H. C. F. MansillaInicioUn siglo para juzgar

[VIDEO] Un siglo para juzgar: «Las causas para la relativa facilidad de la conquista del poder por Stalin después de la Revolución de Octubre» por H. C. F. Mansilla

Friedrich Engels afirmó en 1883 (en su Oración fúnebre consagrada a su amigo Karl Marx) que la doctrina marxista brindó al proletariado la percepción “científica” de su propia situación y la consciencia de las condiciones de su emancipación. Pero en un lapso de pocos años, el marxismo se transformó en un dogma impermeable al cambio y en un instrumento de dominación y disciplinamiento. Esta evolución, que comenzó en el seno de los partidos socialdemocráticos, fue consolidada y reforzada considerablemente por Vladimir I. Lenin y por la victoriosa Revolución de Octubre en Rusia. Ha sido una historia deprimente desde sus inicios.

La tesis principal que quiero exponer es la siguiente. La toma del poder por I. V. Stalin y la edificación de un régimen abiertamente totalitario en la Santa Rusia muy poco tiempo después de la Revolución de Octubre (1917) fueron posibles porque casi todos los dirigentes bolcheviques y hasta los grupos opositores a Lenin y Stalin dentro del partido comunista compartían un idéntico desprecio por el pluralismo democrático y el Estado de derecho. Todos ellos se habían formado en el seno de una cultura política autoritaria de vieja data, de la cual ellos no eran conscientes y menos críticos. Esta relativa ceguera con respecto a valores culturales y normas colectivas de orientación era asimismo un signo distintivo de numerosos intelectuales progresistas en Europa occidental, como Rosa Luxemburg, y resultaba muy evidente en las grandes personalidades del partido comunista que se opusieron a Stalin en un principio.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba