Inicio

Bolivia tiene que ser productiva, solidaria y verde

El actual senador por Potosí asegura que se debe recuperar el estado de derecho y cambiar la justicia.

Recuperar el estado de derecho, convertir al país en exportador de productos con valor agregado, desconcentrar el poder económico y profundizar las autonomías son algunas de las propuestas del candidato a la Vicepresidencia por el Movimiento Demócrata Social (MDS), el actual senador por Potosí, Edwin Rodríguez.

PREGUNTA. ¿Quién es Edwin Rodríguez?

RESPUESTA. Es un ciudadano potosino, nacido en una provincia del norte, de origen quechua, profesional, hoy ingeniero agrónomo. Dirigente de organizaciones sociales en años pasados. Casado desde hace 24 años y con tres hijos. Fue diputado uninominal, asambleísta departamental, consultor de Naciones Unidas y secretario técnico de la Asamblea Constituyente.

P. ¿Qué le motivó para ser candidato a la Vicepresidencia por MDS?

R. Óscar Ortiz y mi persona somos fundadores del Movimiento Demócrata Social (MDS), que es una fusión de varias organizaciones políticas regionales, como Verdes de Santa Cruz, Primero el Beni de Beni, Líder de Chuquisaca, UNE de Cochabamba y Movimiento Originario Popular de Potosí. Construimos esta alternativa, preparándonos con mucho tiempo de anticipación, con un proyecto político serio. El comité nacional de Demócratas se fijó en Óscar Ortiz como candidato a la Presidencia y en mi persona para la Vicepresidencia. Me siento halagado que Demócratas se haya fijado en un potosino.

P. ¿Cuál es su opinión sobre Óscar Ortiz? ¿Qué le une a él en el ámbito ideológico y programático?

R. Óscar Ortiz es una persona que ha luchado por la reivindicación democrática en el último tiempo. Ha destapado hechos de corrupción profundamente lesivos al país como las barcazas chinas, los taladros de YPFB y el Fondo Indígena.

En el plano ideológico, Ortiz es un representante de Santa Cruz que junto a líderes de regiones como TarijaBeni y Pando fueron pioneros de la autonomía en Bolivia.

Potosí está profundizando la autonomía. Este departamento se atrevió a hablar del federalismo. Autonomía y federalismo son primos interpares, pero lo que estamos proponiendo es una federalización de las autonomías. Creo que ese es un elemento fundamental para que los pueblos del occidente nos unamos con los del oriente, y ahí tenemos muchísimas coincidencias con Óscar Ortiz.

P. Usted ocupó otros cargos públicos, ¿qué experiencia le dejó?

R. La función pública es servir. Quienes venimos de estratos humildes sabemos del sufrimiento y la realidad del pueblo. Por eso abrazamos esta noble carrera de servicio, la política. Como diputados hicimos grandes obras para nuestra región. Cuando fuimos asambleístas, fiscalizamos y no permitimos que haya corrupción en la Gobernación de Potosí. Cuando nos tocó ser consultor de Naciones Unidas nos sentimos halagados, y cuando construimos parte de la Constitución Política nos sentimos útiles.

Desde la función pública se puede hacer mucho por la gente, especialmente los más pobres, invirtiendo los recursos del Estado en lo más urgente.

P. ¿Qué propuestas tiene para mejorar la situación del país en el ámbito económico y social?

R. Desconcentrar el poder económico, el centralismo secante, desconcentrar el poder político, pero, sobre todo, desconcentrar las competencias que el poder central ha tomado a partir de la Constitución.

En nuestros 100 diálogos demócratas se ha propuesto un plan para que todos tengan los mismos derechos y beneficios. No puede haber bolivianos de primera de segunda. También debe haber igualdad de género y oportunidades para la juventud.

Un tercer aspecto es la Bolivia productiva, solidaria y verde para que el país deje de ser extractivista y exportador de solo materia prima. Queremos una Bolivia transformadora, sobre todo para ampliar la frontera agrícola, buscar mercados y vender productos con valor agregado.

Otro aspecto fundamental es el hecho de ubicar a Bolivia como un país geopolíticamente estratégico, en el que se implemente infraestructura, con corredores, puentes y vías, pero que también se recupere el estado de derecho y la independencia real de los órganos del Estado.

Hemos hablado también de fortalecer las relaciones diplomáticas con países desarrollados pero, fundamentalmente, con los vecinos.

La causa marítima es fundamental, a la que jamás vamos a renunciar. Después de una profunda reflexión habrá que retomar con más fuerza y mayor seriedad institucional y diplomática este tema.

Se ha hablado también del desarrollo social, es decir salud universal gratuita y educación.

P. El Gobierno destaca los logros sociales que ha implementado en su gestión, especialmente los bonos. De ganar las elecciones, ¿los mantendrán o los cambiarán?

R. El Movimiento Demócrata Social es un partido que tiene mucha presencia popular en sus filas, por tanto, el desarrollo social que planteamos considera no solo el hecho de mantener los bonos, sino de mejorarlos y hacerlos más sostenibles. Los bonos son una conquista de la gente, no una dádiva.

Además, los bonos no representan más del 1 por ciento del Presupuesto General, en relación a los millones que se han despilfarrado en lujos, transporte y propaganda para eternizar a una persona.

P. ¿Cuántas posibilidades considera que este binomio tiene para ganar las elecciones de 2019?

R. Muchas posibilidades, porque nos hemos preparado con tiempo. El Movimiento Demócrata Social es una fusión de organizaciones sociales, sobre todo agrupaciones ciudadanas exitosas, pequeños partidos regionales que han derrotado al MAS en reiteradas oportunidades.

No somos un partido improvisado, la gente nos conoce, somos opositores y hemos recibido todos los embates de este Gobierno. Tenemos más de 350.000 militantes.

Esta alianza se constituye en la opción más seria, responsable y renovada de todos los binomios.

P. De ser necesario, ¿su binomio podría apoyar a otro con el que tengan similitud de programas?

R. El MDS ha sido el único partido que no ha condicionado su candidatura a una persona. El propio presidente de los Demócratas, Rubén Costas, ha dado un ejemplo, dejando a un lado su interés por ser candidato y ha permitido que sean líderes nuevos.

Este binomio seguirá extremando los esfuerzos para conseguir la unidad de la oposición, sin embargo, eso está también en función de las coincidencias programáticas que tengamos para salvar a la patria de las garras de una futura dictadura.

P. ¿Qué opina de la justicia? ¿Qué cambios debe haber?

R. La justicia es hoy prisionera de un partido político, del capricho de un par de personas. La justicia ya no está al servicio de la Constitución, menos del pueblo, sino al servicio de la dictadura.

El Poder Judicial ya no tiene la independencia ni la imparcialidad, menos la probidad y la capacidad académica.

P. ¿Qué opinión tiene de los otros binomios?

R. No me gustaría referirme a los otros binomios. Lo que sí corresponde decir es que hay uno ilegal, que es inconstitucional, rechazado por el pueblo boliviano, que es el oficialista.

Por eso hemos llevado una impugnación de más de 100.000 firmas.

P. ¿Considera que la habilitación del binomio Evo Morales – Álvaro García Linera fue un golpe a la democracia?

R. Totalmente. Y no solo lo piensa mi persona, sino una gran mayoría del pueblo boliviano, porque pretender consolidar un binomio ilegal, que vaya por encina de la decisión popular es acabar con la democracia.

Apunte

Servidor público

Edwin Rodríguez asegura que conoce las necesidades de la gente pobre, porque el mismo nació en un hogar humilde, en una provincia del norte de Potosí, y desde los diferentes cargos que asumió como funcionario público hizo obras para la gente.

Fuente: opinion.com.bo

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Ve también:

Cerrar
Botón volver arriba