ArtículosCarlos federico Valverde BravoInicio

¡Lucho lo hizo!

Carlos federico Valverde Bravo

Cuando parecía que el “Modelo Cruceño” estaba un tanto extraviado y, cada una de las instituciones andaba por su lado, el presidente y su muy mal equipo que debían preparar el Censo Nacional de Población y Vivienda decidieron hacer las cosas mal y, Santa Cruz volvió por sus fueros y organizó su propia Comisión Impulsora del Censo Nacional que comenzó a despellejar, como si fuera una cebolla (hasta dio ganas de llorar) los errores, desaciertos, faltas … en fin, la incompetencia de quienes a falta de argumentos técnicos nos espetaron aquello de que “el censo es una atribución privativa del Poder Central o Poder Ejecutivo” con tal de no rendir cuentas del “no avance” con el que estaban atravesando.

¡¡¡No tenían nada!!! No tenían avance en la actualización cartográfica (sin eso, no se tiene nada) No tenían sistemas informáticos móviles (que se compra y, ni siquiera eso pudieron hacer, en un Estado que dilapida plata por todo y nada) No coordinaban con nadie (al comienzo se creyó que era por soberbia, luego entendimos que era para esconder sus incapacidades) No tenían siquiera una pre-boleta censal para socializarla con alguien. ¡No tenían presupuesto!

En esas condiciones de “no-avance”, se ratificó a Humberto Arandia (Director del INE), se cambió a la ministra Felima Gabriela Mendoza a 4-5 meses de la realización del Censo, se quedó con el incapacitado e incapaz funcionario y, se sentaron a planificar cuándo deshacían el objetivo central: el Censo.

Antes de esto, el Ejecutivo, en la cartera que correspondía hacerlo, se había presentado al Legislativo a fin de responder sobre “la marcha del Censo” y dijeron que todo iba bien, es decir, mintieron al país a nombre del Presidente quien, luego nomás (un mes y días) acicateado por la “sugerencia oportuna” de 8 gobernadores, además de su militancia organizada en entes corporativos de representación, decidió dejar sin efecto la realización de una obligación constitucional, porque en noviembre pasan muchas cosas en el país, como pasan en febrero o mayo, o junio, los países tienen actividad todo el año, pero, no se había pensado tampoco en las lenguas originarias y alguna otra cosa y: ¡listo, nos quedamos sin Censo!. No hubo auditoría previa para tomar la decisión; no saben qué nivel de avance se tiene y, otras joyas y, postergaron, como si fuera cualquier cosa, por 2 años el Censo, violando la CPE y la ley.

Daba la impresión de que había sido un asunto de 8 departamentos contra uno, cuyo Gobernador no asistió a la reunión y al que se le echó la culpa de la postergación “por no haber ido a defender su punto de vista y posición regional”, pero… más allá de la falta cometida por Camacho, al no estar en esa reunión o al menos avisar que había sido convocado, convengamos que no hubiera cambiando nada, porque lo que el gobierno pretende tener es un manejo político del Censo y de los tiempos que lo acerquen al 2025 sin tener que hacer cambios en la distribución económica y parlamentaria porque hay quienes creen que eso es todo… un asunto de distribución de plata y escaños cuando la realidad es que el Censo es un instrumento valioso para diseñar y preparar el futuro.

Esto va mal; como ejemplo: en el país hay 3 Departamentos que están en problemas de crecimiento: Oruro, Potosí y Chuquisaca. ¿En serio sus autoridades creen que postergando el censo van a lograr revertir los hechos? ¿En serio creen que manteniendo el número de parlamentarios van a salir de sus problemas? No importa, ellos, los Gobernadores, están ahí para darle gusto al Presidente y, a lo mejor, hasta creen que ponen a Santa Cruz contra la pared.

Error! Santa Cruz se reunió la tarde del viernes pasado y el Modelo Cruceño volvió a aparecer y, aun reconociendo sus diferencias (seguramente fue lo mejor que se escuchó esa tarde) decidieron hacer causa común para exigir, desde explicaciones, argumentos al Poder Central y, realizar tareas que demuestren que el Censo se puede hacer; eso significa poner la “inteligencia” por encima del capricho y demostrar no sólo los problemas jurídicos en los que se metió “el Lucho”, sino que se puede demostrar técnicamente que estamos a tiempo de hacer un censo para el 2023, sin exigir fechas, simplemente demostrando qué se tiene, qué falta y en cuánto tiempo se puede llegar a recoger una muestra que nos ponga la realidad en la mesa, no sólo cuántos somos, sino qué tenemos y de qué estamos hechos.

“El Lucho” no va a ganar nada pateando el tarro de la mala situación a donde no se lo vea (a dos años); en algún momento se lo verá y se recogerá una situación peor que esta, no nos va a servir que desde ahora se nos mienta con que las cosas van a mejorar; se mejora con ideas, no con imposiciones desacertadas.

Pero este texto no se lo escribe para hablar de los desastres “del Lucho” sino para testimoniar que Santa Cruz vuelve a unirse para lo importante, para: rechazar el D.S. 4760 que posterga el censo porque no tiene ningún fundamento técnico que lo justifique; exigir a la brigada Parlamentaria cruceña (lo que de ella queda, porque hay una parte que es brigada masista, elegida en Santa Cruz, que no es lo mismo) inicie las acciones legales que correspondan, contra las autoridades responsables de este atropello por incumplimiento de deberes y por daño económico al Estado. Encomendar a: Universidad, la Gobernación y el Municipio cruceños elaborar una propuesta de Ley Nacional de Censos, donde queden claramente establecidos los períodos censales, intercensales y otras mediciones estadísticas bajo la responsabilidad del INE y de los Institutos Estadísticos Departamentales, para ser presentada y gestionada por la brigada Parlamentaria cruceña. Encomendar al Instituto Cruceño de Estadística de la Gobernación de Santa Cruz, que realice la Encuesta Poblacional de Necesidades a nivel departamental, que permita a la Gobernación y los municipios cruceños disponer de la información estadística actualizada para responder de manera pertinente a las necesidades de la población cruceña. Exigir al Presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional la modificación del Art. 123 de la Ley Marco de Autonomías y Descentralización que establece la conformación del Consejo Nacional de Autonomía para la incorporación de los rectores de universidades autónomas a este Consejo. Encomendar a la UAGRM preparar y presentar los proyectos de Ley que permitan la coparticipación de los recursos emergentes del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF), de las Notas de Créditos Fiscal (NOCRE) y de los Títulos Valores para que sean coparticipables por municipios y universidades en un 20% y 5% respectivamente (va para todos los departamentos, no sólo Santa Cruz). Y también (otra vez, esto es pensar en el país) exigir que el Presupuesto General del Estado 2023 sea elaborado sobre la base de las proyecciones poblacionales intercensales que presenta oficialmente el INE y que se cree un fondo de compensación para los municipios que se vean afectados por la pérdida de población, para ser ejecutados de manera concurrente con gobernaciones y el gobierno nacional. Se negarán Gobernadores genuflexos y Alcaldes militantes de la yesquera?

Y finalmente: lo que a uno no le agrada, pero a veces se justifica: en el plazo de 5 días hábiles, se convoca a un PARO DEPARTAMENTAL desde el lunes 25 de julio del 2022.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba