ArtículosInicioJimmy Ortiz Saucedosemana del 8 de MAYO al 14 de MAYO del 2017

VENEZUELA: UNA VERGÜENZA PARA LA DEMOCRACIA

() Noticia: Almagro repudió feroz represión y muerte en protestas de Venezuela (Analítica de Venezuela 19-04-16).- A través de la red social de Twitter, el Secretario General de la OEA repudió la violenta represión y muerte de venezolanos.  «Basta de atropellos a los derechos de la gente» fue parte de su escrito que colgó en su cuenta oficial.

() Comentario: Es realmente penoso, para un demócrata verdadero, el triste espectáculo que está dando la Venezuela de Nicolás Maduro y los interventores cubanos. Estos últimos verdaderos vampiros chupan sangre a cambio de la fórmula del longevo totalitarismo isleño, para subyugar a su pueblo.

Un orate iletrado y prepotente que habla con pajaritos, dirigiendo el país del Libertador de América, es unacruel ironía de la historia.

Venezuela es una herida abierta para la democracia mundial. Ha sido imperdonable permitir que en este emblemático país, las cosas lleguen a este extremo. Todos somos culpables de esto, especialmente la OEA de José Miguel Insulsa, cómplice del chavismo transnacional, que hoy está enmendando Luis Almagro.

Su deterioro político, económico y social es realmente lamentable. Increíble de imaginar en un país con tantos recursos naturales y humanos, en pleno Tercer Milenio:

Presos políticos en las cárceles y miles de venezolanos auto exiliados en el mundo.

– «La economía venezolana ha entrado en una espiral inflacionista que ya no parece tener techo. Las previsiones del Fondo Monetario Internacional apuntaron en enero que el 2016 se batiría un récord al llegar el 720%, es decir, que los precios se multiplicarían por ocho, pero el informe presentado este martes en Washington va más allá y eleva la tasa hasta el 2.200% al cierre de 2017″ (El País 13-04-16).

– «La fundación InSight Crime, dedicada al estudio del crimen organizado, publicó a principios de 2016 en su sitio web un análisis en el que reveló que las bandas criminales son clave en el recrudecimiento de la inseguridad en Venezuela, que tiene uno de los mayores índices de homicidios en el mundo» (Infobae 22-05-16).

Ante este panorama desolador, apremia tomar urgentes medidas internas y externas. Las medidas internas corresponden a los venezolanos, y en ello están a capa y espada en cumplimiento «al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión», que establece la Declaración Universal de Derechos Humanos, pidiendo la liberación de los presos políticos y la celebración de elecciones. Mientras tanto, Maduro intenta emborrachar la perdiz llamando a una Asamblea Constituyente entre sus cuates.

En lo externo, el mundo y sus instituciones tienen que jugar también un rol preponderante. Desde mi punto de vista se debieran hacer dos cosas, una de corto y otra de mediano plazo.

En el corto plazo, urge redoblar la presión internacional de los países democráticos del mundo, aplicando acciones contra el gobierno que no perjudiquen al pueblo. Ninguna acción debiera estar excluida aquí. El autócrata pensó que al retirarse de la OEA, caso inédito en la historia del organismo, quedaría libre de la presión internacional del mundo civilizado para seguir destruyendo a Venezuela y asesinado a sus ciudadanos. Esto el mundo no lo puede permitir y es un motivo más para aumentar la presión.

No se puede respetar a un tirano que viola los derechos humanos y políticos del propio pueblo que lo eligió. La soberanía del Estado tiene un límite, como todas las cosas en este universo, este límite es los Derechos Humanos. La frontera entre el mundo civilizado y la barbarie (blogjimiortiz).

En el mediano plazo la OEA tiene que tomar los recaudos necesarios. El desafío es encontrar un antídoto para esta fórmula pseudodemocratica, implementada vía Foro de San Pablo con tecnología cubana. Un sistema populista totalitario y corrupto, que se pone la careta democrática y coapta todos los poderes,  incluidos militares, policías y medios de comunicación, dejando al pueblo amarrado de pies y manos, sin posibilidades internas de defensa.

La Carta Democrática Interamericana tiene que ser complementada con medidas coercitivas, incluido el uso de la fuerza militar, como lo hace la ONU. Si la democracia nacional no se puede defender por sí sola, es la democracia internacional la que tiene que acudir en su auxilio.

Termino con las palabras de Simón Bolívar, tomadas de las páginas de Telesur el medio de comunicación de la tiranía venezolano y sus colgandijos: «Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos«.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Ve también:

Cerrar
Botón volver arriba