ArtículosInicio

Por qué el terremoto en Turquía fue tan letal: «Un ‘doblete’ sin precedentes»

Los dos temblores consecutivos, su magnitud y su posición cercana a la superficie fueron la causa de la destrucción masiva. Las deficientes normas de construcción también hicieron su parte. Alerta ante las “cientos de miles de réplicas”

El experto del University College de Londres (UCL) explica por qué el sismo de este lunes fue tan letal

El sismólogo Stephen Hicks, del University College de Londres (UCL), dijo que el gran terremoto que ha sacudido Turquía cerca de la frontera con Siria es “una especie de peor escenario” debido a su magnitud y a su posición cercana a la superficie.

“Lo que tenemos bajo Turquía, en este caso es una especie de peor escenario de un terremoto muy grande de magnitud 7,8, pero también a poca profundidad, por lo que solo a unos 10 kilómetros bajo la superficie. Así que provoca sacudidas muy fuertes”, explicó el experto.

Esto explica que la serie de potentes terremotos que ha sacudido la zona fronteriza entre Turquía Siria fuera tan letal, dejando de momento 2.349 muertos y casi 11.000 heridos en los dos países, y ha derruido miles de edificios.

El especialista calificó el fenómeno de “sin precedentes” y dijo que hay que esperar “decenas de miles, si no cientos de miles, de réplicas”

“Podemos decir con seguridad que habrá decenas de miles, si no cientos de miles, de réplicas. Esperamos que la mayoría de ellas sean pequeñas y no causen daños, pero por desgracia sigue existiendo la posibilidad de que se produzcan fuertes réplica”, agregó.

Hicks explicó que en las últimas décadas la falla de Anatolia oriental ha sufrido menos terremotos que la falla de Anatolia septentrional, más cercana a Estambul, pero existen pruebas históricas de que aquí ya se han producido terremotos de gran magnitud.

El sismólogo agregó que, por desgracia, las deficientes normas de construcción hacen que Turquía sea más vulnerable a los grandes temblores que las naciones propensas a los terremotos con códigos más estrictos, como Japón.

“Creo que todavía habría algunos edificios que se derrumbarían, eso es común en la mayoría de los terremotos, pero creo que no habríamos tenido una devastación tan generalizada y el gran número de edificios derrumbados, como hemos visto en Turquía”, dijo.

Por su parte, Naci Gorur, experto en terremotos de la Academia de Ciencias de Turquía, instó a las autoridades locales a revisar inmediatamente las presas de la región en busca de grietas para evitar inundaciones potencialmente catastróficas.

Las autoridades cortaron el suministro de gas natural y electricidad en toda la región como medida de precaución, y también cerraron las escuelas durante dos semanas.

La desesperación de un hombre frente a un edificio derrumbado en Diyarbakir, (REUTERS/Sertac Kayar)

A su vez, David Rothery, experto en terremotos de la Open University británica, explicó: “La magnitud de las réplicas, que pueden prolongarse durante días aunque su energía disminuya en su mayor parte, conlleva el riesgo de que se derrumben estructuras ya debilitadas por los fenómenos anteriores”.

“Esto hace peligrosas las labores de búsqueda y rescate”, dijo.

Las bajas temperaturas y la nieve en la zona afectada, donde también hay territorios montañosos de difícil acceso, también complican las operaciones de rescate.

La destrucción en Besnia, cerca de la ciudad de Harim, en la provincia de Idlib controlada por los rebeldes. (Omar HAJ KADOUR / AFP)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró que unos 45 países han ofrecido ayuda después del devastador terremoto y las fuertes réplicas que aún continúan.

Turquía se encuentra en una de las zonas sísmicas más activas del mundo.

La región turca de Duzce sufrió un seísmo de magnitud 7,4 en 1999, en el que murieron más de 17.000 personas, entre ellas unas 1.000 en Estambul.

Los expertos llevan tiempo advirtiendo de que un seísmo de gran magnitud podría devastar Estambul, una megalópolis de 16 millones de habitantes repleta de casas desvencijadas.

El último temblor de magnitud 7,8 sacudió Turquía en 1939, cuando murieron 33.000 personas en la provincia oriental de Erzincan.

(Con información de AFP y EFE)

Fuente: infobae.com
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba