ArtículosBoris Santos GómezInicio

Visión para una economía vibrante y próspera

Boris Santos Gómez

La “receta” simple para generar bienestar en una sociedad moderna y compleja podría resumirse en:

1) Menos impuestos, facilidad para constituir/liquidar empresas. Privilegiar la industria, comercio, empresa, emprendimientos privados. El estado debe dar espacio sin molestar tanto al inversor.

2) Flexibilidad en contratos laborales, para evitar la mano estatal que se entromete en todo. Libertad de contratar y de trabajar.

3) Infraestructura: carreteras, aeropuertos, puertos marítimos, vías de transporte urbano para configurar el nuevo modelo de ciudades inteligentes, nuevos ductos, oleoductos, líneas para transporte de gas y electricidad con tecnología de punta.

4) la infraestructura del país debe ir de la mano de la infraestructura social: cada familia tendrá un techo sobre la cabeza y vivirá en un ambiente saludable, limpio y accesible.

5) Un sistema educativo de alta calidad orientado a la ciencia y tecnología: un presupuesto privilegiado del estado a ésta actividad.

6) Promoción para inversiones privadas para infraestructura digital que impulsarán la nueva economía digital. Hay una evidente revolución digital que está dejando obsoletos a estados, a compañías y a procesos y está reinventando todo.

7) Un país con paradigma verde: impulso a energías renovables utilizando de puente entre fósiles y renovables a la herramienta del gas y a empezar a promocionar fábricas para vehículos eléctricos para uso en Latinoamérica y el mercado interno.

8) Inversiones para sistema de salud públicos y privados: crear una “sociedad saludable” con un entorno de aseguramiento de la salud y el apoyo de la infraestructura de salud. El objetivo es trabajar para lograr una atención médica integral

9) Autosuficiencia en la producción de alimentos: menos presiones fiscales y más inversiones para ayudar al sector privado a generar condiciones de comercio y empleo, producción y abastecimiento de alimentos.

10) Un gobierno mínimo: una pequeña burocracia. Menos empleados públicos y más eficientes. Un recorte del 50% a las burocracias en todos los niveles. Un gobierno electrónico sin filas/colas y trámites interminables.

Esa “receta” parece un listado de buenas y obvias intenciones. Todas muy racionales de aplicar. La  mayor parte de esos puntos son la visión del programa del nuevo paradigma del gobierno de la India que aplicará una visión integral en diez dimensiones para 2030[i], en donde pretenden crear una país donde la pobreza, desnutrición, basura y el analfabetismo serían una cuestión del pasado.

India –con esa visión– está encaminada a ser una sociedad moderna, impulsada por la tecnología, de alto crecimiento, equitativa y transparente.

El gobierno de ese país está construyendo una nueva economía para 10 billones (1012o como dicen en inglés, 10 trillones)[ii]de dólares.

La visión es que la india se construirá con energía renovable y conducirá vehículos eléctricos, y liderará al mundo en la revolución del transporte, reduciendo la dependencia de importaciones y garantizando su seguridad energética.

Al mismo tiempo buscan: un programa de agua potable segura con uso eficiente. Finalmente, en esa nueva dinámica, Indica va a aprovechar la «economía azul» que reconoce la importancia de los mares y los océanos como motores de la economía por su gran potencial, complementado con un agresivo programa espacial que quiere colocar un astronauta de esa nación en el espacio en 2022.

Esas visiones deben ser emuladas por Latinoamérica, por Venezuela y Bolivia, principalmente: dejar de vernos el ombligo y ver hacia adelante pero con democracia, con alternancia en el ejercicio del poder y con libertad.

Fuente: lostiempos.com

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba