ArtículosIndexMarcelo Ostria Trigosemana del 1 de ENERO al 7 de ENERO del 2018

No nos resignamos…

Marcelo Ostria Trigo

En lo poco que va del año 2018, persisten inquietudes y temores. El ambiente no es bueno; la sociedad está dividida y las libertades democráticas son cuestionadas por el poder, lo que suele conducir al autoritarismo. Es que no hay disposición —ni la hubo antes— para escuchar opiniones ni para recibir iniciativas y, lo que es peor, no hay ánimo para atender justos reclamos, como el de los médicos que han salido a las calles para protestar por la aprobación de normas legales que pondrían en peligro la práctica profesional. Esa protesta —que continúa— está siendo reprimida por la fuerza, mientras el poder convoca al diálogo, con la ominosa condición de que los médicos renuncien previamente a sus reivindicaciones y derechos democráticos.

Esta conducta oficial es la que ha predominado en más de una década. Hubo conformismo —las muestras de rebeldía fueron escasas y limitadas. Ahora, sin embargo nace una causa que ya no es solo de los médicos, sino de la gran mayoría de los ciudadanos que, por lo visto hasta ahora, tienen el propósito de resistir a la injusticia.

“No nos conformemos nunca” dice Ricardo Peirano, Director de El Observador de Montevideo, y añade: “Que no nos roben los sueños los cultores de nuestra mediocridad actual. Que no nos roben la esperanza de un futuro mejor.” Porque robar los sueños y las esperanzas, está en el ánimo de los que se empeñan en predominar con o sin ley, con o sin razón. Robert Kennedy dijo que “el futuro no les pertenece a quienes se conforman con el presente”. Es que en estos casos, la resignación equivale a la capitulación, a la renuncia de aspiraciones y, al fin, a no avizorar un país en el que predomine la justicia y la libertad.

Un mal cálculo inicial: Se creía que los populistas serían convencidos de que, para gobernar en paz y asegurar el bienestar, no valen los caprichos, las torpezas y las injusticias; y menos aún el ansia de poder ilimitado. Sucede, sin embargo, que hay empeño en el predominio, aun contrariando la voluntad ciudadana.

Ahora hay otro mal cálculo: el oficialismo no reconoce que hay insatisfacción y rechazo general a un modo de gobernar ajeno a la auténtica democracia que se funda en la plena libertad de los ciudadanos, en la preservación del Estado de Derecho y en el goce de la protección de una Administración de Justicia independiente y proba.

Todo esto mueve a repetir: no nos resignamos a perder nuestros derechos ni a renunciar al futuro que, como dijo el japonés Soichiro Honda, “sólo estará hecho de nuestros sueños…”.

Foto: lostiempos.com

Etiquetas
Show More

Artículos relacionados