ArtículosInicioJimmy Ortiz Saucedosemana del 2 de OCTUBRE al 8 de OCTUBRE del 2017

La Izquierda Transgénica

Es interesante ver cómo evolucionan las corrientes políticas a lo largo de la historia humana. En Bolivia, como reflejo de esta realidad, sucede lo propio. Aunque últimamente nos han tomados como conejillo de indias, “iluminados” ideólogos extranjeros. Primero fueron los Neoliberales y hoy es la Izquierda Transgénica. La primera casi nos destruye, la segunda nos está destruyendo.

La Izquierda Transgénica del MAS es una pseudo-izquierda, a la que se le han insertado “genes” de otras “especies”: racismo indigenista y el fascismo; principalmente. Esta no es una izquierda clásica. Los propios izquierdistas la rechazan, aunque algunos lo aceptan por conveniencia.

Los rasgos del racismo indigenistas son muy claros en el discurso y en las políticas del MAS. Desde que Morales llego al gobierno los niveles de intolerancia racial han aumentado a nivelas nunca vistos en Bolivia. El odio y el resentimiento étnico son hoy parte de la vida nacional. ¡Quieren venganza! Se está haciendo del odio racial un método de lucha políticaEl propio Presidente lo estimulo desde su primer discurso en el Congreso. Se está instrumentalizando burdamente a los indígenas en beneficio de un partido político, sin importarle el grave estigma que les pueden causar en el futuro.

Para el MAS los únicos que tiene derechos plenos en Bolivia son aimaras y quechuas. Pretenden hacer un neocolonialismo, al mando de estas dos etnias. Las otras 34 etnias existentes son un simple colgandijo. Los mestizos ni se diga, son meras “Comunidades Urbanas e Interculturales”, como la llama su proyecto constitución. Comunidades de ciudadanos de segunda, con derechos limitados. Aunque los mestizos sean la verdadera mayoría del País.

Esta visión racista no es propia del socialismo. El socialismo planteo la lucha de clases y el MAS plantea la lucha de razas. Kart Marx decía “que el motor de la historia era la lucha de clases“. Adolf Hitler decía “Los seres humanos producto de la mezcla de razas son despreciables“. En esto Morales está más cerca del Nazismo de Hitler, que de socialismo de Marx.

El segundo gen que contamina la Izquierda Trangénica es el fascismo, caracterizado por: la acción de masas de sus movimientos sociales; con amenazas, terror y violencia, los actos públicos grandilocuentes, el desprecio de lo intelectual y a la institucionalidad, la idealización de una sociedad mítica del pasado y el aliento y apoyo el militarismo.

Esta es la Izquierda Trangénica que gobierna Bolivia. Un verdadero engendro político mutante. Los resultados son evidentes a dos años de gobierno: un país brutalmente dividido, una democracia violada; incluida la libertad de expresión, una economía descontrolada, una crisis institucional sin precedente, una total falta de gestión pública, una absoluta falta de seguridad ciudadana y jurídica. Una suma, un país sin presente ni futuro.

Cuidado, un “Estado” en terapia intensiva como Bolivia, no está para experimentos irresponsables.

Ver más

Artículos relacionados

Ve también:

Close