ArtículosInicioIván Arias Duran

Carta abierta a líderes de la Coordinadora de Defensa de la Democracia, Comités Cívicos, de las nuevas generaciones que luchan en las calles y de los partidos políticos opositores y oficialistas

Esta carta a las lideresas y líderes democráticos es motivada por los años de resistencia y por la impresionante y admirable eclosión social que vive el país contra un gobierno que se niega a escuchar al pueblo.

  1. La resistencia social viene desde el referéndum del 21F del año 2016, en el que los bolivianos y bolivianas le dijimos a Evo, “ya no más, ¡vete a tu casa!”. El gobierno se burló del voto popular y creyó que éramos estúpidos. Durante tres años desarrollamos creativamente cientos de marchas, paros y métodos de resistencia PACÍFICOS logrando desgastar al gobierno con un solo grito, con un solo mensaje, donde sea y cuando sea: ¡Bolivia dijo no!!!
  2. En las elecciones del 20 de octubre, el grito de la calle, se volvió alternativa de poder que, una vez más, el régimen quiere burlar e ignorar. Pero ya no puede salirse con la suya. Las masivas concentraciones, cabildos y paros indefinidos son la mayor demostración que tenemos un pueblo decidido, con juventud y experiencia, a defender la democracia y su voto. La resistencia pacífica le está ganando al odio, la discriminación y venganza. Los extremos no pueden decidir nuestras vidas.
  3. Nunca antes, desde que se instauró la democracia, hace 37 años, habíamos visto que la ciudadanía reafirme su deseo de vivir en democracia, de vivir en una patria donde todos contemos y todos tengamos oportunidades. Las Jornadas de Octubre en las calles hablan por sí mismas. Solo queda rendir honores a los miles de ciudadanos y ciudadanas que dejaron su aparente indiferencia y salimos a defender el bien común.
  4. El pueblo boliviano está haciendo todo lo que nos corresponde. Quiere victoria y no derrota. El pueblo está unido en su base y las cúpulas deben corresponderlo. Por ello, ahora les toca a ustedes, líderes de partidos políticos opositores y oficialistas, de la Coordinadora de Defensa de la Democracia, Comités Cívicos, y de las nuevas generaciones que luchan en las calles estar a la altura de las circunstancias. No pueden perder el objetivo común inflacionandose en cabildos que, siendo factores de unidad, han empezado a ser usados como factores de división.
  5. La semana que viene es clave, por lo que exhorto, con respeto y pensando en nuestro presente y en el futuro de nuestros hijos, a que, de forma URGENTE, se reúnan en una Cumbre de Todos y definan una estrategia común, una línea común y una acción común que, con los medios democráticos que permite la CPE, nos lleve a recuperar la Plaza Murillo como el espacio de la democracia total y festejar el 21F del 2020 desde los balcones del Estado de Derecho. La unión es la fuerza, la división es la derrota. Está en sus manos el camino y que la historia los juzgue. ¡Dejemos de ser cojudos y pensemos en el bien común! (definición: persona que actúa estúpidamente)

Desde mi punto de resistencia y bloqueo: Iván Arias Duran, CI 2429326, ciudadano de la República de Bolivia

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba