ArtículosInicioIsmael Schabib Montero

LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Ismael Schabib Montero

¿Por qué el Sr. Evo Morales se mantiene en el poder? Podría ser que hayan varios factores que,  sumados, den este resultado. Uno de ellos, que los partidos políticos se encuentran debilitados y sus líderes  perseguidos o desprestigiados. Lo cual también debilita la democracia boliviana, porque los principales actores en este “Sistema político que defiende la soberanía del pueblo, el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes”, son los partidos políticos.

Pero ¿por qué se encuentran desprestigiados los partidos políticos y sus líderes? Una de las razones, porque defraudaron las expectativas de la población boliviana, mostrándose corruptos y ofreciendo ilusiones que no se podían concretar en la  realidad, un país de 10 millones de habitantes empobrecido, donde el PIB bordeaba apenas 10 mil millones de dólares, y los ingresos anuales oscilaban entre mil y mil quinientos millones de dólares antes del 2005.

Sin embargo, se tendría que reconocer que gracias a esos partidos políticos Bolivia vende gas a buenos precios al mercado internacional;  que ellos convirtieron en una Política de Estado por más de 20 años su venta del gas al mercado internacional, a pesar que antes del 2005 el precio era de  0.99 centavo de dólar el pié cúbico, cuando las expectativas más optimistas era tener un ingreso anual de mil millones de dólares pero, como sabemos, el precio del petróleo subió a partir del 2004, aproximadamente, y como el precio del gas le lo había indexado  al del petróleo, salimos muy beneficiados.

Para comprarnos gas el Brasil  exigía que nuestras reservas estén certificadas, y para lograrlo se tuvo que capitalizar YPFB;  vinieron las transnacionales y lo lograron con su dinero y tecnología, porque YPFB sola no podía; para el 2003 estas reservas eran: Probables P2= 26.2 TCF y probables P1= 28.7 TCF, es decir 53.8 TCF (TCF=Trillones de pié cúbico). Con estos resultados pudimos vender y firmar contrato con Brasil, que decidió comprarnos el gas.

La historia ya es conocida. El precio de este energético se quintuplicó y  son esos resultados los que cosecha el gobierno del presidente Morales; ahora tenemos un PIB que oscila entre los 35 mil y 50 mil millones de dólares.

Señores,  eso se lo debemos a los partidos políticos “tradicionales”.

Ahora, que nos encontramos en vísperas del 2019, un año electoral, y sabiendo que el presidente Morales y el vicepresidente García Linera son campeones de la corrupción y de la mentira, que de humildes no tienen nada, que  la borrachera de poder los ha trastornado, pregunto ¿Son malos Tuto Quiroga, Carlos Mesa, Samuel Doria Medina, Rubén Costas, Víctor Hugo Cárdenas y otros, solo porque lo dicen los masistas? ¿La propaganda del gobierno influye nuestra forma de percibir la política? ¿La propaganda millonaria oficialista nos marca el compás?

Si la ciudadanía, si la oposición, no confía en los partidos políticos y sus líderes, nuestra democracia seguirá en estado de coma y la dictadura masista podría gobernar indefinidamente. Digámoslo claro: para recuperar la democracia Bolivia necesita partidos políticos vigorosos.

Esta apreciación no es mi alucinación, es política elemental.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Ve también:

Close