JUVENTUDES ICEES
Espacio de actividades:
Boletín ICEES:
de publicación quincenal.

SUSCRIBASE: ESCRIBA SU EMAIL

TWITTER
síguenos ahora:
VIDEOS
URGENTE
embarazos precoces:
Gestión nacional y departamental
El Presidente es desaprobado por 49 de cada 100 bolivianos
IDENTIFICACIÓN ÉTNICA EN BOLIVIA CENSO 2001
CENTRO DEPORTIVO LAS PALMAS
haz tu seserva ahora:
Agregate
en las redes sociales
CONECTADOS EN EL MUNDO

El MAS y su improbable reconciliación con la verdad
Enrique Fernández García

La fuerza de la verdad está siempre temporalmente sometida al poder de la mentira organizada. Pero el poder mismo, en cuanto es solamente un potencial, es mucho más caduco que lo verdadero, cuya fuerza procede del poder de lo fáctico y de su permanencia.

Hannah Arendt

Para Nietzsche, cuyas reflexiones pueden invitarnos al desencanto, lo que nos molesta del engaño son sus consecuencias desagradables. En este sentido, el problema se presenta cuando los efectos de la falsedad se tornan perjudiciales. Por el contrario, si no se desplegaran sus secuelas en nuestra contra, perturbándonos de cualquier manera, podría resultarnos hasta indiferente toda mentira. Pasaría lo mismo con la verdad, ya que, en general, las personas se decantarían por apreciarla sólo si sus repercusiones son positivas. Si sucede algo totalmente distinto, vale decir, cuando el conocimiento de lo verdadero nos provoca malestar, puede preferirse vivir en medio del embuste, originando un ambiente propicio para su modalidad política. Porque, mientras nos acostumbramos a las mentiras, hay muchos funcionarios que lo celebran.

Aun cuando el Movimiento Al Socialismo pregone hoy que la verdad es una de sus virtudes, criticando las mentiras capitalistas, cabe contemplar esto con escepticismo. No basta con anunciar una investigación de los últimos regímenes militares que ha tenido Bolivia para patentizar un propósito tan loable como el distanciamiento del engaño. Lo cierto es que se persiguen otros fines porque a los oficialistas les incomodaría ser consecuentes con ese objetivo. No quieren, por ejemplo, reconocer que, en varios golpes y dictaduras, hubo participación de personas ligadas a la izquierda. Pueden tener una gran memoria para Banzer, sin duda; empero, si alguien menciona a Juan José Torres, se olvidan de su ruptura del orden constitucional. No se procura saber qué ocurrió, sino confirmar hechos acordes con su versión de la historia.

Si, francamente, el oficialismo deseara una reconciliación con la verdad, tendría que reconocer su aprecio por diversas mentiras. Siguiendo esta línea, sus militantes deberían admitir que el discurso de gobernar según los mandatos del ciudadano es una patraña. Su respeto a las decisiones adoptadas por quienes ejercen derechos políticos es válido sólo cuando se refleja en apoyo al Gobierno. En el supuesto de que las urnas dieran resultados distintos, la situación cambiaría, despreciando posiciones asumidas por los votantes. Por lo tanto, deberían aceptar que entienden la democracia como un instrumento de conservación del poder. Por esta razón, no les interesa ninguna de las limitaciones que, bajo ese sistema político, corresponde salvaguardar. Olviden las restricciones de mandatos, el buen trato a las minorías, la valoración del diálogo: el MAS es una impostura democrática.

El reconocimiento de la verdad no hará libres a considerables seguidores del MAS, sino, si hay justicia, presos. Es improbable que el régimen reconozca sus cuantiosas violaciones a los derechos humanos y busque un castigo ejemplar. Ellos proclaman lo contrario, incluso se presentan como los mayores defensores de la dignidad del prójimo. Lo evidente es que, desde La Calancha hasta Chapariña, para no evocar más abusos, los hechos revelan su mitomanía. Por otro lado, pueden traer a la memoria los exilios provocados por García Meza, desde luego, pero no registrarán el elevado número de bolivianos que, debido a su persecución judicial, se hallan afuera. Porque, cuando la historia se analiza sin visiones dogmáticas, podemos toparnos con acontecimientos que, por su contundencia, nos hagan dudar de nuestras mayores certezas. Por supuesto, ello se da cuando buscamos la verdad y no, como pasa entre los gobiernistas, el encubrimiento de las mentiras.


SÍGUENOS EN FACEBOOK
Tipo de Cambio
cambio a $us.:
Compra: 6,96 Bs. Venta: 6,86 Bs. UFV: 2,09708 Bs.
Colaboradores
De Artículos
  • Alain Muñoz
  • Alcides Parejas Moreno
  • Alejandro Chafuen
  • Álvaro Jordán
  • Álvaro Riveros Tejada
  • Andrés Canseco G.
  • Andrés Gómez Vela
  • Andrés Oppenheimer
  • Ángel Sandóval
  • Antonio Sánchez García
  • Armando Méndez Morales
  • Baldomero Vásquez Soto
  • Boris Santos Gómez
  • Carlos Alberto Montaner
  • Carlos Dabdoub Arrien
  • Carlos Guzmán Vedia
  • Carlos Hugo Barbery Alpire
  • Carlos Miranda Pacheco
  • Carlos Schlink
  • Carlos Toranzo Roca
  • Carlos Valverde Bravo
  • CEPAL
  • Christian Aramayo
  • Christian Riavale
  • Claudio Ferrufino-Coqueugniot
  • Comité Cívico Femenino de Santa Cruz
  • Comité pro Santa Cruz
  • Daniel A. Pasquier Rivero
  • Dante N. Pino Archondo
  • Dario Monasterio Suárez
  • David Horowitz
  • Diego Ayo
  • Eduardo Escobar
  • Emilio Martínez
  • Enrique Fernández García
  • Enrique Velazco Reckling
  • Erika Brockmann Quiroga
  • Esteban Farfán Romero
  • Fernando Mires
  • Fernando Prado Salomón
  • Fernando Salazar Paredes
  • Fernando Savater
  • Flavio Machicado Saravia
  • Francesc Arroyo
  • Francesco Zaratti
  • Francisco José Ballesta
  • Franklin E. Alcaraz Del C.
  • Fundación Jubileo
  • Fundación Konrad Adenauer
  • Fundación Milenio
  • Fundación UNIR
  • Gabriela Rivas Barrancos
  • Gary A. Rodriguez A.
  • Gastón Solares Ávila
  • Gonzalo Chavez
  • Guillermo Capobianco Ribera
  • Guillermo Mariaca
  • Guísela López Rivas
  • H. C. F. Mansilla
  • Harold Olmos
  • Héctor E. Schamis
  • Humberto Vacaflor
  • IBCE CIFRAS
  • Ismael Schabib Montero
  • Iván Arias Duran
  • Jacqueline Patiño
  • Jean Pierre Lavaud
  • Jesús Yavari Cortez
  • Jimena Costas
  • Jimmy Ortiz Saucedo
  • Joaquín Monasterio Pinckert
  • Jorge Aliaga Gandarillas
  • Jorge Espinoza Morales
  • Jorge Lazarte
  • Jorge Márquez
  • Jorge Muzam
  • José Brechner
  • José Gramunt de Moragas
  • José Luis Parada
  • José Luis Santistevan
  • Juan Carlos Zuleta Calderón
  • Juan Claudio Lechín
  • Juan Marcelo Columba Fernández
  • Julio Cesar Gil Quiroga
  • Luis Christian Rivas Salazar
  • Luis González Quintanilla
  • Luis Nassif
  • Luis Yáñez Valdez
  • Maggy Talavera
  • Manfredo Kempff Suárez
  • Marcelo Ostria Trigo
  • Marco Zelaya
  • Maria Galindo
  • Maria Victoria Zabala Vaca
  • Mario Panique
  • Mario Vargas Llosa
  • Mauricio Medinaceli Monrroy
  • Nicholas D. Kristof
  • Nicomedes Suárez Araúz
  • Nino Gandarilla Guardia
  • Oscar Díaz Arnau
  • Patricio Navia
  • Paúl A. Coca Suárez Arana
  • Pedro Shimose
  • Percy Añez Castedo
  • Pilar Rahola
  • POPULI
  • Rafael Puente
  • Raúl Peñaranda
  • Richard Osinaga Muñoz
  • Roberto Barbery Anaya
  • Roberto Burgos Cantor
  • Rodolfo Mier Luzio
  • Rodrigo Araya Allerding
  • Romano Paz
  • S.R.A. Gutiérrez
  • Sara Cuevas V.
  • Saul J. Escalera
  • Sergio Antelo Gutiérrez
  • Sergio Villa
  • Sol de Pando
  • Susana Seleme Antelo
  • Sylvia Chafuen
  • Walter H. Zuleta Roncal
  • Walter Reynaga
  • Walter “Puka” Reyesvilla
  • Wilson García Mérida
  • Winston Estremadoiro
  • Yoani Sánchez
  • VISITAS:
    IPs contadas:
    free counters
     
    Instituto de Ciencia, Economía, Educación y Salud
    Direccion:
    Av. Ibérica Calle 2, Edificio "Las Palmas Golf View"
    Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
    Teléfono: (591-3) 3 552629
    Email: contacto@icees.org.bo
    copyright © ICEES 2007-2017
    Hosting
    www.scz.com.bo