JUVENTUDES ICEES
Espacio de actividades:
Boletín ICEES:
de publicación quincenal.

SUSCRIBASE: ESCRIBA SU EMAIL

TWITTER
síguenos ahora:
VIDEOS
URGENTE
embarazos precoces:
Gestión nacional y departamental
El Presidente es desaprobado por 49 de cada 100 bolivianos
IDENTIFICACIÓN ÉTNICA EN BOLIVIA CENSO 2001
CENTRO DEPORTIVO LAS PALMAS
haz tu seserva ahora:
Agregate
en las redes sociales
CONECTADOS EN EL MUNDO

Sergio Antelo: “En Bolivia no hay izquierda; la derecha es permanente”
Sergio Antelo Gutiérrez

Escribió el primer código de urbanismo y fundó el movimiento Nación Camba.

sergio_antelo_.jpg_1775534641

Propone una identidad de resistencia para despojarse del colonialismo interno

Es uno de los ideólogos de la Nación Camba. Una afección pulmonar y una caída lo mantienen hace cinco meses en su casa, revisando sus papeles. Acaba de salir de la imprenta el libro Los Cambas. Nación sin Estado.

Dice que no lo presentará aún porque -bromea- no quiere que lo persigan y ahora, como está con el fémur lleno de fierros por las múltiples fracturas, no puede correr. Tuvo que dejar el cigarrillo porque sus bronquios ya no lo dejaban respirar. Desahuciado en Santa Cruz, se fue a Chile y allá se sintió mimado y bien tratado. “Gracias a eso estoy vivo”, dice, y empieza a hablar del primero de los temas que le interesan: la ciudad. Fue el autor de un Código de Urbanismo y Obras cuando fue concejal en 1993.

¿Qué pasó con su Código de Urbanismo y Obras?
Tenía 1.100 artículos. Es mucho. La gente se chipa. En la segunda versión hicimos uno con 600 artículos. Entró a una comisión del Plan Regulador, y como son unos genios, le aumentaron a 3.000. Lo llevaron al Concejo, donde no van a leer 1.500 artículos. Es imposible. Eso se paró hace un año. No aprobaron nada. Santa Cruz no tiene código. Usaban el mío, pero lo tergiversaron y eso ya no es código. El nuevo tampoco. No hay código. El código se llama Angélica Sosa (se ríe).

El proyecto de ampliar un anillo cerca del cordón ecológico ha despertado el activismo ciudadano en las redes. ¿Qué nos muestra eso?
Que no hay información ciudadana oportuna y pertinente. Estos temas son eminentemente técnicos. En mi criterio, según he visto los mapas, el cuarto anillo es una propuesta demagógica. No es necesario meter el tráfico urbano en un supuesto sexto anillo o cuarto anillo para favorecer al ciudadano que va a los mercados. El problema de la Alcaldía municipal, de sus gestores y de sus ideólogos, es hacer viable la quinta municipal.

¿Para qué necesita la Alcaldía ese cuarto anillo, si ya está la quinta?
Creamos una comisión técnica con el directorio del Colegio de Arquitectos para encarar el tema de la quinta municipal. Llegamos a una conclusión: la ciudad no está ahí; ahí está el río. Si se coloca una oficina de atención al público, tiene que estar donde esté el público ¿Dónde está el público? Ahí no está. Ahí está el río, no hay población. Sugerimos algunos lugares y no nos dieron pelota, y después nos atacaron con saña diciendo que éramos enemigos del Gobierno. Nos sindicaron de todo, y ahí quedó.

Entendimos que el tiempo nos daría la razón. La Alcaldía hizo una inversión de buenos millones de dólares en una famosa quinta que no va a funcionar porque está en medio monte, por decir algo. Los que demandan servicios municipales, como la Villa 1º de Mayo, el barrio Los Andes, la Pampa de la Isla, el Plan 3.000, tienen que dar la vuelta a la ciudad para llegar ahí. Eso significa arrastrar un poderoso tráfico urbano para llegar a un solo punto nodal, lo que va a conflictuar la ciudad y se va a tornar inviable. ¿A cambio de qué? De destruir un parque, que aunque ya no queda nada, está ahí.

Lo que busca la Alcaldía es crear un circuito urbano que pase por la quinta municipal para que sus estacionamientos y sus tiendas sean viables. Se inventaron que es para descongestionar un tráfico urbano que viene nadie sabe de dónde. En materia de urbanismo hay estudios de ingeniería de tráfico. Los tipos se han propuesto, por encima de todas las consideraciones, pasar por ahí. De lo contrario, va a quedar como un elefante blanco en medio monte.

¿Qué más ha visto en el lugar?
Antes de que me quiebre la pata, iba al Parque de la Autonomía a caminar. Habían abandonado la quinta. Construyeron la obra gruesa y la dejaron porque no les va a funcionar. ¿Dónde va a estacionar la gente? ¿Dónde van a parar los colectivos? Si no hay otra vía que es el sexto anillo, eso no funciona. Eso le costará a la ciudad un sexto anillo, pasos de nivel y la parte ecológica. Van a eliminar las canchas de fútbol.

Otro de los temas de los que se debe hablar con usted es sobre Nación Camba, que tuvo su apogeo desde 2008 hasta 2010. ¿Qué pasa con Nación Camba ahora? 
Cada momento histórico tiene su respuesta. La primera respuesta al centralismo y al colonialismo interno fue precisamente Nación Camba. Es un movimiento que todavía existe. Como usted manifiesta, los grupos de expresión dominante en Santa Cruz se han olvidado un poco del tema regional y se han acomodado a las decisiones e iniciativas del Gobierno central. Podríamos atacarlos a los tipos de acá, pero no hay que hacerlo. Al fin y al cabo son nuestros aliados.

El problema es que para entender el tema de Nación Camba -que es una idea, no un partido político- hay que reconocer que somos una colonia. Si no lo reconocemos, usted no avanza en nada. Todo el movimiento autonomista que encabeza el Comité Cívico y otros que están posesionados como autonomistas en Santa Cruz fracasaron porque no tenían ¡ni idea! del tema autonomista.

Se entraron a la pelea autonomista sin saber nada, porque así dio el impulso. Le puedo decir que si revisa la correspondencia de Nacion Camba en la página web, hay miles de tipos dispuestos a pelear por la justicia, por la descentralización, por un estado asociado, por un federalismo. La idea central es liberarse de esta sarna de Estado nacional con sede en La Paz.

Esto, ¿hacia dónde va?
Salvando la coyuntura económica de bonanza actual, esto va a entrar en colapso. Muchos van a gritar en Santa Cruz. Se lo ve a través del comercio, que tiene una rebaja fundamental del 10% en compras. La agricultura está mal, la agroindustria está mal. Lo que podemos hacer en Santa Cruz está mal porque no nos dejan exportar nada. Tener un polo poderoso en Bolivia no les conviene, porque contradice la vocación hegemónica de los grupos dominantes de La Paz.

Aclaro lo siguiente: al fin y al cabo, ¿cuál es el colonialismo interno? Es un grupo de personas que ejerce un poder ilimitado sobre una sociedad, generalmente diferenciada. Por su capacidad política y militar, ejecuta planes de colonización como el que hacen estos tipos. Tiene que entender que la fortaleza comienza en su masa humana, y está constituida por 500.000 personas.

¿500.000?
Son burócratas. Entre 300.000 y 500.000. Usted busque cruceños en el aparato burocrático del Estado. Cero. No hay. En segundo lugar, ellos manejan elementos de represión política y militar. El famoso Ejército boliviano, especialista en perder guerras, es de dominio paceño y cochabambino. Ahora, la Policía Nacional. Discutiendo con los pacos en un canal de televisión, pregunté por qué no ponen cruceños. Respondieron que la universidad militar está en La Paz. ¿Por qué no en Santa Cruz? Está allá para tener el monopolio de la formación de la gente de allá, pero de los de acá no. El policía no oficial es reclutado entre el lumpen paceño, entre la ralea, la escoria.

e pagan mal porque ese es el objetivo. Si se le paga mal a un esclavo, lo obliga a robar, a ser mal tipo. Hay que pagarle bien a un funcionario. Servicio exterior. ¿Cuántos cambas hay? Ni uno. No los hay en la carrera diplomática, a no ser eventualmente. La carrera diplomática está en La Paz. Policía, Fuerzas Armadas, aparato burocrático del Estado, todo está allá, como un monopolio geográfico cultural. Esto no es sencillo. Son aimara-quechuas. Al cruceño que cae a sus academias le tiran una pateadura, lo tratan mal. Ya hubo quejas públicas a la comisión de derechos humanos incluso. Los mandan a la frontera, donde no freguen la paciencia.

Si ese aparato del Estado domina el escenario nacional, la economía y la política, se configura el colonialismo interno. Cuando una región quiere desarrollar sus industrias o su capacidad económica o cultural, no puede. Es imposible. En el colonialismo las iniciativas locales son ahogadas. Nuestras ‘autoridades’ locales son sirvientes de ese colonialismo. También las cámaras empresariales son sirvientes del colonialismo interno. Está estudiado en mil casos en el mundo: cuando hay un caso de colonialismo interno, esa zona es atrasada. Eso nos pasa a nosotros.

Usted habla de dictadura civil fascista.
Las dictaduras usan métodos sutiles para aplicar la represión política, cultural y económica. Este régimen es fascista, de un populismo de derecha que figura como un régimen socialista de mentira. Aprovechando la coyuntura internacional y los precios de las materias primas, ha logrado retener algunos excedentes y aplicarlos ‘brutamente’ en algunos proyectos no rentables. Eso le dio un prestigio publicitado por los medios y dice que se hizo caminos e industrias. La atención social no existe. En hospitales, viviendas y educación solo se hizo lo tradicional. No hay cambios con relación al pasado. Esa es la diferencia con un régimen seudodemocrático como este u otros. El fascismo en Bolivia es camuflado. Hay represión de alguna forma, sea por los medios, financiera, bancaria, logias. Todo eso obliga a la gente a alinearse en estos proyectos.

La derecha es permanente en Bolivia. Aquí no hay izquierda. La izquierda en Bolivia hace mucho tiempo fracasó. No soy de derecha, pero la izquierda ha sido incapaz, igual que la derecha, de formular un proyecto nacional viable. Se llenan las páginas de promesas y falsos logros sociales y económicos. Las izquierdas en Bolivia, salvando algunos tipos, no han sabido ubicarse en el contexto internacional. Los bolivianos no son socialistas, no son nada. Hay que estudiar marxismo para ser socialista. Estos no son socialistas, solo son mentirosos porque esa imagen vende. Siguen peleando en el contexto estalinista de la Guerra Fría, de la búsqueda de enemigos, como lo hace Maduro, que es un típico fascista de izquierda. Allá hay un populismo salvaje que está matando de hambre a los venezolanos.

¿Y en los avanzados países nórdicos, no le va bien al socialismo?
Ese es un capitalismo avanzado. No lo veo como socialismo. En la versión marxista, la realización y ejecución de la economía y los medios de producción son estatales. Esos medios no pasaron al pueblo, ni en Cuba ni en la Unión Soviética. El Estado los tomó para sí. Todo. Ese tipo de socialismo ha fracasado.

Estuve en Cuba y da vergüenza, y eso que uno pensó que era bonita la cosa. Sentí represión. No se puede vivir en una sociedad socialista con represión política, donde los jerarcas imponen las normas de comportamiento, incluso moral y sexual, y hasta ético. No puede ser. Una sociedad libertaria, donde el hombre pueda bajo responsabilidad personal ejecutar sus tareas libremente, es el socialismo libertario.

¿Cómo va la relación de Nación Camba con los indígenas?
Tenemos relaciones con dirigentes indígenas. Tienen un poco de miedo porque encima de ellos hay líneas como hacía el partido comunista trotskysta. Si se salen de esas líneas, les quitan el apoyo económico y político. No hay libertad de expresión en los grupos étnicos. No tienen autodeterminación. El poder indígena en Charagua le costó millones al Gobierno. Agarraron uno por uno para que voten. Los hicieron votar y los hicieron definir su autonomía indígena.

¿Y qué opina del indigenismo?
El indigenismo es un invento de algún clero por un lado y de las organizaciones no gubernamentales que han sabido utilizar la miseria nacional para sacar ventajas comparativas y vender la imagen para sacar plata. Son esclavistas, en otras palabras. Uno de los mayores negreros de Bolivia es un cura que tiene su ONG, que maneja tres millones de dólares al año, y detrás de esos tres millones hay contribuciones poderosas de las transnacionales petroleras. A los tipos los manejan a patada limpia y con cuatro reales porque es gente pobre, miserable, que vive en pahuichis. Los arrean para tomar propiedades, para defender propiedades. Desde el punto de vista político ideológico, si uno se coloca en una posición de izquierda internacional, el indigenismo es una posición reaccionaria, de derecha.

