ArtículosInicioMarcelo Ostria Trigosemana del 9 de SEPTIEMBRE al 15 de SEPTIEMBRE

La palabra impresa y los textos digitales

El Internet nos permite el acceso a las noticias y a la más diversa información, sin movernos de nuestras casas o lugares de trabajo. Parecería que las bibliotecas clásicas –las hay generales, especializadas, institucionales (la del Congreso de Estados Unidos es monumental), universitarias, municipales, de barrio, colegiales, privadas etc.– están quedando como repositorios de lo que la imaginación humana ha sido capaz de concretar.

Se sabe que varios medios de difusión escrita están en problemas. Y se dice que mucha gente ya estaría abandonando los textos escritos en papel y se informan, por internet y por la televisión. Se menciona también que hay medios convencionales que están siendo cerrados, vaticinándose cambios inimaginables hace unas pocas décadas. Asimismo se anuncia que los libros tendrán el mismo destino: convertirse en piezas, con gran valor intrínseco, en los museos del mundo.

Tim Bajarin, analista de Creative Strategies, en su artículo ‘Tablets y libros electrónicos acelerarán el desuso de la tinta y el papel’, dice que, de lo que se trata, es “que dejemos de destruir árboles” y que, para ello, hay que hacer que todas las publicaciones pasen a ser digitales (Infobae. 05.09.2013).

¿Qué es un libro digital? Con este título, un anuncio publicitario explica: “Un e-book (a muchos aún nos parece un nombre críptico) es un archivo electrónico que contiene texto, gráficos, imágenes y hasta puede incluir sonido”. Y agrega: “No tiene presencia física como un libro editado en papel y por lo tanto puede distribuirse vía electrónica por email o descargándolo desde un sitio Web.”

Proliferan también anuncios que parecen ser cursos tutoriales para promover la compra y el uso de esos textos digitales. Una conocida librería, en una página publicitaria en internet, comienza sus ofertas con consejos para comprar un libro digital y descargarlo, e incluye una guía en el uso de la PC, sin descuidar el ofrecimiento de soporte técnico. Seguramente que esto será de sencilla comprensión y uso para los ya iniciados en este mundo nuevo. Para otros, entre los que me cuento, cuando se hable de libros siempre tendrán presente la imagen de papeles encuadernados, escritos con letras de molde.

Y también en el futuro, algunos se acordarán de los que se ufanaban de no haber leído un libro, de los dueños de anaqueles repletos de más libros de los que pudieron leer en toda su vida, y de los brujos que prefirieron los ritos esotéricos, antes que la palabra escrita.

(20130911)

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba