ArtículosInicioManfredo Kempff Suárez

DOS BRAVOS CRUCEÑOS: MERCADO Y AGUILERA

Manfredo Kempff Suárez

Nadie le disputa a Ignacio Warnes su liderazgo en las luchas de la emancipación cruceña. Florida, Santa Bárbara y El Pari, le dieron  sus charreteras que lució como soldado, sin nombrar las merecidas por sus hazañas en los combates en que participó antes de llegar a Santa Cruz, que fueron grandes, con victorias muy importantes y duras derrotas. El porteño, amigo de Belgrano, dejó su vida en los arenales cruceños con un coraje admirable.

Pero, como oriundos de Santa Cruz, nacidos aquí, los dos soldados que más se destacaron en las guerras de la Independencia fueron el coronel patriota José Manuel Mercado “El Colorao”, valiente y tenaz, y el brigadier Francisco Xavier de Aguilera, infatigable centauro que rindió su vida fiel a sus convicciones en defensa de la causa del Rey de España.

Transcurridos tantos años ya no podemos referirnos como “los buenos y  los malos” al mencionar a patriotas y realistas, porque unos y otros deseaban, por distintas vías, lo mejor para su pueblo. Existe, desde hace tiempo, una corriente que no solo destaca las reconocidas acciones militares del “Colorao” Mercado, sino que reivindica a Aguilera que representó el sentimiento de una gran parte de los cruceños que estaban con la causa del Rey. Por lo tanto, con el transcurso del tiempo, con la visión con que los historiadores han podido juzgar los acontecimientos, la celebración del 24 de septiembre no debe ignorar a los realistas que en nuestra ciudad se batieron a sablazos con suerte diversa.

Mercado fue un militar de carrera que logró el grado de coronel y que estuvo enrolado en los ejércitos argentinos bajo el mando altos jefes patriotas tanto en el Sitio de Montevideo, como luego, con Belgrano, en el Ejército del Norte, participando en las resonantes victorias de Tucumán y Salta, así como en las derrotas de Villcapugio y Ayohuma. En aquellas batallas posiblemente que ya cruzarían miradas con Aguilera, que también participó en algunas de ellas.

Pero, como sabemos, el “Colorao” se destacó como lugarteniente de Ignacio Warnes. Fue su segundo hasta el último día de vida del militar argentino. Bajo el mando de Alvarez de Arenales y de Warnes, siempre comandando la caballería, participó en el triunfo de Florida, la gran victoria que dio respiro a la Junta de Buenos Aires. En el Pari Mercado mostro todo su arrojo lanzando la caballería sobre los jinetes realistas y arrollándolos en una persecución que lo llevó hasta el pueblo de Peji (Wikipedia). Trágicamente, Warnes había sido derribado de su caballo y muerto a lanzazos sobre el arenal. Se perdió la batalla, Mercado se replegó hasta Cordillera con los jinetes que pudo reunir, y desde entonces encabezó una guerrilla permanente contra Aguilera, que se había adueñado de la ciudad y había puesto en una picota la cabeza del caudillo Warnes.

El brigadier Aguilera había participado en batallas decisivas desde el comienzo de la guerra, había atacado a las “republiquetas” patriotas y se había convertido en hombre de confianza del poderoso y bravo José Manuel de Goyeneche. El “feroz Aguilera”, entre septiembre y noviembre de 1816, les cortó la cabeza a Padilla, en La Laguna, y a Warnes en El Pari. Es decir que se convertía en uno de soldados más exitosos de la Corona, porque restablecía el orden monárquico donde parecía perdido.

En suma, las luchas que se libraron en el Piraí, en Chiquitos, y en los arenales del Pari, así como el amago permanente de Mercado para tomar la ciudad de Santa Cruz durante muchos años, tuvieron, una vez muerto Warnes, a dos bravos cruceños que la historia debe recordar con igual reconocimiento, a Mercado y Aguilera. El “Colorao” fue el primer Gobernador cruceño, en febrero de 1825, aunque reemplazado obedeciendo la decisión de un cabildo. Aguilera tuvo todavía arrestos para sublevarse en nombre el Rey en 1828, y como no podía ser de otro modo acabó siendo capturado y fusilado.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Ve también:

Close