba