ArtículosErnesto Machicao ArgiróInicio

ALCALDES, GOBERNADORES Y RECTORES VIOLARON LA CONSTITUCIÓN Y LA LEY EN COCHABAMBA

Ernesto Machicao Argiró

Los alcaldes, gobernadores y rectores de universidades públicas transgredieron el Código Penal cuando dictaron resoluciones contrarias a la Constitución y a la ley, en la reunión de hoy en Cochabamba. Así lo dictamina dicha norma:

«Artículo 153. (Resoluciones Contrarias a la Constitución y a las Leyes). La servidora, servidor, empleada o empleado público que dicte o emita resoluciones u órdenes arbitrarias y manifiestamente contrarias a disposiciones expresas y taxativas de la Constitución Política del Estado, Bloque de Constitucionalidad o de una Ley concreta, o ejecutare o hiciere ejecutar dichas resoluciones u órdenes, generando daño económico al Estado o afectando sus intereses, será sancionado con privación de libertad de cinco (5) a diez (10) años e inhabilitación.»

Desgraciadamente, en la reunión de la fecha, estas autoridades han subsumido sus acciones a este tipo penal de manera incontrastable.

Ocurre que ninguna de estas tres categorías de autoridades electas tiene la facultad para conocer y resolver asuntos de competencia nacional.

Los alcaldes solo tienen competencia para conocer y resolver asuntos de su municipio, así lo establece la Constitución en su art. 283:

«El gobierno autónomo municipal está constituido por un Concejo Municipal con facultad deliberativa, fiscalizadora y legislativa municipal en el ámbito de sus competencias; y un órgano ejecutivo, presidido por la Alcaldesa o el Alcalde.»

Los gobernadores solo tienen competencia para conocer y resolver asuntos de su departamento, así lo establece la Constitución en su art. 277:

«El gobierno autónomo departamental está constituido por una Asamblea Departamental, con facultad deliberativa, fiscalizadora y legislativa departamental en el ámbito de sus competencias y por un órgano ejecutivo.»

Los rectores solo tienen competencia para conocer y resolver asuntos de su respectiva universidad, así lo establece la Constitución en su art. 92-I:

«Las universidades públicas son autónomas e iguales en jerarquía. La autonomía consiste en la libre administración de sus recursos; el nombramiento de sus autoridades, su personal docente y administrativo; la elaboración y aprobación de sus estatutos, planes de estudio y presupuestos anuales; y la aceptación de legados y donaciones, así como la celebración de contratos, para realizar sus fines y sostener y perfeccionar sus institutos y facultades. Las universidades públicas podrán negociar empréstitos con garantía de sus bienes y recursos, previa aprobación legislativa.»

En resumen, ninguna de estas tres autoridades tiene la facultad constitucional ni legal para conocer y resolver asuntos relativos al censo, una atribución de naturaleza nacional, sin duda.

En todo caso, la fiscalización de la marcha del censo debió haber sido conocida y resuelta por la Asamblea Legislativa Plurinacional. Es el legislativo el que tiene esta competencia. Así lo establece la Constitución en su art. 158-I:

«(…) 17. Controlar y fiscalizar los órganos del Estado y las instituciones públicas.»

No cabe duda. Es el Órgano Legislativo el llamado a fiscalizar al ministerio de Planificación del Desarrollo, que tiene tuición sobre el INE, en relación a la realización del censo. Es la Asamblea Legislativa Plurinacional ( A.L.P. ) la que debería cuestionar sobre las razones técnicas para la postergación del censo del 2022 hasta el 2024.

Y si encontrara vestigios de ruptura a la ley, el legislativo debería remitir a procesos administrativos y a la justicia ordinaria para llevar adelante los procesos necesarios.

Pero, en todo caso, lo que debe quedar claro es que la reunión de la fecha en Cochabamba, estuvo plagada de violaciones a la Constitución y al art. 153 del Código Penal.

Los alcaldes, gobernadores y rectores no tenían ninguna competencia para conocer ni resolver sobre la realización del próximo censo. Eso fue absolutamente inconstitucional e ilegal.

El ministerio Público debe empezar a tomar declaraciones a todos los alcaldes, gobernadores y rectores, que asistieron a ese cónclave, por haber incurrido sus acciones en el tipo penal de resoluciones contrarias a la Constitución y a la ley.

Y el lunes venidero, la A.L.P. ( Asamblea Legislativa Plurinacional ) deberá tomar cartas sobre tema tan escabroso y de trascendental importancia para el país y la democracia, en su calidad de servidores públicos que sí tienen competencia para ello.

Santa Cruz de la Sierra, 28 de octubre de 2022

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba