ArtículosInicioManfredo Kempff Suárezsemana del 18 de SEPTIEMBRE al 24 de SEPTIEMBRE del 2017

SOBRE ABSTRACCIONES Y DEMÁS

El único abstraído en todo este menjunje político es S.E. que, como siempre, mientras está mirando para otro lado viajando entre Caracas y Nueva York, aquí los masistas reciben instrucciones, hacen de las suyas, y le dan un golpe fatal a la democracia. Se produce la solución fraudulenta que necesitaba S.E. para poder ser candidato a la presidencia de la República por cuarta vez consecutiva.

Luego de presentada la “acción abstracta de inconstitucionalidad” ante el obediente Tribunal Constitucional, los jerarcas masistas se lanzaron tras los canales de televisión para informarle al público que habían artículos en la Ley Electoral y en la Constitución que padecían de “inaplicabilidad”, porque dizque violaban los derechos humanos políticos de S.E., que, al pobrecito, no le permitían ir a la re-re-reelección. Para colmo, cuando a dos parlamentarias cruceñas “evistas” se les preguntó qué pasaría con los resultados del 21-F, dijeron que eso se había realizado en otro contexto, que así no valía.

No obstante, el abstracto mandatario boliviano sabía muy bien para dónde iban los tiros. Directamente al corazón de la democracia porque perforaba la Carta Magna y la subordinaba al ahora descubierto y comentado Pacto de San José de Costa Rica, que el MAS ha sacado de la manga. Así que la víctima de este embrollo, al que le violan sus derechos humanos no son los electores, sino S.E. y por lo tanto hay que recurrir a la “apestosa”, “podrida” y “sobornable” justicia boliviana, conminada a cometer una traición contra su pueblo en su último acto, antes del 3 de diciembre.

Pero S.E. abstraído y todo, sabe ser generoso porque esto de la “acción abstracta de inconstitucionalidad” vale además de para él y su Vice, para gobernadores, alcaldes, consejeros, concejales, que quieran ser reelegidos. Es decir que el MAS presenta esto como un descubrimiento que beneficia a todo el mundo y que no se puede afirmar que sea sólo en beneficio propio.

Esta es la cereza sobre la torta. Provoca risa (y bronca por supuesto) ver a los demócratas de hace unos años, destruyendo la Constitución que hicieron aprobar a balazos. Por salvar su pellejo y darle contento al jefe, han decidido anular los resultados del referéndum del 21-F, como si eso hubiera sido un juego. La terrible ambición de S.E. o su miedo de quedar en el llano a merced de una justicia que es cruel con los caídos, lo lleva a las soluciones más esotéricas para seguir prendido del poder como una garrapata.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Ve también:

Close