ArtículosInicioJimmy Ortiz Saucedo

EL DEPLORABLE 6 DE AGOSTO EN POTOSÍ

Jimmy Ortiz Saucedo

() Noticia: Medalla y banda presidencial: 16 horas en vilo; de un prostíbulo a una iglesia (El Deber 8-08-18).- 16 horas duró el susto. El robo de la medalla y la banda presidencial fue, de lejos, el hecho noticioso que marcó la agenda nacional y traspasó fronteras. Ambos símbolos fueron sustraídos de las afueras de un prostíbulo de la ciudad de El Alto y fueron hallados después en el atrio de la iglesia de San Pedro.

() Comentario: El 6 de agosto 2018 fue una buena radiografía de lo que está pasando en Bolivia. Por un lado, la confrontación entre la Bolivia democrática y la Bolivia dictatorialPor otro lado, la calidad moral del gobierno, expresada en la pérdida de la medalla de Bolívar, en un prostíbulo.

La confrontación entre la Bolivia democrática y la Bolivia dictatorial, fue una de las preocupaciones del recordado Senador Roger Pinto, durante la época de su exilio en Brasil. Él me dijo: “Las próximas elecciones en Bolivia no serán entre la derecha y la izquierda, será entre la democracia y la dictadura“. Lo que vimos este 6 de agosto en Potosí, fue la primera batalla seria entre estos dos frentes.

Centenares de personas pertenecientes a las plataformas ciudadanas que defienden el voto ciudadano del referendo del 21 de febrero de 2016, lograron hacer su paso en el desfile cívico militar de Potosí conmemorando los 193 años de independencia de Bolivia.

“No es no, Bolivia dijo no” clamaban mientras se aproximaban al palco portando tricolores, banderas de Potosí y carteles que identificaban el 21F, entre algunos que también mostraban la Constitución Política del Estado a las autoridades que quedaron en el edificio de la gobernación de la Villa Imperial (Pagina Siete 6-07-18)”.

La calidad moral del gobierno, expresado en la pérdida de la medalla de Bolívar en un prostíbulo, fue la máxima degradación del populismo cocalero. Esta noticia nos desprestigia como país, nos hace ver como una verdadera república bananera. Fuimos el hazme reír, quedamos como perros ante el mundo. Bolivia se merece una clase política decente.

Como expresó Raúl Peñaranda: “El extravío de la medalla presidencial es parte de un retrato, devastador, de la realidad boliviana. El primer hecho es que el símbolo patrio, de enorme valor material y simbólico, estuvo 27 días fuera de la bóveda del Banco Central sin que nadie hubiera reparado en él. Quienes tienen a su cargo el mayor tesoro nacional simplemente lo olvidaron, lo entregaron a un joven oficial y luego se desentendieron “(El Deber 7-08-17).

Reitero, Bolivia se merece una clase política decente. Ya basta de caudillos que se quieren perpetuar en el poder. Ya basta de la corrupción pública más grande de la historia, ya basta del narco-estado, ya basta de tanta mediocridad.

Pero el pueblo es sabio, por eso dijo NO, el 21F.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Ve también:

Close