ArtículosInicioIsmael Schabib Montero

EL GOBIERNO QUE TENEMOS

Ismael Schabib Montero

Cuando estábamos haciendo bloqueos para echar  al narco gobierno, nos causaba incertidumbre no saber cómo sería la sucesión presidencial ante la posibilidad de que Morales saliera del palacio de gobierno como resultado de la presión. Esa incertidumbre era causada porque en la cadena de sucesión las principales autoridades eran masistas, el vicepresidente, el presidente del senado, de la Cámara de diputados; el MAS tenía y tiene  dos tercios en el  órgano legislativo y las autoridades judiciales fueron  elegidas por ellos; imaginar que la Segunda Vicepresidente del senado se haga cargo del gobierno era casi impensable, pero eso impensable se dio porque las autoridades nombradas aterradas por sus espectro conciéncial huyeron o renunciaron.

En esas circunstancias, con la oportunidad creada “Su ascensión al cargo fue legitimada formalmente por el Tribunal Constitucional Plurinacional horas más tarde el mismo día, que declaró que había asumido legalmente el cargo «ipso facto», de conformidad con el precedente establecido por la Declaración Constitucional 0003/01 del 31 de julio de 20012”.

¿Fue así de fácil?

Como una persona común, no sé los pormenores que hubieron desde que la señora presidente viajó de Trinidad a La Paz para hacerse cargo de la presidencia, no sé quiénes la recibieron y la acompañaron en esos momentos, pero coincidamos en decir que la señora Jeanine Añez Chávez llevó a su partido político al palacio de gobierno y no su partido político  a ella.

Pero después del entusiasmo de las primeras semanas recién percibimos que “se fue el dictador pero no la dictadura”. En el órgano Legislativo, el MAS sigue teniendo los dos tercios, las autoridades elegidas “truchamente” del órgano Judicial son también de esa tienda política  y el gobierno de transición  solo manda en el Órgano Ejecutivo donde pareciera que algunos ministros no se identifican con el movimiento pacífico que expulso al narco dictador.

Es verdad que se ha denunciado  corrupción en estos 9 meses del Gobierno de Transición, así como falta de una respuesta inmediata y contundente a los problemas que enfrenta, pero seamos  sinceros, ¿Qué gobierno enfrentó una situación donde la mayoría del poder lo ostenta la oposición, conformada por un partido político que luce como un grupo de asesinos narcotraficantes, que paga para que la gente mate, (mientras el número de muertos es mayor mejor para ellos), bloquee y destruya? Algo tal vez peor ¿Qué gobierno enfrentó una pandemia con las características  del Corona Virus?

Para contrarrestar el poder que todavía maneja la narco dictadura la señora presidente debería contar con el apoyo de la mayoría nacional que hizo huir a Morales y García.

Le sugiero que  repita la hazaña de sus primeras horas de gobierno cuando reinaba la incertidumbre y  tuvo el coraje de seguir  adelante hasta que se consolidó en el poder; ahora, tenga el coraje también, de renunciar a su candidatura y recomponga su base de sustentación, la mayoría nacional, sus adherentes políticos son una minoría y causa desconfianza y decepción que usted sea Presidente de Transición y candidata a la presidencia; forme un gabinete de Unidad Nacional, termine su gestión dejándonos un nuevo gobierno producto de unas elecciones limpias con un Padrón Electoral purificado y castigado por la justicia el partido político que hizo fraude en las anteriores elecciones. No permita que la estructura política y el  entramado “legal” tramposo que dejo el narco dictador  lo siga beneficiando. Justicia, no venganza.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba