JUVENTUDES ICEES
Espacio de actividades:
Boletín ICEES:
de publicación quincenal.

SUSCRIBASE: ESCRIBA SU EMAIL

TWITTER
síguenos ahora:
VIDEOS
URGENTE
embarazos precoces:
Gestión nacional y departamental
El Presidente es desaprobado por 49 de cada 100 bolivianos
IDENTIFICACIÓN ÉTNICA EN BOLIVIA CENSO 2001
CENTRO DEPORTIVO LAS PALMAS
haz tu seserva ahora:
Agregate
en las redes sociales
CONECTADOS EN EL MUNDO

Roa Bastos, un autor del desarraigo
Enrique Fernández García

En este oficio ha acertado algunas veces y se ha equivocado en otras pero siempre ha actuado con la honestidad más profunda del ser humano, conservando hasta el final su optimismo por la creación de una patria inclusiva, respetuosa de las diferencias, enriquecida por ellas, y pregonando la importancia de la educación como único modo de conseguirlo.

Víctor-Jacinto Flecha

De acuerdo con André Gide, tal como lo recuerda Juan José Sebreli, el arraigo es una condición que perjudica nuestro desarrollo. Según ese gran poeta, así como varios trasplantes pueden beneficiar a un álamo, por ejemplo, las mismas probabilidades de mejora se darían en el hombre. Por supuesto, no es una idea que fascine a quienes encuentran en el medio donde nacen los móviles fundamentales de su existencia. No sostengo que las circunstancias geográficas sean irrelevantes; al contrario, en ocasiones, sin su presencia, más de un descubrimiento tan reflexivo cuanto útil para la vida habría permanecido oculto. El problema se presenta cuando, impulsados por prejuicios, nos rehusamos a creer que otros escenarios puedan ofrecernos iguales o mejores bondades.

La fiereza de las luchas políticas ha causado innumerables desarraigos. La cesación de vínculos familiares y amistades es un impacto que no puede considerarse menor. Esto lo sufre todo individuo, incluyendo al que tiene por oficio la literatura. En efecto, siendo las ideas peligrosas para aquellos que conciben el poder como derecho al abuso, los escritores nunca fueron apreciados genuinamente en esos contextos. Por esta razón, hay una lista interminable de intelectuales que se vieron impelidos a emigrar, enfrentando diversos retos e incertidumbres. No obstante, algunos de ellos confirmaron su vocación merced a ese dramático traslado, siendo enriquecidos con vivencias y relaciones sin las cuales su obra es inexplicable.

El magistral Augusto Roa Bastos pasó más de la mitad de su vida en el extranjero. Nació hace casi un siglo en Paraguay, el 13 de junio del año 1917, y murió en 2005; empero, estuvo fuera del territorio guaraní durante mucho tiempo. Las primeras salidas no fueron violentas. Como periodista, visitó Europa, llegando a entrevistar al general De Gaulle, allende otras experiencias que se asocian con las letras. El forzoso abandono se dio en 1947, siendo constreñido a buscar otros destinos. Desde entonces hasta 1976, residió en Argentina. En ese país, fácilmente cautivador para quienes gustan de la cultura, su autoridad como narrador ganó firmeza. Publicó allí El trueno entre las hojas (1953), su primer libro de relatos. Era su paso de la poesía al terreno narrativo, tránsito que sería celebrado con justicia. El encumbramiento vendría luego, triunfando en un concurso de novela con Hijo de hombre (1960). Vería asimismo el lanzamiento en suelo foráneo Yo el Supremo (1974), creación que demuestra todo su talento.

Roa Bastos aprovechó su estadía en el extranjero y, gracias a ello, la literatura lo reconoció como uno de los notables hombres que optan por ejercerla. Tuvo cuantiosas amistades, gente que, más allá de las vicisitudes nacionales, coincidía con él en valores, principios y gustos. Sin embargo, esto no significa que Paraguay hubiese desaparecido de sus intereses. Es un autor que escribe en español, pero también usa el guaraní. Se preocupó igualmente del destino político de sus conciudadanos, suscribiendo cartas públicas, desafiando vetos del dictador Stroessner, quien hasta lo dejó sin pasaporte. No podía ser de otra manera. Por más que hubiese vivido en Francia desde 1976 hasta 1996, sintió el impulso de retornar a su país. Lo hizo para contribuir a la cultura. Fue una lucha noble, distinta de la Guerra del Chaco, en donde participó cuando era aún adolescente. Así, al final, ofreció a sus compatriotas lo mejor que pudo darle cada uno de los arraigos impuestos por la incivilidad.


SÍGUENOS EN FACEBOOK
Tipo de Cambio
cambio a $us.:
Compra: 6,96 Bs. Venta: 6,86 Bs. UFV: 2,09708 Bs.
Colaboradores
De Artículos
  • Alain Muñoz
  • Alcides Parejas Moreno
  • Alejandro Chafuen
  • Álvaro Jordán
  • Álvaro Riveros Tejada
  • Andrés Canseco G.
  • Andrés Gómez Vela
  • Andrés Oppenheimer
  • Ángel Sandóval
  • Antonio Sánchez García
  • Armando Méndez Morales
  • Baldomero Vásquez Soto
  • Boris Santos Gómez
  • Carlos Alberto Montaner
  • Carlos Dabdoub Arrien
  • Carlos Guzmán Vedia
  • Carlos Hugo Barbery Alpire
  • Carlos Miranda Pacheco
  • Carlos Schlink
  • Carlos Toranzo Roca
  • Carlos Valverde Bravo
  • CEPAL
  • Christian Aramayo
  • Christian Riavale
  • Claudio Ferrufino-Coqueugniot
  • Comité Cívico Femenino de Santa Cruz
  • Comité pro Santa Cruz
  • Daniel A. Pasquier Rivero
  • Dante N. Pino Archondo
  • Dario Monasterio Suárez
  • David Horowitz
  • Diego Ayo
  • Eduardo Escobar
  • Emilio Martínez
  • Enrique Fernández García
  • Enrique Velazco Reckling
  • Erika Brockmann Quiroga
  • Esteban Farfán Romero
  • Fernando Prado Salomón
  • Fernando Salazar Paredes
  • Fernando Savater
  • Flavio Machicado Saravia
  • Francesc Arroyo
  • Francesco Zaratti
  • Francisco José Ballesta
  • Franklin E. Alcaraz Del C.
  • Fundación Jubileo
  • Fundación Konrad Adenauer
  • Fundación Milenio
  • Fundación UNIR
  • Gabriela Rivas Barrancos
  • Gary A. Rodriguez A.
  • Gastón Solares Ávila
  • Gonzalo Chavez
  • Guillermo Capobianco Ribera
  • Guillermo Mariaca
  • Guísela López Rivas
  • H. C. F. Mansilla
  • Harold Olmos
  • Héctor E. Schamis
  • Humberto Vacaflor
  • IBCE CIFRAS
  • Ismael Schabib Montero
  • Iván Arias Duran
  • Jacqueline Patiño
  • Jean Pierre Lavaud
  • Jesús Yavari Cortez
  • Jimena Costas
  • Jimmy Ortiz Saucedo
  • Joaquín Monasterio Pinckert
  • Jorge Espinoza Morales
  • Jorge Lazarte
  • Jorge Márquez
  • Jorge Muzam
  • José Brechner
  • José Gramunt de Moragas
  • José Luis Parada
  • José Luis Santistevan
  • Juan Carlos Zuleta Calderón
  • Juan Claudio Lechín
  • Juan Marcelo Columba Fernández
  • Julio Cesar Gil Quiroga
  • Luis Christian Rivas Salazar
  • Luis González Quintanilla
  • Luis Nassif
  • Luis Yáñez Valdez
  • Maggy Talavera
  • Manfredo Kempff Suárez
  • Marcelo Ostria Trigo
  • Marco Zelaya
  • Maria Galindo
  • Maria Victoria Zabala Vaca
  • Mario Panique
  • Mario Vargas Llosa
  • Mauricio Medinaceli Monrroy
  • Nicholas D. Kristof
  • Nicomedes Suárez Araúz
  • Nino Gandarilla Guardia
  • Oscar Díaz Arnau
  • Patricio Navia
  • Paúl A. Coca Suárez Arana
  • Pedro Shimose
  • Percy Añez Castedo
  • Pilar Rahola
  • POPULI
  • Rafael Puente
  • Raúl Peñaranda
  • Richard Osinaga Muñoz
  • Roberto Barbery Anaya
  • Roberto Burgos Cantor
  • Rodolfo Mier Luzio
  • Rodrigo Araya Allerding
  • Romano Paz
  • S.R.A. Gutiérrez
  • Sara Cuevas V.
  • Saul J. Escalera
  • Sergio Antelo Gutiérrez
  • Sergio Villa
  • Sol de Pando
  • Susana Seleme Antelo
  • Sylvia Chafuen
  • Walter H. Zuleta Roncal
  • Walter Reynaga
  • Walter “Puka” Reyesvilla
  • Wilson García Mérida
  • Winston Estremadoiro
  • Yoani Sánchez
  • VISITAS:
    IPs contadas:
    free counters
     
    Instituto de Ciencia, Economía, Educación y Salud
    Direccion:
    Av. Ibérica Calle 2, Edificio "Las Palmas Golf View"
    Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
    Teléfono: (591-3) 3 552629
    Email: contacto@icees.org.bo
    copyright © ICEES 2007-2017
    Hosting
    www.scz.com.bo