ArtículosAutoresDestacadosInicioIsmael Schabib Montero

Hilvanando

Por: Ismael Schabib Montero

Las acciones generan consecuencias, como es el caso del Ecuador, después de que el ex presidente Correa fue complaciente con grupos delincuenciales, estos crecieron, se fortalecieron y un día se convirtieron en una amenaza real para la seguridad de ese país. Enorme la irresponsabilidad del ex presidente. No se la puede calificar.

Esta actitud ¿Cómo podría interpretarse? El Socialismo del Siglo 21 está alimentado por los métodos de la Guerra Revolucionaria, solo que antes se aplicaban a la guerra y no en democracia. Utilizar cualquier recurso que dañe al enemigo, en una guerra asimétrica es válido.

En Bolivia tenemos nuestros propios problemas porque existen grupos marginales como los carteles del narcotráfico y un territorio con una enorme importancia geoestratégica que lo han secuestrado, el Chapare. ¿No es tiempo para considerar que debemos agotar todos nuestros recursos para evitar ver a Bolivia peor que al Ecuador o Venezuela?

“Con tu democracia destruiré tu democracia”, pareció una exageración en su momento, pero no lo es, precisamente El socialismo del siglo 21 detectó que la vocación democrática es una “debilidad” que ellos podrían explotar para su beneficio, porque las personas demócratas se ponen límites así mismas, porque este socialismo es una metodología perversa; mientras ellos medran con la tragedia y el dolor, el miedo y la mentira sostenida con muchos recursos económicos, para después endilgarle muertos y heridos a los adversarios políticos que juegan a la democracia. Esto ya lo sabemos, pero miremos adelante y oteemos buscando respuestas en el horizonte.

¿Entonces que debería hacer la oposición para delinear una estrategia exitosa con miras a las elecciones del 2025? La respuesta podría ser, diseñar al nuevo MAS, aparentemente dividido entre dos cabezas, el presidente y el jefe de los narco caleros. Estos dos grupos divididos en el futuro necesitarían de un tercero para inclinar la balanza del poder. La oposición no debería descartar negociar con una parte del MAS para profundizar esa división, pero en superioridad de condiciones morales.

Esa organización se compone de gente que no es idónea o leal a los principios. Pregunto ¿Qué factor habría que explotar para profundizar las discrepancias entre estos dos MAS? Podría ser acentuar las diferencias entre sus caudillos. Fomentar esa diferencia. Pedir ayuda del exterior a países con ideologías a fines para generar una logística y organización eficientes que pueda manejar la oposición. No auto ponerse trabas mientras el adversario no tiene ninguna. Poner a Bolivia en el escenario mundial. Denunciar sin cansancio las irregularidades del MAS.

Es una pena tener que reconocer que practicar valores es una debilidad y delinquir es una fortaleza en el escenario político boliviano. Esta es una lucha entre el bien y el mal ¡Sigamos hilvanando!

Ismael Schabib Montero
VICEALMIRANTE DE LA REPÚBLICA DE BOLIVIA.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba