Alcides Parejas MorenoArtículosIniciosemana del 21 de ENERO al 27 de ENERO

EL MAESTRO NICOLÁS MENACHO

nicolas menachoSi don Nicolás Menacho Tarabillo sólo hubiera creado “El trasnochador”, un taquirari en el que pone música a la bella letra de Raúl Otero Reiche, hubiera sido suficiente para entrar en la inmortalidad. Sin embargo, don Nicolás, que es un músico de raza y oficio, es autor de más de un centenar de canciones que forman parte del patrimonio cultural musical cruceño.

El maestro Nicolás Menacho Tarabillo nació en Santa Cruz de la Sierra en 1925. Hoy, a sus 88 años sigue siendo el hombre jovial y ameno de siempre y, por supuesto, un apasionado de la música que lo acompaña permanentemente. Su pasión lo llevó a la Escuela Normal de Maestros de Sucre donde se formó como profesor de música. Ha ejercido la docencia tanto en la Escuela de Bellas Artes como en el Colegio Nacional Florida, donde ha tenido una notable influencia sobre varias generaciones de cruceños.

Trabajador infatigable, ha incursionado en todos los ritmos de la música del Oriente boliviano. Si hubiera que buscar un denominador común de su obra musical, pienso que sería lícito afirmar que se trata de una obra con una extraordinaria calidad, que hacen de cada una de sus composiciones, obras maestras.

De un tiempo a esta parte, y como no podía ser de otra forma, ha aparecido en nuestro medio nuevas camadas de músicos. Son artistas que se están expresando en los nuevos géneros musicales que están en boga a nivel internacional. Cada uno de ellos –ya sea en forma individual o formando grupos—están buscando su espacio en esas nuevas formas musicales. Personalmente soy un amante del rock, pues viví intensamente los años 60, que han sido fundamentales para la historia de la música contemporánea, por lo que sigo, a la distancia, lo que algunos están haciendo.

Hace pocos días recibí, de parte de la Dirección de Cultura del municipio cruceño, un CD de Homenaje a Nicolás Menacho. Resulta que a Arturo Molina, que trabaja en esa Dirección, se le ocurrió la brillante idea de convocar a músicos jóvenes para que trabajen sobre la música del maestro Menacho y graben un disco. El resultado es realmente magnífico. Se trata de diez arreglos (la elección de los temas es muy buena) en los que la música del maestro suena con nuevos colores y brillos. Si sólo se hubiera hecho el arreglo de “El trasnochador”, se hubiera justificado plenamente el merecido homenaje.

Foto: ElDeber

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Botón volver arriba