EconomíaInicio

Bolivia importa combustibles de 24 países, incluso de India

La caída en la producción de líquidos obliga a importar gasolina, diésel y aditivos. En el primer semestre se compró por un valor de $us 563,2 millones.

Bolivia importa líquidos, entre gasolina, diésel y aditivos, de 24 países en diferentes continentes del mundo, incluido el asiático con países como Japón, Singapur y hasta la India.

De acuerdo con datos sistematizados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) con base en información del Instituto Nacional de Estadística (INE), el primer país que provee estos productos es Argentina del que se compró, en el primer semestre de este año, un valor de 217,1 millones de dólares.

En segundo lugar está Chile que entregó los combustibles por un valor de 144,3 millones de dólares. Singapur es el tercero en la lista, de donde se adquirieron los hidrocarburos por un valor de 90,1 millones de dólares.

En la nómina también se encuentran otros países, como Turquía, por 22,6 millones de dólares (ver gráfica).

En el primer semestre el país importó combustibles por un valor de 563,2 millones de dólares, un 52,3% mayor al valor importado en similar periodo de 2017.

De este monto, las compras de diésel fueron de 358,7 millones de dólares, de gasolina 198,7 millones de dólares y de aditivos 5,6 millones de dólares.

Bolivia necesita importar porque la producción nacional de petróleo y condensado no es adecuada para refinar diésel.

En el caso de la gasolina, la que procesa el país debe adicionarse con aditivos para aumentar el octanaje en el producto.

A esto se suma que la producción de líquidos (petróleo, condensado y gasolina natural) disminuyó entre 2014 y 2017 en un 13,1% y hasta enero de 2018 se encontraba en su nivel más bajo de los últimos años.

Para los analistas esta situación es consecuencia de la caída de la extracción de gas natural que hasta agosto bajó a 54,28 millones de metros cúbicos.

El Gobierno anunció que a partir del 15 de octubre se comercializará la nueva gasolina Súper Etanol 92, con el objetivo de reducir compras de gasolina.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó que el país rebajará las importaciones de combustibles para el parque automotor con la producción de etanol. Se calcula que con esta producción se ahorrará a la economía nacional unos 400 millones de dólares anuales.

El exsuperintendente de Hidrocarburos Hugo de la Fuente opinó que es natural que la demanda de líquidos crezca cada año, porque va en directa relación con el crecimiento de la economía y parque automotor.

“También tenemos el efecto del precio bajo y esa triple combinación, crecimiento vegetativo, más crecimiento de la economía, más incentivo por el precio bajo hace que la demanda de los carburantes suba de manera constante”, precisó.

En su criterio, mientras exista un mercado subvencionado, habrá la tendencia a un mayor consumo y por lo tanto las importaciones seguirán en ascenso.

“Antes, por ejemplo, había etapas en que teníamos un 70% de producción nacional y 30% de importación, ahora es de 50% producción y 50% importación, y la tendencia es que en periodos de siembra en el oriente boliviano eso se incrementa aún más”, remarcó.
Según el experto, en el país se hicieron inversiones interesantes en materia de refinación de hidrocarburos, y se mejoró la extracción de licuables de la corriente de gas natural hacia Brasil con la planta separadora de líquidos de Río Grande. “Es positivo lo que se está haciendo con la producción del etanol, usando el alcohol que mejora el octanaje. Se produce gasolina natural pero requiere aditivos”, añadió.

Fuente: paginasiete.bo

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario