JUVENTUDES ICEES
Espacio de actividades:
Boletín ICEES:
de publicación quincenal.

SUSCRIBASE: ESCRIBA SU EMAIL

TWITTER
síguenos ahora:
VIDEOS
URGENTE
embarazos precoces:
Gestión nacional y departamental
El Presidente es desaprobado por 49 de cada 100 bolivianos
IDENTIFICACIÓN ÉTNICA EN BOLIVIA CENSO 2001
CENTRO DEPORTIVO LAS PALMAS
haz tu seserva ahora:
Agregate
en las redes sociales
CONECTADOS EN EL MUNDO

LAS FF. AA. Y UNA CAPITULACIÓN HISTÓRICA
Manfredo Kempff Suárez

Hemos perdido batallas y guerras a lo largo de nuestra historia, pero también ganamos combates y tuvimos grandes héroes. El Ejército nacional perdió combatiendo y ganó otras veces, pero nunca había sufrido una derrota ideológica y moral como la que le ha infligido el MAS. Los muertos de octubre de 2003, más que todos los liquidados en las dictaduras del siglo pasado, han provocado en las FF. AA. una sensación de desamparo y peligro tan grande, que S.E., su Capitán General, se ha dado el gusto y el placer de imponerles la wipala como bandera estandarte, y hacerles desfilar con la muchedumbre, en medio de cohetes y de marchas festivas. Lo que es el colmo de la degradación, les ha obligado a rendirle homenaje al “Che” Guevara, al admitir como propio su grito de guerra que agravia la memoria de los soldados bolivianos muertos en combate en los montes del sudeste: “Patria o Muerte. Venceremos”.

Mi respeto por el Ejército me impide entrar en las especulaciones que se hacen sobre los muchos favores que S.E. brinda a los altos mandos y a los medianos. No voy a referirme a eso en absoluto porque no me consta ni quiero creerlo. Suficiente es con los altos cargos diplomáticos con que el Gobierno premia la fidelidad de algunos comandantes al “proceso de cambio” y que están a la vista. Aún más, deploro contra quienes afirman que las FF.AA. deben desaparecer, creo que se deberían preservar sin vacilaciones porque Bolivia no es Costa Rica, ni otros ejemplos donde los ejércitos han sido eliminados, países  que no viven las circunstancias nuestras.

Hacía poco más de un año que yo había ingresado al Servicio Exterior, cuando varios funcionarios fuimos convocados al Palacio de Gobierno, recuerdo que en marzo o abril de 1967 más o menos. Estábamos citados porque se había invitado al cuerpo diplomático y a altas personalidades del Gobierno. Era la administración constitucional del general Barrientos. Fue ahí que todos nos sorprendimos, cuando el Presidente, junto al Comandante en Jefe de las FF. AA., general Ovando Candia, anunciaron que el “Che” estaba emboscando y matando soldados en las selvas de Ñancahuazú. Era la guerrilla esperada desde hacía meses. Simultáneamente, nuestro embajador en Naciones Unidas, Walter Guevara Arce, denunciaba la agresión castrista al mundo entero.

Nadie salía de su asombro, pero ahí en el Palacio Quemado estaban los retratos hechos por el argentino Ciro Bustos y algunas fotografías donde se veía al “Che”, con pasaporte uruguayo y el falso nombre de Adolfo Mena. Como dicen las crónicas, el “Che” parecía un inofensivo empresario o profesor, con lentes de montura gruesa y con una calvicie incipiente, distante de la boina, melena y barba, con que lo inmortalizaron. Sin embargo, se trataba del despiadado guerrillero de la Sierra Maestra, que no tuvo empacho en ordenar fusilamientos, y que luego había ocupado altas funciones oficiales al lado de Fidel Castro. Era el que había amenazado a Estados Unidos con varios “viet-nams”, aunque hubiera ido a fracasar rotundamente en su propósito de sublevar y comunizar el Congo.

Es sabido que el Partido Comunista Boliviano le quitó su apoyo al “Che” cuando éste ya estaba en la selva. Por lo menos Monje le quiso disputar el liderazgo de la subversión, a la vieja moda altoperuana. Con 40 o 50 cubanos y bolivianos, Guevara inició las emboscadas al Ejército y en la primera trampa provocó siete muertos y varios heridos y prisioneros. Conformado el ELN por él mismo, siguió su campaña matando y muriendo, en una zona deshabitada, inhóspita, donde no recibió ningún apoyo de los campesinos.

Hacia el mes de septiembre, Guevara sabía que había errado al decidir venir a Bolivia. Había quedado lejos de todos sus objetivos. Sus combatientes, exhaustos, se habían dividido en el monte para colmo, y el “Che” supo que en el Vado del Yeso habían emboscado y matado a varios de sus principales camaradas. El Ejército de Bolivia no le daba tregua y sus soldados caían a pecho descubierto pero la lucha y la persecución proseguían. Mienten quienes dicen que hubo tropas estadounidenses en los combates por Masicurí, el Río Grande o La Higuera. Es el afán de restarle méritos a las FF.AA. de Bolivia. Hubo instructores militares gringos, ciertamente; y con seguridad que agentes de la CIA, porque, ¿dónde no está la CIA?

Ya sabemos que el final del “Che” se produjo cuando en la Quebrada del Yuro, quedó cercado y fue herido el 8 de octubre de 1967. Lo capturó el capitán Gary Prado Salmón y lo hizo trasladar hasta el rancherío de La Higuera. Cuatro guerrilleros fallecieron en combate frente a los soldados y dos fueron capturados con Guevara. El 9 de octubre el presidente Barrientos, con los generales Ovando y Torres, ordenaron la ejecución de los prisioneros. El “Che” fue muerto por el soldado Terán. Había concluido momentáneamente la guerrilla en Bolivia gracias al Ejército y a sus decididos comandantes. Luego vendría Teoponte, que es otra historia.

¿Qué sucede ahora con las FF.AA? ¿Cómo es posible que 50 años después de una gran victoria militar no haya ni el menor reconocimiento a quienes lucharon en las quebradas de  Ñancahuazú? ¿Nuestros oficiales jóvenes no saben la historia de la República de Bolivia y aprenden únicamente la historia del Estado Plurinacional? ¿Creen los actuales comandantes que su Ejército hizo mal en enfrentar a la guerrilla? ¿Es convencimiento o miedo a S.E.? Sea como sea la actitud de los militares en este caso es lamentable y humillante; se trata de una verdadera vergüenza.


SÍGUENOS EN FACEBOOK
Tipo de Cambio
cambio a $us.:
Compra: 6,96 Bs. Venta: 6,86 Bs. UFV: 2,09708 Bs.
Colaboradores
De Artículos
  • Alain Muñoz
  • Alcides Parejas Moreno
  • Alejandro Chafuen
  • Álvaro Jordán
  • Álvaro Riveros Tejada
  • Andrés Canseco G.
  • Andrés Gómez Vela
  • Andrés Oppenheimer
  • Ángel Sandóval
  • Antonio Sánchez García
  • Armando Méndez Morales
  • Baldomero Vásquez Soto
  • Boris Santos Gómez
  • Carlos Alberto Montaner
  • Carlos Dabdoub Arrien
  • Carlos Guzmán Vedia
  • Carlos Hugo Barbery Alpire
  • Carlos Miranda Pacheco
  • Carlos Schlink
  • Carlos Toranzo Roca
  • Carlos Valverde Bravo
  • CEPAL
  • Christian Aramayo
  • Christian Riavale
  • Claudio Ferrufino-Coqueugniot
  • Comité Cívico Femenino de Santa Cruz
  • Comité pro Santa Cruz
  • Daniel A. Pasquier Rivero
  • Dante N. Pino Archondo
  • Dario Monasterio Suárez
  • David Horowitz
  • Diego Ayo
  • Eduardo Escobar
  • Emilio Martínez
  • Enrique Fernández García
  • Enrique Velazco Reckling
  • Erika Brockmann Quiroga
  • Esteban Farfán Romero
  • Fernando Mires
  • Fernando Prado Salomón
  • Fernando Salazar Paredes
  • Fernando Savater
  • Flavio Machicado Saravia
  • Francesc Arroyo
  • Francesco Zaratti
  • Francisco José Ballesta
  • Franklin E. Alcaraz Del C.
  • Fundación Jubileo
  • Fundación Konrad Adenauer
  • Fundación Milenio
  • Fundación UNIR
  • Gabriela Rivas Barrancos
  • Gary A. Rodriguez A.
  • Gastón Solares Ávila
  • Gonzalo Chavez
  • Guillermo Capobianco Ribera
  • Guillermo Mariaca
  • Guísela López Rivas
  • H. C. F. Mansilla
  • Harold Olmos
  • Héctor E. Schamis
  • Humberto Vacaflor
  • IBCE CIFRAS
  • Ismael Schabib Montero
  • Iván Arias Duran
  • Jacqueline Patiño
  • Jean Pierre Lavaud
  • Jesús Yavari Cortez
  • Jimena Costas
  • Jimmy Ortiz Saucedo
  • Joaquín Monasterio Pinckert
  • Jorge Aliaga Gandarillas
  • Jorge Espinoza Morales
  • Jorge Lazarte
  • Jorge Márquez
  • Jorge Muzam
  • José Brechner
  • José Gramunt de Moragas
  • José Luis Parada
  • José Luis Santistevan
  • Juan Carlos Zuleta Calderón
  • Juan Claudio Lechín
  • Juan Marcelo Columba Fernández
  • Julio Cesar Gil Quiroga
  • Luis Christian Rivas Salazar
  • Luis González Quintanilla
  • Luis Nassif
  • Luis Yáñez Valdez
  • Maggy Talavera
  • Manfredo Kempff Suárez
  • Marcelo Ostria Trigo
  • Marco Zelaya
  • Maria Galindo
  • Maria Victoria Zabala Vaca
  • Mario Panique
  • Mario Vargas Llosa
  • Mauricio Medinaceli Monrroy
  • Nicholas D. Kristof
  • Nicomedes Suárez Araúz
  • Nino Gandarilla Guardia
  • Oscar Díaz Arnau
  • Patricio Navia
  • Paúl A. Coca Suárez Arana
  • Pedro Shimose
  • Percy Añez Castedo
  • Pilar Rahola
  • POPULI
  • Rafael Puente
  • Raúl Peñaranda
  • Richard Osinaga Muñoz
  • Roberto Barbery Anaya
  • Roberto Burgos Cantor
  • Rodolfo Mier Luzio
  • Rodrigo Araya Allerding
  • Romano Paz
  • S.R.A. Gutiérrez
  • Sara Cuevas V.
  • Saul J. Escalera
  • Sergio Antelo Gutiérrez
  • Sergio Villa
  • Sol de Pando
  • Susana Seleme Antelo
  • Sylvia Chafuen
  • Walter H. Zuleta Roncal
  • Walter Reynaga
  • Walter “Puka” Reyesvilla
  • Wilson García Mérida
  • Winston Estremadoiro
  • Yoani Sánchez
  • VISITAS:
    IPs contadas:
    free counters
     
    Instituto de Ciencia, Economía, Educación y Salud
    Direccion:
    Av. Ibérica Calle 2, Edificio "Las Palmas Golf View"
    Santa Cruz de la Sierra - Bolivia
    Teléfono: (591-3) 3 552629
    Email: contacto@icees.org.bo
    copyright © ICEES 2007-2017
    Hosting
    www.scz.com.bo