Fuente: eldeber.com.bo


SÍGUENOS EN FACEBOOK
Tipo de Cambio
cambio a $us.:
Compra: 6,96 Bs. Venta: 6,86 Bs. UFV: 2,09708 Bs.
Colaboradores
De Artículos
  • Alain Muñoz
  • Alcides Parejas Moreno
  • Alejandro Chafuen
  • Álvaro Jordán
  • Álvaro Riveros Tejada
  • Andrés Canseco G.
  • Andrés Gómez Vela
  • Andrés Oppenheimer
  • Ángel Sandóval
  • Antonio Sánchez García
  • Armando Méndez Morales
  • Baldomero Vásquez Soto
  • Boris Santos Gómez
  • Carlos Alberto Montaner
  • Carlos Dabdoub Arrien
  • Carlos Guzmán Vedia
  • Carlos Hugo Barbery Alpire
  • Carlos Miranda Pacheco
  • Carlos Schlink
  • Carlos Toranzo Roca
  • Carlos Valverde Bravo
  • CEPAL
  • Christian Aramayo
  • Christian Riavale
  • Claudio Ferrufino-Coqueugniot
  • Comité Cívico Femenino de Santa Cruz
  • Comité pro Santa Cruz
  • Daniel A. Pasquier Rivero
  • Dante N. Pino Archondo
  • Dario Monasterio Suárez
  • David Horowitz
  • Diego Ayo
  • Eduardo Escobar
  • Emilio Martínez
  • Enrique Fernández García
  • Enrique Velazco Reckling
  • Erika Brockmann Quiroga
  • Esteban Farfán Romero
  • Fernando Prado Salomón
  • Fernando Salazar Paredes
  • Fernando Savater
  • Flavio Machicado Saravia
  • Francesc Arroyo
  • Francesco Zaratti
  • Francisco José Ballesta
  • Franklin E. Alcaraz Del C.
  • Fundación Jubileo
  • Fundación Konrad Adenauer
  • Fundación Milenio
  • Fundación UNIR
  • Gabriela Rivas Barrancos
  • Gary A. Rodriguez A.
  • Gastón Solares Ávila
  • Gonzalo Chavez
  • Guillermo Capobianco Ribera
  • Guillermo Mariaca
  • Guísela López Rivas
  • H. C. F. Mansilla
  • Harold Olmos
  • Héctor E. Schamis
  • Humberto Vacaflor
  • IBCE CIFRAS
  • Ismael Schabib Montero
  • Iván Arias Duran
  • Jacqueline Patiño
  • Jean Pierre Lavaud
  • Jesús Yavari Cortez
  • Jimena Costas
  • Jimmy Ortiz Saucedo
  • Joaquín Monasterio Pinckert
  • Jorge Espinoza Morales
  • Jorge Lazarte
  • Jorge Márquez
  • Jorge Muzam
  • José Brechner
  • José Gramunt de Moragas
  • José Luis Parada
  • José Luis Santistevan
  • Juan Carlos Zuleta Calderón
  • Juan Claudio Lechín
  • Juan Marcelo Columba Fernández
  • Julio Cesar Gil Quiroga
  • Luis Christian Rivas Salazar
  • Luis González Quintanilla
  • Luis Nassif
  • Luis Yáñez Valdez
  • Maggy Talavera
  • Manfredo Kempff Suárez
  • Marcelo Ostria Trigo
  • Marco Zelaya
  • Maria Galindo
  • Maria Victoria Zabala Vaca
  • Mario Panique
  • Mario Vargas Llosa
  • Mauricio Medinaceli Monrroy
  • Nicholas D. Kristof
  • Nicomedes Suárez Araúz
  • Nino Gandarilla Guardia
  • Oscar Díaz Arnau
  • Patricio Navia
  • Paúl A. Coca Suárez Arana
  • Pedro Shimose
  • Percy Añez Castedo
  • Pilar Rahola
  • POPULI
  • Rafael Puente
  • Raúl Peñaranda
  • Richard Osinaga Muñoz
  • Roberto Barbery Anaya
  • Roberto Burgos Cantor
  • Rodolfo Mier Luzio
  • Rodrigo Araya Allerding
  • Romano Paz
  • S.R.A. Gutiérrez
  • Sara Cuevas V.
  • Saul J. Escalera
  • Sergio Antelo Gutiérrez
  • Sergio Villa
  • Sol de Pando
  • Susana Seleme Antelo
  • Sylvia Chafuen
  • Walter H. Zuleta Roncal
  • Walter Reynaga
  • Walter “Puka” Reyesvilla
  • Wilson García Mérida
  • Winston Estremadoiro
  • Yoani Sánchez
  • VISITAS:
    IPs contadas:
    free counters
     
    Instituto de Ciencia, Economía, Educación y Salud
    Direccion:
    Av. Mutualista N° 2285 Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
    Teléfono: (591-3) 3481805
    Email: contacto@icees.org.bo
    copyright © ICEES 2007-2015
    Hosting
    www.scz.com.bo