ArtículosInicioJesús Yavari Cortezsemana del 26 de NOVIEMBRE al 2 de DICIEMBRE

¿ADIOS LUNITA CAMBA?

La crisis que sufre la institucionalidad local esta mostrando la debilidad de las estructuras locales y la banalidad de una elite que se acostumbro siempre a manejar nuestros destinos regionales y a mandar, pero que careció de capacidad para estructurarse en función a un verdadero proyecto regional o de clase.

No basta con señalar que se esta en desventaja política con la emergencia de un poder central dispuesto a arrebatar y apropiarse de espacios políticos, económicos, y estratégicos del mapa regional. No, lo que hoy vemos es la ausencia de una clase dirigente local, llámese política, institucional, empresarial, etc. carente de lucidez y de espíritu de lucha para encontrar el punto de inflexión que permita la urgente rearticulación de fuerzas regionales que cierren el paso al atropello, a la negación de la diversidadpolítica nacional, a nuestra identidad cultural, es decir, que cierren el paso a los que desprecian todo aquello que no encaje en el etéreo concepto de la“plurinacionalidad”. En este desbande regional perdemos todos los cruceños, por que no tendremosni minimamente las posibilidades de ser parte de un proyecto que nos brinde un empleo estable y digno en nuestra propia tierra, frente a los enviados por el poder central. Somos los que no tendremos ni la más remota posibilidad de tener una parcela de tierra para plantar así sea yuca o algo que sirva para alimentarse, por que hoy es el mundo de la coca el que manda y dispone..

Es decir, somos los desahuciados raciales del actual Estado – poder omnímodo de la demagogia y el populismo con color de arbusto delictivo.

Pero otros, los de las elites, los de los grupos regionales de poder local, no se harán de mayores problemas: En su pragmatismo de caraduras de toda la vida se acomodaran de la mejor manera con el emergente podercentral así sea tapando sus “finas” narices de burgueses domésticos y tardíos. Ellos tienen todavía, además, los resabios de un poder local desde donde disponen de vidas y haciendas, a la mejor manera de los tiempos de las tristes e indignas “arrobitas”. Las elites

cruceñas no tienen proyectos serios para Santa Cruz. Hoy medran de las autonomías, y mañana lo harán por cualquier pretexto siempre en nombre de “lo cruceño”. La dilapidación de recursos regionales es impresionante y solo basta saber que con los ingresos departamentales y municipales se pudieron haber construido DOS santa Cruz – capital con todos los servicios e infraestructura de primer nivel.
Y sobre el país, alguna vez advertimos que no puede haber proyecto político nacional sin las banderas de la plena unidad nacional. Unidad de los que trabajan, de los que
Producen, de los que construyen país y esperanzas, de los que todavía sueñan con un proyecto serio de nación
No es empujando a una turba desideologizada y contrarrevolucionaria, desorganizada y borracha de poder como se construye un verdadero proceso revolucionario: Son los trabajadores y el pueblo organizado y disciplinado política e ideológicamente los que llegaran al final del combate por los intereses de la patria. Los otros, los “nuevos” actores de este “cambio” deambularan usados en un mundo de mentiras y de fanfarrias oportunistas.

En cuanto a la crisis de la institucionalidad local, la inflexión histórica radica en su propia autocrítica: Tendrá la clase dirigente que ha conducido a este pueblo hasta hoy, que admitir públicamente que se ha fomentado una odiosa segregacióneconómica y social entre los propios hijos de este pueblo, estableciendo cruceños de “primera” y cruceños de “segunda”. Tendrá que asumir el pueblo trabajador cruceño una conducta ya no pasiva para convertirse en el nuevo eslabón del poder regionalTendrá que acabarse conla impostura localista de los “predestinados” y vividores inmorales de siemprepara volver a la esencia de lo auténticamente camba – cruceño, es decir a la génesis de nuestra solidaria yhonestaraza, como al pensamiento y la práctica política que nos legara Andrés Ibáñez. La ambición de

unos cuantos individuos por el poder y el dinero,por encima de lo colectivo y lo ancestralno puede llevarnosa la destrucción de nuestra amada lunita camba.

Ciudadano Camba – Boliviano

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba